Con un nombre tan particular y diferente de lo que suelen ser los nombres de los cigarros de esta marca, Casa Cuba en realidad es el nombre de una pequeña fábrica fundada en 1956 en Tampa , y que fue vendida a Arturo Fuente a finales de los años 70 junto con otras marcas. Sin embargo, aunque indirectamente se siguen haciendo cigarros con el nombre de esa marca original, este Casa Cuba nada tiene que ver con ellos. En efecto, el Casa Cuba se dice que fue la última liga creada por Carlos Fuente antes de morir e incluye la hoja 858 Sungrown disponible en el Opus X.

Arturo Fuente - Casa Cuba 01

En lo particular este cigarro lo compré en Smoke Inn, en su tienda de Pompano Beach, FL un día que fui con un amigo y me vine a dar cuenta que es un Arturo Fuente hace un par de meses (tiene 8 meses en mi humidor) porque lo vi en una lista y me pareció conocido. En la tienda me llamó la atención porque son bastante cuidadosos con el orden de los cigarros y este estaba con los de la A, por lo que no entendía muy bien qué había pasado. Sabiendo que es un AF responde bien al porqué es tan cuidadosa su construcción, que al principio pensé que que estaba muy bien hecho para ser desconocido. En la mano se siente mucho más pequeño y tipo corona de lo que pareciera ser (corona larga?), con aromas en la capa a caramelo y dulce, pero muy sutil. La calada en frío muestra toques muy suaves dulces, de tabaco y de pimienta.

Arturo Fuente - Casa Cuba 02

El Casa Cuba realmente comienza diferente, pero no en el buen sentido. Los sabores se sienten secos y ácidos, con toques de madera seca que se queda largo rato en la lengua. Sin embargo y afortunadamente, estos sabores no duran mucho y comienzan a derivarse un poco y crear una opción de sabores más sabrosa, con un humo más cremoso y sabores más variados.

Arturo Fuente - Casa Cuba 03

A lo largo del primer tercio los sabores efectivamente se sienten más cremosos y más amables con el paladar, incluso mostrando notas de pimienta que se van enalteciendo hacia el final del primer segmento. La línea de quemado es mucho más recta y la ceniza blanca, con un tiro que es casi perfecto y eso es algo de lo que siempre estoy muy pendiente cuando fumo cigarros de cepo más pequeño.

Arturo Fuente - Casa Cuba 04

En el segundo tercio el Casa Cuba recoge un sabor mineral que me recuerda a la tiza o la arcilla, los cuales le añaden un sabor como de tierra seca pero con muy poca agresividad y una intensidad fija en media, e incluso inclinándose hacia una tendencia más suave que media gracias a la ausencia de sabores de pimienta en el paladar, siendo más apreciables en el retrogusto.

Arturo Fuente - Casa Cuba 05

A partir de la mitad ese sabor de pimienta es un toque más obvio, al menos en la lengua, pero no dura mucho tiempo. Estos sabores mantienen una consistencia perenne entrando al último tercio, sin ser agresivos y apenas sintiéndose uno que otro toque más fuerte de lo normal. Incluso llega un momento en el último tercio que la pimienta sí llega a tener toques más agresivos, como para despertarte si estabas aburrido, pero en realidad el Casa Cuba ofrece muy poco en términos de sabores y sorpresas.

Arturo Fuente - Casa Cuba 06

Por lo que pude leer, la marca Arturo Fuente se ha esforzado porque el cigarro no diga Fuente por ningún lado… quizá para compensar por la gran cantidad de cigarros de ellos que dicen Fuente como 5 veces por unidad. El tiempo total de fumada alcanzó los 75 minutos, lo cual me sorprendió pues dado su cepo pensé que duraría mucho menos, pero sí debo decir que pese a sus sabores escasos y algunos no muy agradables, realmente disfruté el Casa Cuba, quizá porque fue como un cigarro de ‘descanso’, y especialmente porque llevo varias semanas fumando todos los días y casi siempre ha sido más de uno al día… este día solo fumé el Casa Cuba y lo disfruté hasta el último momento. El Casa Cuba se siente como un cigarro antiguo, no porque parezca tener una gran guarda, sino porque se siente como los cigarros que se debe haber fumado mi padre o mis abuelos en su juventud: sencillo, sin una gran cantidad de sabores, pero agradable y con un buen tiro. Por ello, también sería injusto darle al Casa Cuba una alta puntuación por su sencillez, cuando muchas veces a otros cigarros les he dado baja puntuación por su escasez de sabores.

Dossier-2.indd

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s