Tengo un amigo que viaja regularmente porque vive en un país pero su esposa e hijos están en otro. Pero cada vez que puede trae cigarros porque ambos somos fumadores y disfrutamos lo que rara vez se consigue o una que otra edición limitada. Precisamente, hace poco más de un año me avisa que me trae un Epernay, con tal emoción que me tuve que poner a buscar qué diablos era un Epernay y por qué debería estar tan emocionado. Por supuesto que luego de investigar un poco yo también caí en esa emoción, pero lo más divertido fue que cuando llegó y nos sentamos y abrió la caja de las cosas que había traído, no había ningún Epernay. Al parecer los dejó en algún sitio y no tenía idea de donde. Unos meses después yo fui quien viajé y compré uno para mí y uno para él, y aquí está el que yo fumé.

Illusione - Epernay 01

Aunque la línea Epernay de Illusione cumple 10 años en 2020 (o fue en 2019?), el cigarro marcó varios hitos dentro de la marca, siendo su primer cigarro box-pressed, el primer cigarro vendido en cajas de 25 (anteriormente eran de 50) y también fue la primera vez que se usó esa liga, lo cual ciertamente debería tener sentido, pues eso de sacar cigarros refritos no tiene sentido y menos para una marca como Illusione. El Epernay fue hecho para el mercado europeo, cuyos gustos tienden a ser un poco hacia cigarros más suaves, pero quizá por eso las vitolas de este cigarro tienen nombres en francés, que incluyen L’Alpiniste, La Vie, L’Elegance, Le Monde, Le Taureau, etc. El cigarro se siente bastante liviano para su tamaño, lo cual responde seguramente a su naturaleza suave, y en la capa se aprecian aromas de pan, paja y tabaco dulce. En la tripa se aprecia una nota más fuerte de paja y establo, mientras que en la calada en frío aprecio miel y madera muy suave, con un tiro ligeramente apretado.

Illusione - Epernay 02

Me sorprende un poco que el cigarro se niega a encender derecho, pero con un par de retoques adicionales logré corregirlo, pero aún más para mi sorpresa es que comienza con sabores a pimienta, lo cual no espero de un cigarro para gustos europeos, aunque luego de un rato aparecen sabores y sensaciones cremosas que me agradan y suavizan un poco esa sensación picante. Esta tendencia se mantiene un rato y la pimienta continúa su tendencia a suavizarse y colocarse en una intensidad menor.

Illusione - Epernay 03

Esta reducción de pimienta lleva a la aparición de otros sabores como algunos con toques tostados, como pan y nueces, aunque en el retrogusto es la pimienta la que se mantiene, con algunos toques suaves de madera. El cigarro realmente mantiene la intensidad prometida con un tiro que sigue ligeramente apretado, pero buena producción de humo y una quemada extraordinaria que permite que la ceniza se mantenga en buen nivel. Todavía en el primer tercio y hacia el final del mismo los sabores de pimienta del retrogusto siguen la tendencia del paladar y se sienten más suaves, dando paso a la madera como el protagonista. Pero en el paladar también se sienten especias como canela y clavo, y un toque cítrico.

Illusione - Epernay 04

Contando con 35 minutos de fumada llego al segundo tercio, y esa fumada lenta era algo que no esperaba de un cigarro que promete ser suave. Los sabores se mantienen como en el primer tercio, aunque el de madera pareciera que tendrá mayor intensidad en un momento al igual que el cigarro en general se siente más fuerte y me quedo sin muchos más descriptores, pues pareciera que el segundo tercio es una gran transición en la que algunos sabores se mantienen y otros van fortaleciéndose, e incluye un sabor suave a café también.

Illusione - Epernay 05

Para la mitad del cigarro los sabores son crema, madera, suave de café, suave de pimienta y un toque frutal como de pasas. La tendencia de mantener la ceniza me gusta mucho en este cigarro y casi me siento como un experto fumador, sobre todo porque al quitármelo de los labios la ceniza se mantiene y el humo es abundante. Si existiera algo como madera cremosa describiría perfectamente este cigarro, aunque ya el sabor de pasas parece haber desaparecido y el café mantiene una tendencia a ser suave.

Illusione - Epernay 06

Cuento una hora cuando comienzo el último tercio y los sabores en verdad no han variado mucho, pero sí se sienten más cargados, o más concentrados, quizá. Tanto la construcción del cigarro como su tiro se han mantenido igual desde el inicio y, salvo un anillo de combustión un poco variado, se ha comportado de maravilla con solo un toque técnico al inicio. Al final regresan los sabores de canela y clavo, aunque en verdad nunca se fueron, pero su intensidad bajó bastante, mientras que los sabores de crema y madera mantiene su riqueza desde el principio y es en las últimas caladas de un cigarro que no se calentó ni deformó que siento sabores como cuero y café.

La verdad es que cuando leí que el cigarro tenía una tendencia a mercado europeo pensé “¿y eso qué importa?”, así que fui más al detalle y vi que eso se traduce a que los sabores son más suaves. En mi poco conocimiento del mercado europeo no me pareció que prefieran los sabores más suaves, pero puedo ver como la predilección por los habanos puede llevar al mercado hacia esa tendencia. Ciertamente el Epernay no es un asalto frontal de intensidad ni sabores, sino más como una fumada placentera y tranquila, con algunos sabores que no alcanzan grandes intensidades y una complejidad interesante en un cigarro muy bien construido, que demuestra que no tiene que ser una bomba de sabores para mantenerse como un buen cigarro.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s