JFR es una submarca de bajo costo de la gente de Aganorsa Leaf, anteriormente conocidos como Casa Fernandez o incluso con el sufijo de la ciudad en donde son fabricados: Casa Fernandez Miami, aunque precisamente, el nombre cambiaba de acuerdo a donde eran fabricados. Hoy en día la marca tiene un nombre general que responde al nombre de la finca y la hoja que los ha hecho más famosos: Aganorsa. Existen dos cigarros de la línea JFR: Corojo y Maduro, siendo este el de la capa más clara que voy a reseñar hoy. Precisamente, este corojo es un puro nicaragüense, mientras que el maduro incluye una capa mexicana de San Andrés.

JFR - Corojo 01

Dicho esto, el JFR de verdad deja claro su bajo costo pues la anilla es lo menos inspirado y llamativo que existe, al punto que me llamaba muy poco la atención fumarlo hoy porque no parece inspirar mucho. Con excepción del “moño de señora” en la perilla, el cigarro podría ser cualquier cigarro de la cesta de los 5 por $5 de una tienda. Pero sus aromas en la capa son de nueces cremosas, madera, paja y cuero, mientras que en la calada en frío se aprecian cotufas (palomitas de maíz), madera y pimienta.

JFR - Corojo 02

El Corojo de JFR enciende rápidamente, y menos mal porque me quedé sin gas en el encendedor apenas terminé de usarlo, así que espero que el cigarro no requiera muchos retoques. El cigarro comienza con una nota cremosa de madera que acompaña a un sabor más fuerte de cuero y toques suaves de maní, paja y vainilla, con un toque sutil de pimienta en el retrogusto. Me gustaría que hubiese más humo y que el tiro fuese más suelto, pero apenas estamos comenzando y quiero pensar que estará mejor.

JFR - Corojo 03

La ceniza del JFR Corojo no es muy dada a mantenerse sobre el cigarro y antes de llegar a la mitad del primer tercio ya se cayó sola, pero la construcción y quemada del cigarro van muy bien, al igual que el anillo de combustión y no tanto el tiro. En el primer tercio no hay sabores adicionales a los antes descritos pero la intensidad del cigarro está por debajo de media, que también es menos de lo que esperaba.

JFR - Corojo 04

En el segundo tercio el cigarro se siente más dulce, en parte porque ese sabor de vainilla del primer tercio se hace más fuerte pero también toma un matiz de nuez moscada, el cual combina muy bien con el resto de los sabores a paja, maní, tierra, cuero y madera. El cigarro también mantiene la cremosidad, pero mucho menos que en el tercio anterior y ya la pimienta no se siente en la lengua y muy poco en el retrogusto.

JFR - Corojo 05

Afortunadamente la cantidad de humo del cigarro mejora en la mitad y la ceniza se ve más propensa a mantenerse erguida sobre el cigarro. La intensidad también aumenta pero es una cantidad muy leve y apenas si roza una media, sin muchas intenciones de hacerse más fuerte. El cigarro lo adquirí principalmente por su precio pero también con el conocimiento de que es parte de Aganorsa, pero sí confieso que los había visto antes y nunca les había prestado mayor atención, por lo que justifico mi tema de que precisamente el diseño de la anilla me parece cualquier cosa.

JFR - Corojo 06

En el último tercio el JFR Corojo pierde todo indicio de sabor dulce, pero sigue manteniendo sus índices de cremosidad como existieron desde el inicio de la fumada, junto con sabores a madera, tierra, chocolate, paja, nueces y un toque muy suave de café en el final. Pero en el retrogusto la pimienta desapareció por completo, mientras que en términos de construcción se comporta bastante bien, aunque sí me tocó ir a buscar fósforos para emparejar la quemada torcida que se ve en la imagen. También se hace ligeramente más fuerte en el último tercio, llegando finalmente a intensidad media y, finalmente terminando en un toconcito que no llega a quemar, pero que sí se apaga solo quedando unos centímetros útiles.

En general este cigarro y el otro JFR Lunatic que me fumé hace poco me confundieron un poco, precisamente por su nombre JFR que significa Just For Retailers, pues eso me hace suponer que solamente está disponible mediante estancos y tiendas físicas, pero una breve búsqueda por internet me permitió ver que están disponibles en casi todos lados. Pero aparte te eso, el cigarro es un buen ejemplo del tabaco de Aganorsa sin caer en grandes precios, aunque sí le hizo mucha falta que fuese un cigarro más intenso; la intensidad apenas llegó a media, aunque el cigarro haya sido bastante cremoso y dulce en varias ocasiones y con sabores bastante interesantes, suficientes para mantenerme interesado, incluso si la fumada apenas superó una hora.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s