Trinitas es el tercer producto de Providencia Cigars, una empresa bastante pequeña que produce (hasta el momento) 3 cigarros distintos y que ya he podido probar los dos anteriores: El Padre y El Santo, ambos gracias al paquete mensual de Cigar Federation. Como mencioné, Trinitas es el más nuevo de sus productos y, según ellos, el más intenso. Ofrecido en una sola vitola doble perfecto box pressed, utiliza capa San Andrés mexicana, capote nicaragüense y tripa de Nicaragua y Honduras, con la utilización de tres tipos de hojas de ligero. La producción estuvo limitada a 4700 cigarros.

Providencia - Trinitas 01

Es un cigarro bastante llamativo y largo, más de lo que esperaba antes de encenderlo. Lo primero que me impresiona es lo suave y sutil que parece la capa, sobre todo porque estoy acostumbrado a que las capas de San Andrés sean más ásperas y oscuras. En términos de aromas tampoco abundan, permitiendo apreciar algo de cuero, nueces y frambuesa sintética. En el pie se siente muy dulce, recordándome a un cigarro saborizado (que no lo es) y luego de picarlo con doble hojilla siento aromas de frutas, tierra y una sensación suave de café sintético que me recuerda a los caramelos de café que comía de niño.

Providencia - Trinitas 02

Tuve la maravillosa suerte que justo cuando le estaba dando fuego mi encendedor decidió que ya no le quedaba más gas y nada de lo que hacía con él podía llevarlo a usar el último suspiro de gases, por lo que con el cigarro medio prendido tuve que subir a buscar otro encendedor, lo cual me tomó menos de un minuto pero el cigarro parece haberse agarrado de eso para no encender bien y desde el principio tuvo la línea de quemado diagonal. El tiro es bastante bueno, aunque durante la fumada tuvo la tendencia a cerrarse y debía volverlo a picar para que el humo fluyera constantemente. En cuanto a sabores tiene tierra, un poco de madera, bastante café y una sensación dulce. Afortunadamente el sabor a café no es el artificial que sentí en el pie, sino café de verdad. También hay una sensación cremosa de vainilla y hacia el final del primer tercio siendo un toque de pimienta, pero sin duda este no es parte de los sabores iniciales.

Providencia - Trinitas 03

Siempre que el tiro se mantenga fluido la producción de humo es abundante y rica, pero a veces falla y apenas sale un hilo de humo. En el segundo tercio tiene un toque ácido que por un momento pensé que se trataba de tabaco mal fermentado, pero afortunadamente no se le siente amoniaco, así que es simplemente un sabor ácido y ahora combinado con un sabor salado. Esta combinación no dura mucho y hacia la mitad del cigarro desaparece, sustituida por sabores de pan que me recuerdan al pan dulce.

Providencia - Trinitas 04

En la mitad también se siente un sabor en el retrogusto bastante singular que me recuerda a papas fritas de bolsa y un toque picante más como de chile picante. La quemada sigue siendo diagonal, pero el cigarro afortunadamente se hace cremoso, lo cual contrarresta esos sabores ácidos que sentí hace poco. El Trinitas llegó en su momento con un brochure que normalmente tiro a la basura porque contiene la misma información que puedo conseguir en línea, pero por alguna razón esta vez no lo tiré y justo ayer estaba haciendo limpieza y me encontré el papel que luego tiré a la basura porque realmente la información no era de interés, a menos que tuviera una tienda o algo.

Providencia - Trinitas 05

Aunque en el paladar a partir de la mitad la variedad se sabores es mínima, permitiendo solamente apreciar tierra, crema y un sabor como de tortilla mexicana, pero más como el estilo de los Doritos sin polvo saborizante que una tortilla casera. Incluso, ese sabor ácido y salado aparece y desaparece, pero cada vez se siente menos. Es en el retrogusto donde el Trinitas se siente mucho mejor, incluyendo ese sabor de frambuesa sintética que, aunque no es un sabor del todo agradable, al menos es diferente. El cigarro también se hace más fuerte en este punto, habiendo sido de intensidad media hasta la mitad y llegando a media-fuerte a partir de ahí. La quemada sigue siendo tan diagonal como desde el principio y el tiro es variable.

Providencia - Trinitas 06

Afortunadamente el cigarro no precisa ningún retoque, aunque tuve que hacerle varios durante la fumada para evitar que quemara disparejo… o al menos para hacerlo lo más parejo posible aunque el cigarro seguía quemando incorrectamente. Pero habiéndolo fumado durante casi hora y media debo decir que estaba un poco intimidado con eso de que es Triple Ligero, pues el Doble Ligero de La Flor Dominicana ya me golpea cada vez que lo fumo, pero este no estuvo a ese nivel de intensidad, alcanzando apenas una intensidad media fuerte durante un momento. Con todo y sus sabores relativamente raros, el Trinitas es un cigarro que disfruté y no fue tan fuerte como esperaba. En ocasiones tiene aromas de cigarro saborizado, pero no lo es. En efecto, es un cigarro bastante bueno, aunque muy desconocido, sobre todo si tenemos en cuenta que es una producción muy limitada de una marca que casi nadie conoce.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s