Casi con seguridad he dicho esto antes, pero me permito entrar un poco en detalle: cuando empecé a fumar me llamaban la atención los cigarros de gran cepo, mucho más que los de cepos más pequeños. Por ende, siempre prefería un 6×60 antes que un 7×38. Aunque nunca lo hice por un tema de que se “veía mejor”, como he oído a algunas personas decir, en mi caso era porque me parecía que podía diseccionar mejor los sabores. Efectivamente, en los cigarros de cepo mayor la intensidad tiende a ser menor y por tanto es más fácil determinar la mayoría de los sabores, pues aunque más suaves, no se encuentran concentrados. Fue una vez que comencé a afinar las sensaciones y soportar mayores intensidades que he aprendido a determinar los sabores que un cigarro puede tener y, por tanto, optar por vitolas más pequeñas. La otra razón es que rara vez los master blender prueban todas las ligas de un cigarro, así que normalmente prueban toro, robusto, corona y una que otra más para asegurarse que tengan el sabor, pero para las vitolas más grandes y exigentes de tiempo/dedicación, suelen simplemente colocar una relación de proporciones y listo. Sin embargo, hay algunos productos que han sido hechos con cepos grandes en mente; uno de ellos es el INCH de E.P. Carrillo.

EP Carrillo - Inch Maduro 01

Aunque está disponible en más de un tamaño, el más pequeño tiene un cepo 58, y este es de 60. El cigarro lo tengo desde febrero de 2019, que lo compré en Smoke Inn. En cuanto a sus dimensiones, la verdad no es un cigarro que llamaría pesado, con una consistencia relativamente firme, pero nada impresionante. En los aromas apenas si se siente establo en la capa, mientras que la tripa permite apreciar más establo, pero con más matices, o más rico. La calada en frío se parece muy poco al resto de los aromas, presentando principalmente madera pero también sabores especiados. Aunque este cigarro esté hecho para estas dimensiones, no lo siento más cómodo por ello. Sí me llama la atención que el tiro se siente ligeramente apretado, cosa que espero cambie con el encendido.

EP Carrillo - Inch Maduro 02

Pero eso no sucede. Con el encendido el tiro se mantiene igual de apretado. Como he mencionado en casi todas las reseñas desde Navidad, el corte lo hice con la guillotina en V de corte profundo, principalmente porque siempre me ha gustado el corte en V, particularmente para los parejos, pero también porque las oportunidades para hacer un corte mal con ella es casi nula sobre todo siendo este uno profundo. Es decir que si el tiro no está bien en este punto, no es un tema de corte, sino de torcido. El tiro es bastante apretado y hay muy poco humo que mostrar en cada calada, con sabores que están tan escasos como el humo, apenas presentando un toque muy, muy sutil de pimienta, sabores ligeramente afrutados y algo de café, siendo el café el más relevante de estos sabores. Me ha tomado unos 15 minutos fumar hasta donde está la imagen.

EP Carrillo - Inch Maduro 03

El primer tercio finalmente desaparece al cabo de unos 40 minutos de fumada, con un tiro que no mejora y sabores que tampoco salen de los mencionados previamente, aunque ese sabor de frutas se termina definiendo como de cerezas con chocolate… como los bombones de abuela, que eran horribles pero sin duda contenían esos dos sabores. El café sigue siendo el protagonista de este cigarro, mientras que la pimienta ha reducido bastante su intensidad. El anillo de combustión está perfecto, pero el cigarro no aguanta más de 30 segundos sin darle caladas, aunque no termina de apagarse nunca y por lo mismo no llego a darle más fuego.

EP Carrillo - Inch Maduro 04

En el segundo tercio el INCH no da señales de que va a mejorar su tiro, y reviso un poco otras reseñas y me doy cuenta que este tiro aparentemente es normal, pues la mayoría de ellos marcan tiempos de fumado que fácilmente llegan a las 3 horas, o al menos una hora y media antes de llegar a la mitad. Yo simplemente no tengo paciencia para esto, o al menos la tendría si la fumada es agradable, tiene matices, cambios, humo denso y buen tiro. El INCH Maduro no presenta ninguna de estas características, sino más bien un humo escaso que suelto en menos de un segundo, incluso sin soplar. Se aprecia un toque de cuero en el segundo tercio y nada más.

EP Carrillo - Inch Maduro 05

La mitad del cigarro llega a los 100 minutos de encendido, aunque se sienten más como dos horas o más. Afortunadamente me puse a leer un libro denso y el tiempo se me ha pasado tranquilamente, ya consciente que el cigarro no me va a presentar mayores sabores. Incluso, en la mitad lo que más llego a sentir es un sabor leve a anís, que acompaña al café, la pimienta y el cuero, mientras que la madera ya desapareció por completo. Incluso, ese sabor de anís también se aprecia en el retrogusto, aunque podría describirlo como regaliz negra.

EP Carrillo - Inch Maduro 06

El último tercio del cigarro interminable llega dos horas y media después de haberlo encendido. ¡Ya casi termino el libro! Bueno, ahí sí exageró, pero la intensidad del cigarro, que siempre estuvo entre baja y media, se coloca en media alta, con un aumento en la riqueza del sabor a café, un toque suave de chocolate y una dominación del sabor de cuero que había ido y venido desde la mitad del cigarro. Sin embargo, esta nueva intensidad también viene con una carga sobresaliente de nicotina, lo cual no me gusta en lo absoluto y, para más inri, la capa comienza a quebrarse, demostrando efectivamente lo delgada y frágil que es. Finalmente lo dejo ir cuando aún me quedaban como unos 10-15 minutos de fumada, porque la sensación en los labios era desagradable y el quiebre de la capa hizo que el calor saliera por algunos lados del cigarro mientras le daba caladas, lo que me quemó parte de los labios también y luego tuve que ponerme un hielo durante un rato.

Otra razón por la que suelo evitar los cigarros de cepo mayor es que como llevan mucha hoja de tripa, algunos fabricantes tienden a llenarlos de más, incluso con tripa corta o sobrantes de hojas. Dudo mucho que la gente de E.P. Carrillo llegue a eso, pero en el último tercio, aunque más fuerte, el INCH Maduro se hizo una fumada desagradable, teniendo en cuenta que nunca fue agradable del todo tampoco. Si bien el INCH Maduro se trata de un cigarro de menos de $10, la verdad es que en ese rango de precios existen opciones mucho mejores. Me gustaría pensar que el tema del tiro fue algo muy particular de este cigarro, pero viendo otras reseñas pareciera ser un estilo muy propio, e incluso la marca se enorgullece al decir que se trata de una fumada de alrededor de 3 horas. Insisto, para quien le gusten los cigarros suaves y las fumadas largas, este cigarro, incluso en su versión Maduro va a ser un éxito. Aunque los cigarros suaves me gustan, siempre procuro saber eso de antemano y normalmente son las capas Connecticut o Habano claro que me lo demuestran. No lo esperaría de una capa Broadleaf.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s