Hace unos meses tenía una deuda pendiente con un amigo, y esto creo que lo he comentado antes, pero el peligro de tener deudas con tus amigos fumadores es que muchas veces no te pagan en dinero sino en cigarros, y aunque no es algo que uno se pueda quejar per se pues en la mayoría de las veces los cigarros que te dan son buenos, pues otras veces algunos muy aprovechados te regalan un mazo de cigarros baratos que sabes que no le costaron lo que te debían. En otros casos, como el que trajo este cigarro, le di una lista a un amigo a fin que me trajera el equivalente al dinero que me debía en cigarros, pero él decidió comprar todos los que estaban en la lista y luego le quedé debiendo yo a él.

CLE - Chele 01

Como este amigo es fanático de los capa Connecticut y le dije que no había probado alguno de la marca CLE (en ese momento), decidió que este me iba a gustar. En lo particular los Connecticut no son mis preferidos, pero en más de una ocasión he sido gratamente sorprendido por los cigarros relativamente suaves de esta capa. El cigarro viene envuelto en un papel de seda que dice CHELE bastante grande, pero ese envoltorio solamente llega hasta la anilla, pero igual se lo dejé hasta que decidí darle fuego. La capa carece de venas y tiene muy pocas imperfecciones, pero como buen Connecticut tampoco impresiona con sus aromas en frío, que apenas incluyen paja, establo y madera. Luego de picarlo la calada en frío me muestra aromas de canela, jengibre y durazno.

CLE - Chele 02

Las primeras caladas del Chele son de humo denso y abundante, un suave toque de pimienta es el primer sabor que se siente, pero esa pimienta no dura mucho y es seguida por durazno, madera y jengibre, dándole un buen equilibrio al cigarro y haciéndolo bastante sabroso, incluso para ser un Connecticut. Luego de una corta investigación descubrí que junto con el lanzamiento del Chele vino uno llamado Prieto. Chele es jerga para una persona rubia y Prieto para uno moreno, por lo que obviamente el Prieto no es Connecticut.

CLE - Chele 03

Durante el resto del primer tercio el Chele presenta sabores de canela y galletas, mientras que el resto de los sabores anteriores se mantienen en menor escala, con excepción de la pimienta que solamente estuvo presente en ese primer toque recién encendido. Sin embargo, sí llama la atención que el cigarro quema bastante rápido, contando con apenas 10 minutos para superar el primer tercio. La línea de quemado no es tan recta como quisiera, pero quizá eso sea por lo rápido que está quemando.

CLE - Chele 04

Durante el segundo tercio los sabores del primero parecen haber desaparecido, apenas manteniendo un toque de jengibre y más madera pero incluyendo esta vez algo de pan recién horneado. Hacia la mitad del segundo tercio se siente un toque amargo en el cigarro que me hace dejarlo a un lado durante un rato, primero porque se sigue quemando rápido, pero también porque temo que el sabor amargo sea producto de una fumada intensa y dejarlo descansar suena como lo más sensato.

CLE - Chele 05

En el último tercio el Chele parece perder el equilibrio que tan bien mantenía hasta el momento, con una muestra más obvia de ese sabor amargo que me hizo fumarlo más lento cada vez, pero con la misma abundancia y densidad del humo que hace que sea tan fácil de disfrutar. El pan y la pimienta ya desaparecen por completo y me distraigo un poco mientras tomo mis notas. Por mucho que parezca, la anilla es una sola y no dos, pero igual salen sin mayor dificultad.
CLE - Chele 06

Llegando a la mitad del último tercio el Chele desarrolla como una segunda vida y se aprecian sabores de pimienta, madera y el cigarro se siente cremoso, con ese humo muy sabroso y denso. La pimienta se desvanece hacia el final y finalmente dejo el cigarro cuando comienzo a quemarme los dedos. El Chele es un Connecticut bastante balanceado, suave y sedoso que funciona muy bien como un primer cigarro del día, sea en la tarde o en la mañana, si eres de esos que puede fumar con el café mañanero (yo no puedo). Si se trata de un maridaje, más allá de un café, creo que sería el cigarro ideal para fumar con una copa de vino. Pero sin duda mi amigo tenía razón y sigo siendo impresionado por los Connecticut y poco a poco me vuelvo fan de ellos también.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s