Este es un cigarro que prácticamente todos han fumado, aunque yo como que no fui a esa clase, pues es la primera vez que doy con él, y ni siquiera lo compré sino que me lo regaló un amigo. La verdad es que hace unos años llegué a fumar el La Aroma de Cuba básico y creo que en esa época fumaba muchos cigarros de My Father, por lo que puede que me haya saturado un poco y fumé muy poco de ellos a partir de ese momento. Pero últimamente he estado probando de nuevo, así que caí en cuenta de este cigarro, que tiene casi 8 meses en mi humidor.

La Aroma de Cuba - Mi Amor 01

La apariencia del Mi Amor es bastante imponente, siendo un belicoso box pressed, con una capa poco oleosa pero llena de venas de todo tamaño. Pero el cigarro se ve torcido casi a la perfección. Los aromas de la capa incluyen chocolate, madera y cerezas, aunque este último se siente más en el pie. Una vez picado la calada en frío presenta bastante chocolate, tierra y algo de dulce. Es uno de esos cigarros que si sabe como huele me espera una placentera fumada.

La Aroma de Cuba - Mi Amor 02

El Mi Amor enciende rápidamente y con un tiro muy bueno, que produce humo abundante y denso. No sorprende que las primeras caladas sean de puro chocolate, aunque también tiene el golpe de pimienta tan típico de la marca y le siguen sabores más suaves de madera. Entre los aromas en frío, ni el dulce ni la cereza se sienten, al menos no al principio. La línea de quemado está a la perfección y la intensidad se coloca en media, sobre todo una vez que superas ese golpe de pimienta tan típico de My Father.

La Aroma de Cuba - Mi Amor 03

Estos sabores se mantienen en mayor o menor escala durante el primer tercio, con algunas instancias bastante cremosas y el sabor a chocolate mostrando matices distintos que pasan desde el chocolate con leche hasta el chocolate amargo 75% cacao. Estos matices también se sienten por la aparición del sabor dulce que finalmente se presenta a mitad del primer tercio. A punto de llegar al segundo tercio y se sienten sabores de tierra mojada mucho más resaltantes de lo que pudieron ser anteriormente y más rico en varios sentidos.

La Aroma de Cuba - Mi Amor 04

En el segundo tercio el sabor dulce, que hasta el momento solamente había afectado al sabor de chocolate, se funde un poco con un sabor a cerezas que finalmente se presenta e incluso uno de caramelo que no se había sentido hasta el momento. En verdad el Mi Amor es un muy buen ejemplo de la calidad de My Father en su fabricación, aunque temo que si no fuera por esa fábrica este producto simplemente no existiría, por lo que lo veo más como otro producto My Father que como un cigarro per se que solamente es fabricado por la familia García.

La Aroma de Cuba - Mi Amor 05

Habiendo superado la mitad del Mi Amor aparece un sabor a café que lo vuelve una vez más un típico producto My Father y un gran ejemplo de la fabricación y calidad de Nicaragua, aunque no todas sus hojas sean de ese país. A partir de este punto el cigarro pareciera dejar de mostrar nuevos sabores y dedicarse a matizar y dar mejor calidad a los sabores existentes. En este movimiento no se siente como si alguno de los sabores tomara protagonismo, sino que todos tienen la misma importancia, aunque quizá la pimienta es el que más se haga notar. Este uniformidad de sabores no dura mucho y cuando comienzo el último tercio se siente como el caramelo, el chocolate y la crema se colocan en la mayor intensidad, seguidos muy de cerca por la pimienta y la madera, mientras que la línea de quemado se mantiene perfecta y el tiro sin problemas y además, el cigarro comienza a quemar bastante lento.

La Aroma de Cuba - Mi Amor 06

En el último tercio la intensidad del cigarro se coloca completamente en fuerte con un gran componente de nicotina, pero dados todos los sabores adicionales, casi no se siente hasta que decido dejar el cigarro, lo cual sucede unos 80 minutos después de encenderlo. Realmente este cigarro es uno de esos que me hacen querer volver a fumar seguidamente los 6×60, aunque estoy casi seguro que en un formato mayor no tendría la misma intensidad ni calidad, así que solo quedará tener más de ellos y a esta intensidad está perfecto. Por otro lado, si bien tiene sentido alejarse un momento de una marca, tiene más sentido no fumar la misma marca muy seguido, a fin de no tener que alejarse demasiado de ninguna sino mantener un equilibrio. Este es un cigarro que seguramente seguiré comprando, pues más allá de sus sabores, intensidades y calidad, se sintió consistente, y a un gran precio.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s