Pues no iba a quedarme atrás con las fumadas de habanos, especialmente ahora que gracias a mi hermana conseguí un simpático sampler de robustos. Aunque sí confieso que Cohiba no es mi marca preferida de las cubanas, quizá porque casi todo lo que he fumado de ellos me ha resultado parecido. Pero eso no iba a evitar que disfrutara de este ejemplar, también porque realmente necesitaba probarlo y comprobar si realmente vale lo que cuesta (lo he visto hasta en 24 euros), aunque confieso que vengo predispuesto pensando que no, por lo que la fumada realmente pasó de una evaluación a una justificación.

Cohiba - Robusto 01

Visualmente no empezamos muy bien, pues el Robusto tiene una capa bastante áspera e irregular. Si bien es cierto que el mismo cigarro puede ser hecho en Cuba por distintas fábricas, esto no es un punto a favor, pues cada fábrica tiene un control de calidad que puede ser más o menos estricto y como consumidor uno queda expuesto a que te quieran vender gato por liebre sin poder rechistar. El Robusto fue lanzado en 1989 y desde entonces se ha convertido en un clásico de la línea. Los aromas de la capa son de madera y tierra, mientras que en el pie se aprecia cuero y madera. Una vez picado, la calada en frío presenta madera y tierra, por lo que ya de entrada parece bastante ‘normal’ para ser un habano y con aromas muy regulares. El tiro se siente bastante suelto antes de encenderlo, por lo que espero no tener mayores problemas.

Cohiba - Robusto 02

Pero en realidad sí los tengo, principalmente porque le cuesta encender de manera uniforme y la línea de quemado se vuelve irregular desde el inicio, incluso con una encendida uniforme, al cabo del primer minuto ya había una parte de la quemada que estaba como 1,5 centímetros más profunda que el resto. El tiro se siente bastante suelto, pero la cantidad de humo que expulso no se equipara con lo suelto que se siente. Este tema me llama especialmente la atención porque después de fumarlo y anotar mis impresiones revisé un par de reseñas y algunas decían que el tiro era muy apretado, otras que el tiro era muy suelto, algunas ni siquiera tenían problemas con el tiro y realmente me molesta cuando un producto es tan irregular. Sin embargo, lo sabores comienzan muy bien de inmediato, pudiendo identificar pimienta de entrada, madera y cuero.

Cohiba - Robusto 03

Realmente el cigarro es el prototipo de habano en una fumada, con todos los sabores que suelen caracterizarlo, aunque sin presentar mayores sorpresas tampoco. Durante el primer tercio el retrogusto incluyó aromas de tierra mientras que la pimienta se sintió en diversos matices durante el segmento. Hacia el final del primer tercio la pimienta se sintió más suave y luego presentó sabores salados, sobre todo en los labios y la aparición de chocolate hacia inicios del segundo tercio. El humo siguió escaso durante el primer tercio y entrando en el segundo, aunque luego de un momento pareciera que se superó ese ‘bache’ y el cigarro comenzó con una producción de humo más normal.

Cohiba - Robusto 04

La línea de quemado también parece ser más consistente en el segundo tercio y en casi todos los aspectos el cigarro mejora considerablemente; la ceniza mantiene una durabilidad muy reducida y se cae sola constantemente, pero también presenta toques más dulces en este punto, con toques de frutos secos y nueces, e incluso algo de cereza y cítricos. Ese sabor salado se mantiene en el segundo tercio también, dándole un aspecto diferente a los sabores, incluso me atrevería a decir ‘nuevo’, lo cual es algo relativamente inesperado de un cigarro que teóricamente tiene 30 años sin cambiar la liga, por lo que sin duda diría que ha evolucionado.

Cohiba - Robusto 05

Superando la mitad del cigarro el Robusto de Cohiba sin duda es un cigarro diferente al que era al inicio y lo estoy disfrutando bastante; los sabores de madera, cuero, tierra y frutas están absolutamente presentes en el cigarro y en cada calada de humo denso se siente como intercambian protagonismo. Incluso hay un sabor a chocolate que no dura mucho, pero hace que su presencia sea notada. El cigarro tiende a calentarse bastante, haciendo que sostenerlo en los dedos sea un reto después de una calada, por lo que lo dejo descansar en el cenicero durante un rato después.

Cohiba - Robusto 06

El humo en el último tercio es muy denso y hasta casi palpable, con toques muy sutiles de cereza, cítrico y chocolate, combinadas perfectamente con los sabores principales a madera y cuero, todo complejo y hasta profundo. Pero también se estaba calentando muchísimo y cada calada se volvía un reto, incluso porque la línea de quemado comenzó a variar también en el último tercio, por lo que en ocasiones estaba disfrutando una fumada normal y luego me estabas quemando por un lugar que no veía donde la línea se fue hasta la perilla rápidamente… y eso sería algo relativamente normal o esperado en un cigarro de $4 o $5, pero en un cigarro cuyo costo promedio es de $16 me parece imperdonable, además cuando tenemos en consideración la chapuza que fue el primer tercio del cigarro. En general esa ha sido una discusión que he tenido con muchos puristas de habanos, quienes defienden a capa y espada su sabor único, y yo realmente no puedo refutarles ese hecho porque de verdad que los habanos tienen un sabor muy diferente; uniforme entre ellos, pero nada que ver con los centroamericanos. Pero la construcción y consistencia del habano es algo muy difícil de lograr y ante la gran diferencia de costos, a mí me parece que también es otra razón por la que no podemos compararlos con los centroamericanos.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s