La marca más antigua y con mayor trascendencia de República Dominicana celebra sus 115 años en la industria con uno de sus productos más premium, en edición regular y edición limitada. En el caso de hoy se trata de la edición limitada, que viene envuelto en una capa corojo ecuatoriana, con capote dominicano del valle de Cibao y tripa del mismo valle más algo de hojas brasileñas. Este cigarro solamente se encuentra disponible en vitola belicoso y forma parte de mi humidor desde julio de 2019, habiendo llegado como parte del paquete mensual de Small Batch Cigars para junio del mismo año.

La Aurora - 115 Aniversario 01

Si se preguntan en qué se diferencia este cigarro de la versión regular aniversario, las diferencias son mínimas en cuanto a qué tan específicas son. Ambos cigarros tienen una capa ecuatoriana, pero en este cigarro está especificada como Corojo, mientras que en la versión regular no se especifica. El capote es brasileño en la versión regular y la edición limitada cuesta unos $10 más. La anilla de este también se ve mucho más elaborada, con partes doradas, fondos negros y algunas secciones holográficas, muy al estilo de lo habanos de alta gama. El cigarro tiene una buena apariencia, aunque no tanto como para costar $18,50. Mi hija toma vitaminas en forma líquida, pues aún es bebé y es la única manera que las tome, y estas vitaminas son altas en hierro. Incluso, cuando te pones una gota en el dedo, el olor es intenso a metal. Ese mismo aroma, con mucha menor intensidad pero igualmente notable se encuentra en la capa de este cigarro; le acompañan aromas a madera y establo. En el pie se aprecia herbáceo como de pino y olor a lluvia, y en la calada en frío se sienten madera, menta y notas florales. Un tema que no me convence es que el tiro se siente bastante suelto, cosa que no esperaba en un cigarro de esta categoría y menos en un belicoso, sobre todo porque el corte no fue tan severo.

La Aurora - 115 Aniversario 02

Por lo mismo el 115th Anniversary enciende rápidamente, con un anillo de combustión muy solemne y respetable, apenas con una que otra imperfección pero nada grave. Desde que lo enciendo se siente muy suelto, consistente con mi tema de su tiro, que hace que los sabores se sientan más secos. Comienza con sabores herbáceos, pimienta, madera seca y especias que me recuerdan a la cocina asiática.

La Aurora - 115 Aniversario 03

A lo largo del primer tercio noto con mucha curiosidad como la ceniza es considerablemente más delgada que el cigarro, algo que denota problemas o falta de calidad de la materia prima, pero no es algo que evitará que siga disfrutando del cigarro, o al menos espere que mejore, pues esa sensación seca en los sabores continúa durante todo el tercio y hace que fume el cigarro más rápido de lo que quisiera, al punto que el primer tercio apenas si supera los 12 minutos de duración.

La Aurora - 115 Aniversario 04

En el segundo tercio los sabores se aprecian un poco más, aunque sigue presentando este perfil seco. Entre los sabores que logro encontrar están el de anís y vainilla, con algo de notas florales en el retrogusto. Me impresiona lo rápido que se va consumiendo y en cada calada puedo ver lo rápido que va bajando la ceniza. Mientras me aproximo a la mitad del cigarro puedo sentir sabores de nuez moscada también.

La Aurora - 115 Aniversario 05

Para la mitad del cigarro recapitulo que algunos sabores han estado decentes, pero la sensación seca así como el tiro extremadamente suelto han logrado que el cigarro no sea tan bueno ni un disfrute tan marcado como esperaba; en total cuento con 35 minutos de fumada. Para más inri, en esta punto el cigarro comienza a calentarse bastante, sin duda a causa del tiro, por lo que las caladas son menores y más espaciadas, mientras que los sabores se sienten ligeramente más tostados, acompañando esa tónica caliente de la fumada. También se aprecia chocolate y regaliz negro, pero son superados por el carácter seco de la fumada.

La Aurora - 115 Aniversario 06

Finalmente llego al último tercio del cigarro y en este tercio aparecen sabores como de caramelo y toffee que ciertamente son agradables, pero la rapidez del quemado, más lo que se calienta el cigarro son muy contraproducentes y esto hace que los sabores en el cigarro adquieran un matiz tostado, combinado con el sabor de leña, no se traducen en una sensación realmente agradable. Al cabo de 45 minutos termino un cigarro del que esperaba al menos el doble de ese tiempo y mucho más positivo que decir. Si bien el cigarro tiene sabores agradables, se ven afectados por temas graves de construcción.

Mi experiencia con La Aurora ha sido mucho menos que buena, marcando apenas una experiencia positiva entre siete fumadas distintas, en un gran rango de precios. No obstante, siempre espero que sea buena porque su presentación y variedad es bastante llamativa, pero la verdad es que ni los dominicanos me han recomendado este cigarro ampliamente, con la excepción del ADN Dominicano, que sí me ha gustado en diversas vitolas. Todavía no pierdo las esperanzas y tengo un par más de ellos en el humidor esperando, pero en cuanto a este 115 Aniversario, ciertamente no se sintió como un cigarro de $18,50 ni como un cigarro de $8,50.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s