El whisky escocés Jura es la única marca fabricada en la isla que lleva el mismo nombre en Escocia. Esto se justifica porque realmente no cabe mucho más en la isla que tiene 11 kilómetros de ancho por 50 kilómetros de largo… bueno, sí cabe más obviamente pero con una destilería de esta calidad basta, pues la isla tiene una sola carretera y un solo hotel, y una población de unas 200 personas.

La destilería fue construida en una cueva utilizada por contrabandistas en 1810. Pero lamentablemente esa ubicación fue siempre un tanto problemática y, eventualmente, fue abandonada. No fue sino hasta 1963 que la destilería fue reconstruida por dos hombres: Robin Fletcher y Tony Riley-Smith, quienes luego comenzaron a destilar el Jura Single Malt Whisky.

Una cosa que siempre me ha llamado la atención es el diseño de botellas, en general. Pudiendo quedarse con tantos diseños estándar, me encanta ver cómo muchos fabricantes deciden irse por algo más atrevido y creativo. Aunque es mucho más común verlo en vodka y ginebra, y muy poco en ron, por ejemplo. Pero el whisky es un renglón que tiende a quedarse dentro de ciertos estándares. Aunque la botella de Jura no es un salto largo en ningún sentido, tiene toques mínimos que la diferencian bastante en el mercado.

Jura 10yo New

El Jura en copa tiene un color ámbar con destellos dorados y naranja muy brillantes. Al agitarlo el whisky desprende lágrimas largas y delgadas en los lados de la copa.

En nariz el aroma inicial es de madera, almendras y mermelada con un cierto aroma afrutado. También se aprecian notas más secas de madera, como la diferencia entre una madera de barrica y una madera de un árbol. Al darle un par de vueltas al líquido y apreciarlo de nuevo se sienten toques del típico ahumado de turba de los whiskies de isla y el aroma de almendras se siente más como de mazapán.

En boca se siente un tanto seco y ligeramente agresivo, pero los sabores iniciales de cáscara de naranja y madera seca se destacan desde el primer momento. También está el ahumado ligero que sentí en nariz, así como la almendra. Al final el gusto es un toque seco y hasta ácido. En el aftertaste se aprecia miel, pero no suficiente para contrarrestar el intenso de los sabores más secos.

Sin embargo, luego le añado una piedra de hielo y el whisky mejora muchísimo, pues el frío suaviza los sabores más ácidos y fuertes del trago inicial.

El retrogusto es seco y deja el paladar cubierto de taninos con sabores adicionales a cáscara de naranja y pimienta, e incluso unos toques muy sutiles de ahumado. Pero sin duda el whisky mejora muchísimo con el hielo y no lo recomendaría tomar sin él.

Ficha Técnica:
Fabricante: Jura Distillery
Nombre del Whiskey: 10 Year Old
Marca: Jura
Origen: Escocia
Edad: 10 años
Precio: $50
Densidad alcohólica: 40%
Puntuación: 83

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s