Este es un cigarro que tengo desde hace tiempo por accidente. Aunque lo recibí como parte del paquete de Cigar of the Month correspondiente a diciembre de 2017, en medio de mi ignorancia pensaba que era el mismo Blind Man’s Bluff, pero como no me había gustado del todo, nunca lo fumé y lo tenía en el fondo del humidor. Fue hace un par de meses que decidí encenderlo y me di cuenta que no era el mismo, sino que tenía una capa Connecticut, así que lo coloqué en la lista de próxima fumada para poderle hacer una cata real, especialmente porque en el último año le he agarrado bastante el gusto a los capa Connecticut. En realidad se trata de la misma liga, pero con capa distinta.

Caldwell - Blind Mans Bluff Connecticut 01

Aunque la anilla es muy parecida, en esta versión es más mate que la original y en un solo color, mientras que la original parecía tener mayor profundidad. La capa es ligeramente áspera, pero muy homogénea, con algunos puntos suaves y esponjosos que me dan un poco de nervios para encenderlo. La capa tiene aromas de cuero suave, paja y granos. Una vez picado la calada se siente más compleja, con aromas de vainilla, paja y una nota entre herbácea y frutal. Como es vitola corona, se siente muy delgado, pero eso solo hace que encienda mucho más rápido y, por pura suerte de mi día, terminó siendo el único cigarro que me fumé, cuando lo usual es que si me fumo un Connecticut quiere decir que me fumaré otro cigarro.

Caldwell - Blind Mans Bluff Connecticut 02

El recibimiento al cigarro es un toque suave de pimienta dulce, con madera cremosa, frutos secos, paja y toques de vainilla, con algo de pimienta en el retrogusto, pero sin exagerar. La línea de quemado es bastante recta y la ceniza parece sostenerse bien, además que es bastante blanca.

Caldwell - Blind Mans Bluff Connecticut 03

En el primer tercio también se siente que la pimienta va creciendo en intensidad, aunque el cigarro se siente bastante suave igual, manteniendo el sabor cremoso de madera, frutal, paja y vainilla. Se siente como todo un Connecticut, por lo que me apoyo más en mi teoría sobre la influencia de la capa en el sabor e intensidad del cigarro, pues tan solo el cambio de capa pareciera tener una gran influencia sobre el perfil del cigarro.

Caldwell - Blind Mans Bluff Connecticut 04

En el segundo tercio la intensidad no varía mucho, pero aparecen sabores de canela y un ‘endulzamiento’ mayor con respecto al sabor de pimienta dulce del tercio anterior. La pimienta en sí se siente más suave y aparece un sabor a frutos secos que casi se define como avellanas, pero sin mayor intensidad no lo podría definir. La línea de quemado se mantiene casi perfecta y cualquier desperfecto se corrige solo, mientras que el humo sigue siendo abundante y denso, mientras que los sabores mantienen su combinación agradable, haciendo del cigarro algo suave y muy fácil de disfrutar.

Caldwell - Blind Mans Bluff Connecticut 05

A partir de la mitad y entrando hacia el último tercio, los sabores son liderados por la madera cremosa y el fruto seco que está entre nueces y avellanas. También se comienza a sentir un sabor como mezcla entre trigo y pan, que se define mejor como pan crudo, aunque esta es muy tenue y apenas se siente de fondo, y un poquito por encima de este sabor se sienten los sabores de vainilla y pimienta. La ceniza no se mantiene mucho rato sobre el cigarro, aunque esto responde más a la vitola que la calidad, porque la ceniza es blanca y en muchos casos es más un tema preventivo por lo que la suelto.

Caldwell - Blind Mans Bluff Connecticut 06

Hacia el final el Blind Man’s Bluff Connecticut sigue siendo suave y con varios sabores que invitan a seguir fumándolo. Esta experiencia de verdad me acerca mucho más a apreciar los cigarros de capa Connecticut, aunque no es tanto que los he evitado en el pasado, sino que no es un cigarro que me llame tanto la atención adquirirlo como un madurado o un capa habano. De hecho, creo que casi todos los que tengo han llegado como parte de paquetes, con excepción del Rose of Sharon, que llegó originalmente como un paquete y luego lo compré porque me gustó. Afortunadamente el Blind Man’s Bluff Connecticut no tuvo problemas de quemado, sino que tuvo sabores ricos y a veces complejos, que hacen de él una sugerencia si estás igual que yo, tomándole el gusto a los Connecticut o si no tienes gran experiencia y quieres probar algunos cigarros suaves pero con complejidad.

Dossier-2.indd

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s