En el rango de los $8-$10 es que he probado la mayoría de los Kristoff, con buenas opciones entre ellos. Sin embargo, este es quizá uno de los escalafones más peleados del mercado y las opciones sin innumerables. Aunque en el rango de los $4 a $6 las opciones son mayores, pero las diferencias de calidad bastante radicales. Es en ese rango donde existe el Kristania, otro de los cigarros que adquirí el pasado febrero en Smoke Inn de Pompano Beach, FL. El Kristania fue lanzado en 2011, cuyo nombre viene a ser una combinación de los nombres de los dos hijos de Glen Case, el creador de Kristoff Cigars: Kristofer y Brittany. Mientras que el cigarro fue creado específicamente para el rango de $5 a $6.

Kristoff - Kristania 01

Honestamente, revisando un poco la línea y componentes de este cigarro, no hay nada que me indique porqué su precio es menor al resto de los productos de la marca, así que veremos si es en términos de sabor que merece menor puntuación y por eso es un cigarro barato. Aunque visualmente se ve un poco rústico esto sin duda responde al precio, pues las hojas que se utilizan en su capa no son las mejor escogidas, sino que pueden ser las del segundo o tercer filtro. Pero la capa se ve bastante brillante y en aromas no se queda atrás del resto de la marca, destacando aromas a tierra y establo en la capa, mientras que en el pie se aprecia canela y pimienta y, finalmente, en la calada en frío pimienta, madera y tierra.

Kristoff - Kristania 02

En noviembre estuve en Madrid y en un par de compras que hice me regalaron unas cajas de fósforos de madera, así que cada vez que tengo la oportunidad estoy encendiendo mis cigarros con ellos y, aunque no noto gran cambio, sí me siento un poco realizado cuando logro encender el cigarro usando solamente un fósforo. El Kristania comienza inmediatamente con buenos sabores, combinando pimienta y madera, muy al estilo de varios de los cigarros que he fumado últimamente, pero sin destacar ninguno de estos dos sabores sobre el otro, aunque sí se sienten más estilos de madera que de pimienta en la fumada, incluso llegando a notas dulces en la madera.

Kristoff - Kristania 03

El humo es abundante, el anillo de combustión bastante recto y los sabores son consistentes, aunque algo suaves, quizá por una ausencia considerable de notas fuertes de pimienta, pero ese es el estilo dominicano y sirve más para buscar otros sabores además de la pimienta. Precisamente, en el primer tercio los sabores fueron de madera, tierra, miel y un toque suave de pimienta que se equiparó a la intensidad general del cigarro.

Kristoff - Kristania 04

Encendido, el Kristania emite aromas muy consistentes con la calada en frío, que incluyen establo y madera, con una ceniza bastante clara que solamente se despedaza a causa de una brisa constante que hay en el balcón desde donde fumo. En el segundo tercio se aprecian notas de crema con toques de vainilla, que le dan un toque aún más agradable a lo que hasta el momento ha sido una fumada con relativa suavidad. Estos sabores de vainilla se colocan de protagonistas mientras me aproximo a la mitad del cigarro, mientras que las notas dulces de la madera se colocan en un segundo plano.

Kristoff - Kristania 05

Para bien o para mal el sol se va de donde estaba sentado, aunque la fumada se mantiene casi igual a como fue al inicio del segundo tercio, con solo un aumento en los sabores de madera y aún más en los sabores de tierra. Sin embargo, la intensidad general del cigarro se mantiene en media y con tendencia a ser menor, Antes de encender el cigarro tenía las firmes intenciones de acompañar el último tercio con un bourbon, pero creo que la suavidad del cigarro se va a ahogar en los sabores del bourbon, así que no lo toco. En el retrogusto se sienten notas de tierra y madera, pero nada de nicotina.

Kristoff - Kristania 06

En el último tercio el Kristania no ha cambiado en gran parte sus sabores, incluyendo apenas un matiz suave de canela que bien puede ser una variación del sabor dulce de madera que sentí en el primer tercio, quizá también porque el sabor de madera en el cigarro ha cambiado un poco, pero no mucho más que reportar. Afortunadamente no hay nicotina y el cigarro no se vuelve áspero en ningún momento, cosa que hizo que dejarlo apagarse me tomara mucho más tiempo, pues siguió quemando perfecto hasta que comenzó a quemarme los labios, pero de resto fue una fumada placentera, aunque un tanto suave.

En mi experiencia con Kristoff sus productos o son buenos o son regulares, pues creo que todavía no me he encontrado con una experiencia negativa con ellos. Aunque el Kristania no será la primera, tampoco la voy a colocar entre las buenas fumadas. Más que nada porque no es mi estilo de cigarro. Aunque los sabores son variados y matizados, el cigarro quema extraordinario y nunca tuve que retocarlo ni tuve problemas con él, la intensidad de los sabores rara vez alcanzó la media y eso es algo a lo que puedo atenerme si estoy fumando un Connecticut, pero no con uno de estos. Pero si te suelen gustar los cigarros suaves, el Kristania definitivamente es el que quieres fumar, sobre todo porque su precio lo hace muy accesible para una buena fumada. También cabe destacar que dentro de mi experiencia y gustos, son estos cigarros suaves los que mejor combinan con cervezas y creo que este armonizaría muy bien con una IPA o algo más liviano que una Porter.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s