Buffalo cigars es una marca que siempre tendrá un lugar especial para mí, no solo porque he conocido al dueño y me parece un tipo genial, sino también porque conversando tuvimos la apertura y la confianza para decirle que iba a ser lo más sincero que sabía ser cuando fumara sus cigarros, sin dejar que esta confianza y este compañerismo opacara la descripción del cigarro. Son pocos los que tienen una confianza tan grande en su producto pero Gumercindo me dio permiso de hacer y deshacer el cigarro, sabiendo que de toda experiencia siempre se sacan aspectos positivos para mejorar algo.

Buffalo - Box Press 01

 

El Box Press, además de ser el formato del cigarro también es el nombre que Buffalo Cigars decidió darle a la vitola, pues en verdad no parece tanto un “gordo” aunque su forma sea de 152 mm y cepo 60, lo que constituye un gordo. Sin embargo sí queda claro que se trata de un cigarro grande e imponente. La capa mexicana San Andrés maduro del Box Press se nota con bastantes imperfecciones, incluso medio separada en algunos puntos, pero con 6 meses en mi humidor este cigarro se siente muy bien entre los dedos. Su capa tiene aromas interesantes a chocolate, pasas y un toque lejano de café. La tripa permite apreciar aromas de chocolate y melaza, mientras que la calada en frío se aprecia café como principal y toques suaves de pimienta y cuero.

Buffalo - Box Press 02

 

Finalmente le doy fuego al Box Press y el humo es abundante y cremoso, de esos que si no fuese por la brisa se quedarían pegados en la cara y al paladar. En realidad es el tercer ejemplar que pruebo, por lo que esta reseña, aunque de este cigarro en particular, también toma elementos comparativos de las otras veces que lo he probado. Comienza con un sabor suave pero constante de pimienta, suficiente para permitir realizar pruebas en el retrogusto constantemente; se aprecia también al cabo de unas 4 o 5 caladas un sabor de chocolate amargo muy rico y aproximadamente al mismo tiempo de su aparición un fruto seco en el retrogusto que, en las otras dos probadas califiqué como una nuez genérica pero en este me permite identificarlo como avellanas.

Buffalo - Box Press 03

 

Hacia el final del primer tercio y comenzando el segundo, las avellanas pasan de estar exclusivamente en el retrogusto a sentirse más como avellanas tostadas en el paladar y con la aparición de un sabor tenue a cuero más o menos en la frontera entre ambos tercios. El chocolate amargo como tal no continúa en esta frontera, pero en las otras muestras ha estado durante toda la fumada.

Buffalo - Box Press 04

 

Más adentrado en el segundo tercio y casi llegando a la mitad, el sabor de chocolate regresa. Quizá nunca se fue, pero esa desaparición aparente posiblemente fue más por la intensificación del sabor de avellanas tostadas que lo pudo haber opacado. Sin embargo en otros cigarros de otras marcas que he probado, he podido identificar cuando existen ambos sabores al mismo tiempo. Pero afortunadamente el chocolate se mantiene un poco más intenso en este punto y puedo apreciar también avellanas. También se siente pimienta, en toques relativamente suaves y lo suficiente para atreverme constantemente a probar el retrogusto.

Buffalo - Box Press 05

 

Aproximándome al último tercio del Box Press, el sabor a melaza es uno de los más destacados, pero también el cigarro se hace mucho más rico y sabroso, sin demostrar el más mínimo intento de desvanecerse, puedo apreciar también un aumento en la cremosidad del cigarro y en total los sabores son de melaza, pimienta, pasas, crema y chocolate, en ese orden. El cigarro en general ha tenido un tiro perfecto, humo abundante durante toda la fumada y a partir de la mitad comienza a quemar mucho más lento, contando 70 minutos desde el encendido hasta el momento de la imagen.

Buffalo - Box Press 06

 

Aproximadamente a la mitad del último tercio el Box Press todavía me da bastante de qué hablar, aunque la cremosidad, las pasas y la melaza han desaparecido, pero mantiene sabores fuertes y ricos de pimienta y chocolate que lo acompañan hasta el final, el cual llega superando una hora y 45 minutos de fumada, pero muy disfrutada. Como cigarro el Box Press tiene muy poco que envidiarle a muchos cigarros dominicanos que han logrado salir de la isla y cotizarse en Estados Unidos, que muchas veces es su mercado objetivo. Pero además podría colocarlo por encima de muchas marcas que sí han llegado al ‘imperio’ y que no han logrado impresionarme a mí ni a ese mercado. Buffalo Cigars, aunque seguramente tiene algunos temas que corregir y perfeccionar, sin duda va por el camino correcto.

Dossier-2.indd

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s