Una de las marcas más variadas que conozco, en el sentido que así como sacan unos productos buenos, sorprendentes a un precio impresionante, también hacen unos cigarros horribles que, afortunadamente, tienen precios bajos también. En el caso de este cigarro tampoco se quedan atrás en excentricidades, comenzando con que el cigarro recibe su nombre por la parte del cerebro que maneja las funciones involuntarias como la respiración, estornudos, vómitos, entre otros. El cigarro contiene una liga muy similar a la del 13 Corojo, pero con parte más superiores de la planta de tabaco, lo que le confiere un perfil distinto. Pero más interesante que eso es que esa parte del cerebro se llama Médula Oblonga en español y el cigarro solamente se vende en cajas de 50 unidades; 25 esos cigarros son redondos, llamadas Medulla y los otros son box pressed y se llaman Oblongata.

Asylum - Medulla 01

 

Los cigarros son fabricados en El Aladino, que pertenece a Christian Eiroa, en Danli, Honduras. Una vez le quité el envoltorio de papel en el que viene me recibió una capa de distintos colores, como si estuviera barnizada de un tono marrón oscuro sobre una capa bastante firme. La capa tiene aromas de paja, maní, madera y café, mientra que la calada en frío presenta tierra, madera y establo, con una sensación dulce en los labios. Siendo un robusto el cigarro se siente pequeño y, hasta cierto punto, suave, pero será cuando me toque encenderlo que lo sabré mejor.

Asylum - Medulla 02

 

Desde el principio del Medulla, los sabores son una combinación de tierra mojada con maní como dominantes, mientras que se sienten notas más suaves de madera, cuero, paja, regaliz y chocolate de fondo. En la lengua se sienten toques muy obvios de pimienta, aunque son más como que pica, y no tanto que sabe. Justo me estaba acordando que cuando hice la cata de rones Dubar en República Dominicana, quien nos daba la cata insistía que la pimienta es solamente una sensación y que no tiene sabor como tal. Yo dije que la pimienta tiene sabor, no solo una sensación picante. Sin duda hay chiles picantes en donde la sensación calórica es mayor a la del sabor, pero no dejan de tener un sabor también. La pimienta se siente bastante más en la nariz, y al menos en eso estuvimos de acuerdo. Esa sensación picante desaparece a mediados del primer tercio, mientras que el humo, tiro y línea de quemado son bastante buenos.

Asylum - Medulla 03

 

Sin embargo, para cuando comienza el segundo tercio la intensidad se coloca en media, habiendo sido relativamente suave en el primero. También se siente un sabor tipo galletas dulces en este tercio, que no estaba presente en el anterior. La pimienta sigue siendo un sabor con cierta presencia, aunque se siente mucho más en el retrogusto. Los sabores dominantes siguen siendo esa combinación de tierra con maní y le sigue un sabor a café, que no estaba antes, junto con pan, paja y madera. La producción de humo aumentó junto con la intensidad y el tiro sigue siendo perfecto, aunque sí tengo una sensación en los labios como si el cigarro se tratara de un Toscano. Me refiero solo a la sensación, en donde la cabeza del cigarro parece achatarse y concentrar los sabores en cada calada, aunque todavía no me decido si esto es algo bueno o no.

Asylum - Medulla 04

 

Hacia la mitad del cigarro los sabores de pimienta en el retrogusto parecen haber desaparecido casi por completo y con esta pérdida la intensidad del cigarro se siente un poco más suave que media. Los sabores que describí anteriormente también se sienten un poco afectados, pues era la sensación y sabor de pimienta lo que les daba la aparente densidad y sabores. Otro tema que a veces me llega a disgustar de los cigarros de capa madura es que muchas veces aparentan ser más fuertes de lo que llegan a ser; así como las capas claras suelen hacerte pensar en un cigarro suave, las capas oscuras te hacen pensar en cigarros fuertes, lo cual no siempre es el caso y me ha ocurrido con varios, incluyendo este.

Asylum - Medulla 05

 

Ciertamente para fotografías está mucho mejor, pero aunque hoy usé el teléfono, muchas veces uso una cámara “buena” para hacer las fotos de tabaco. A partir del último tercio es el sabor de maní el que toma el protagonismo y la tierra pasa a prácticamente un tercer plano, por debajo de sabores como dulce, cuero y chocolate. La pimienta sigue presente en el retrogusto, habiendo regresado pero no con suficiente fuerza como para potenciar los sabores. La línea de quemado comienza a variar un poco, pero no ha sido nada preocupante hasta el momento, por lo que no creo que vaya a variar.

Asylum - Medulla 06

 

En los últimos toques del cigarro la intensidad llega hasta media, pero para cuando eso sucede ya la fumada es casi imposible y me atrevería a decir que ese aumento en la intensidad es a fuerza de nicotina únicamente. Viendo un poco más sobre el Medulla, me gusta como la marca dividió las presentaciones entre Medulla y Oblongata, pero esto lamentablemente te obliga a comprar 50 cigarros si quieres comprar la caja, y eso es obviamente más caro que 25 cigarros que no son necesariamente tan buenos como para comprar tantos. En términos generales del cigarro, aunque el tabaco hondureño me gusta, no me parece mejor que el dominicano o el nicaragüense. Aunque sus sabores tienden a ser más relacionados a la tierra, me ha pasado mucho que hay sabores más ácidos entre esos sabores a tierra. En términos de construcción, tiro y fumada, el Medulla funciona muy bien, pero esto se cumple con casi todos los Asylum; es en riqueza de sabores donde no llega tan alto como quisiera, porque variedad sí tiene.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s