La familia Eiroa ha pasado por todo el mundo, desde España a Cuba a Honduras y con algo en Estados Unidos también. Actualmente se encuentra en su tercera generación dedicada al arte del tabaco y llevando sus marcas y su nombre a nuevos niveles de calidad. Actualmente tiene 3 marcas distintas: Salud, Amor y Pesetas, Asylum 13 y la que lleva su nombre (o al menos sus iniciales): CLE. Esta marca fue lanzada en 2012 y ya tiene 7 líneas distintas de productos, entre los que ya he reseñado el Azabache y el Chele. Hoy me dispongo a probar el Corojo, que fue uno de los productos lanzados originalmente en 2012.

El cigarro fue un obsequio de la gente de Gentleman Brothers, quienes tienen una distribución de sus productos para Venezuela, entre otros. En cuanto al cigarro, aunque viene en un envoltorio de papel que cubre casi la totalidad del cigarro, se lo dejé mientras pasaba un tiempo reglamentario en el humidor, que realmente no superó los 10 días. Luego de quitárselo me impresionó la oleosidad de la capa, pues normalmente los cigarros que se transportan descubiertos no suelen mantenerla a menos que estén muy bien conservados, lo cual habla muy bien de Gentleman Brothers. También se notan algunas venas y una cierta propiedad corrugada sobre la capa, pero con aromas muy llamativos a café y caramelo, los cuales también se encuentran en el pie, mientras que la calada en frío, a la que llego después de hacerle un corte en V, se sienten notas de galletas y té.

Justamente hoy estaba viendo una publicación en Instagram de Mike Denys, quien es el gerente regional de ventas de C.L.E., quien retaba a todos a nombrar un solo cigarro que tenga mejor tiro que los que representa. La verdad me cuesta contradecirlo, no porque tenga el mejor tiro que existe, pero en realidad tiene un tiro muy bueno y no sabría identificar uno mejor ahora mismo, y con ese tiro aparecen sabores muy densos y llamativos que incluyen cuero, almendras, pimienta y caramelo. El cigarro es un puro hondureño y, como tal, el componente de pimienta no es tan fuerte como en los nicaragüenses, por ejemplo. En el retrogusto se aprecia madera y un toque suave de pan, con una intensidad entre suave y media, quizá gracias a esa ausencia relevante de pimienta.

En el segundo tercio hay una transición interesante hacia el café, que sustituye el sabor de almendras y empuja el sabor de cuero hacia un nivel muy secundario. También aparecen toques de madera y maple, con un retrogusto que combina una nota extremadamente suave de pimienta, que si bien es así de sutil, no es inexistente y sí da una cierta nota en la nariz. Le acompañan notas de canela hacia el final del tercio, mientras que el tiro sigue siendo impecable y el anillo de combustión no tanto, aunque afortunadamente se corrige solo.

En el último tercio los sabores son muy similares a los del segundo, aunque la nota de pimienta se hace más fuerte, regresa el sabor de almendras y ese sabor de madera parece fundirse con el de maple, haciendo que el sabor de madera sea más dulce y tenga esa nota de maple en el retrogusto. El café se siente exclusivamente en el retrogusto durante este último tramo, por lo que los sabores, efectivamente, son parecidos a los del tercio anterior pero en distintos lugares, aparentemente. El tiro fue tan bueno como Denys lo menciona y el anillo de combustión rara vez se desvió. En cuanto a intensidad, fue a partir de la mitad donde dio el pasó hacia media y de ahí no pasó. Al cabo de una hora y 35 minutos, este C.L.E. llegó a su fin.

En lo personal, siempre recomendaré combinar un cigarro de capa Connecticut con una buena cerveza estilo IPA o incluso más fuerte. Pero en el caso de este Corojo, creo que la combinación con cerveza sería ideal, particularmente porque tiene sabores más densos que los de un Connecticut, pero también porque la nota tan suave de pimienta puede lograr que no opaque la cerveza y eso no es algo fácil de lograr. Tampoco dudaba que una marca de la trayectoria de C.L.E. y con un puro hondureño fuese menos que una gran fumada, y en muchos aspectos lo es. Sin embargo, si no eres fanático de los cigarros suaves o con poca pimienta, es posible que este cigarro defraude, pero eso aplicaría a casi todos los de la marca, que tienden a ser menos intensos en ese departamento. No obstante, es cuestión de gustos y, en lo particular, no es una necesidad para mí, por lo que este no deja de ser un gran cigarro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s