“¿Pero tú vas a seguir con los Gurkha?”

Bueno, sí, están ahí. Los compré a buen precio y siempre he pensado que hay que fumar de todo. Aquello que dicen de que “la vida es muy corta para fumar cigarros malos”, en verdad creo que hay que saber cuáles fumar para saber si son malos o no. Aunque también un par de personas me han dicho que revisan el blog cuando oyen de un cigarro equis, para tener al menos una referencia, así que no está mal que sepan qué tal es un cigarro antes de comprarlo. También sucede que Gurkha casi siempre tiene unas ofertas impresionantes, así que antes de comprar siempre es bueno revisar otra opinión.

Pero por lo mismo, el Status se vende como una de las opciones ultra premium de la marca, o al menos eso dicen algunas páginas. La misma de Gurkha lo marca como uno de los productos base, pero como la marca Gurkha siempre se marca como de lujo, con solo el nombre no es para menos que con este producto apunten muy alto.

Gurkha - Status 01

Existen dos versiones del Status: maduro y Connecticut, por lo que es obvio que es el Connecticut. Aunque la capa se ve bastante bien, una inspección de cerca muestra que tiene varias manchas de la misma creación, es decir que no se trata de una capa completamente lisa y unicolor. La página de Gurkha menciona que la capa es precisamente Connecticut pero no menciona el país de origen. Automáticamente asumiría que es Ecuador, pero no estoy seguro. Esta capa tiene dos aromas, uno a cuero que es agradable y otro a amoniaco, que realmente no es agradable. Me llama la atención esto porque el cigarro cuenta con más de 10 meses en mi humidor, pero sigamos. Lo pico y la calada en frío es bastante neutra, apenas apreciando aromas de madera, que podría describir como aserrín, y un poco más apretado de lo que quisiera.

Gurkha - Status 02

Apenas lo enciendo y no me ataca la columna de humo que esperaba luego de mi experiencia con el Seduction. Menos mal. Incluso, es todo lo contrario… hay muy poco humo en las caladas, pero afortunadamente hay sabores que se limitan a paja y grama, pero en el retrogusto se aprecia algo de cáscara de limón. Espero que el tiro mejore, pues pelear con un tiro apretado no está entre mis situaciones preferidas a la hora de fumar.

Gurkha - Status 03

El tiro se abre un poco y comienzo a disfrutar más del cigarro, cuyos sabores siguen relativamente planos, pero tanto la línea de quemado como la ceniza parecen estar en buenas condiciones. Los sabores no impresionan y son prácticamente los mismos del inicio, con algo de madera entrando, pero todavía no al nivel del resto y quizá un toque muy suave de pan. El retrogusto sigue manteniendo ese carácter de cáscara de limón.

Gurkha - Status 04

En el segundo tercio hay algunos cambios, como el hecho que el anillo de combustión comienza a mostrarse un poco más irregular, pero también hay una pequeña transición de sabores en donde el sabor de pan que mencionaba antes se siente más fuerte, pero también hace aparición por primera vez la pimienta, particularmente en el retrogusto. Ciertamente era un cambio necesario para un cigarro que hasta el momento no estaba dando mucho qué pensar.

Gurkha - Status 05

Punto medio del cigarro y el anillo de combustión mejoró y con él, el tiro está donde debería haber estado en el primer tercio. Pero, porque no todo es bueno, los sabores están como en el primer tercio, donde apenas se aprecia paja y grama, con unos toques muy suaves de madera y un fondo casi imperceptible o solo en algunas caladas de pan. El retrogusto es de nada, lo cual ya me parece hasta raro.

Gurkha - Status 06

El último tercio aparece cuando casi cuento una hora de fumada. El anillo de combustión está perfecto, al igual que el tiro y la construcción, pero es prácticamente lo único bueno de este cigarro. Ya no ha ni un sabor que digas “ok sabe bien”, porque en verdad no esperaba nada parecido a un “wow qué sabores”, pero por lo menos algo. Es básicamente un cigarro que sabe a tabaco.

En casi todos los casos de Gurkha que he fumado antes, me ha parecido que son cigarros para “aparentar”… es un cigarro para fumar y que se vea que estás fumando, pero en términos de sabores el Status sigue la misma tendencia de muchos de la marca que he fumado antes. Precisamente, en construcción, apariencia, tiro y humo es un cigarro que se ve muy bien, pero en términos de sabores el Status no llegó a nada. No solo porque sea un Connecticut ni porque los sabores hayan sido más que nada planos, sino porque los sabores eran lineales y unidimensionales, y eso es algo que puedo esperar de algunos cigarros, pero estos evolucionan y te dan mejores matices conforme avanzan. El Status parecía que iba a seguir esa tendencia y empezó a producir buenos sabores en el segundo tercio, solo para volver a la misma tendencia plana y unidimensional del inicio. Obviamente hay a quienes le gustan cigarros así y por eso es que Gurkha vende tan bien, pero en mi opinión, este no es un cigarro que recomendaría ni volvería a fumar, y menos en el precio que cuestan.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s