Morales Cigars es una empresa radicada en Columbia, Carolina del Sur en Estados Unidos. De hecho, orgullosamente anuncian que son la primera empresa de tabaco de esa ciudad. Sin embargo, sus productos son fabricados en República Dominicana en la fábrica de Cornelio Cigars. El mismo Cornelio me lo decía con orgullo porque es una gran oportunidad para dar a conocer sus productos y, más importante, su calidad de fabricación, más allá de sus fronteras. Con mucho gusto le acepté un par de muestras para probarlas y dar mi opinión. El Morales Maduro está compuesto de una capa brasileña Arapiraca, sobre capote habano dominicano y tripa de Criollo 98 y 2020 de semilla nicaragüense.

Morales Cigars - 803 Maduro 01

No es el primer Morales que me fumo, pero sí es la primera vez que me fumo uno como primer cigarro del día. También tuve la oportunidad de probar un 6 x 60 que realmente no me gustó del todo, quizá por esa misma tendencia que tienen esas dimensiones de diluir el sabor. Pero este Morales 803 Maduro tiene una capa bastante oscura, irregular y con diversas protuberancias que hacen que no sea liso, aunque tiene una cierta oleosidad muy atractiva. En la capa se sienten aromas bastante suaves que incluyen madera, miel y café, mientras que en el pie se aprecia más madera, algo de cuero y una sensación de frutos secos que bien podría ser nueces. Luego de picarlo aprecio en la calada en frío aromas de café, miel, azúcar morena y madera.

Morales Cigars - 803 Maduro 02

El 803 Maduro comienza muy bien, aunque con una clara tendencia en el anillo de combustión a desviarse, pero el cigarro sigue quemando a una velocidad constante y sin desviaciones que lleguen a preocupar, solo una tendencia a quemar en distintos momentos pero que no requieren mi intromisión. El cigarro comienza con un destacado sabor de caramelo, que puede ser la progresión de esos sabores de miel y azúcar morena que sentí en frío. También se sienten sabores de café, más como americano y suave, seguidos de notas de madera y, por último, una sensación de frutos rojos. El retrogusto es principalmente de pimienta, pero bastante suave durante todo el primer tercio. Aparte de ese anillo de combustión, los temas de construcción se ven perfectos con una ceniza bastante unicolor y recta.

Morales Cigars - 803 Maduro 03

Para el segundo tercio los temas de construcción se mantiene casi iguales, aunque el anillo de combustión marca una tendencia más recta que antes, pero la ceniza se siente sólida y con colores poco variados. En este tercio los sabores se simplifican un poco más, destacando prácticamente los mismos que en el tercio anterior, pero con una mayor intensidad en el caramelo y el café. Ese mismo café que comenzó como café americano sin mucha densidad ya se se siente como un café más fuerte, aunque no voy a pretender descifrar su procedencia.

Morales Cigars - 803 Maduro 04

Sí quiero aclarar que no soy de los que apunta a tener una ceniza larga ni me desvivo para que esta se logre, pero cuando esta sale (normalmente sin ayuda), sí trato de tener más cuidado con el cigarro, más que nada por protección de mi ropa. Sin embargo, no hago nada que me impida fumar ni disfrutar el cigarro, por lo que esta ceniza efectivamente quedó así sin influencia de mi parte, aunque sí se cayó completa en el cenicero unos 30 segundos después de hacer la foto. En este punto, que podríamos llamar la mitad del cigarro, el sabor de café se intensificó un poco y comenzó a mostrar una nota amarga, que podría decir que se trata de un café espresso. Sin embargo, el sabor de caramelo también parece haber desaparecido, por lo que el cigarro ha cambiado un poco. La madera también comienza a mostrar distintos matices, como si efectivamente se tratara de distintos tipos de madera que no voy a pretender decir. El retrogusto sigue siendo de pimienta, pero mucho más suave que antes.

Morales Cigars - 803 Maduro 05

Para el último tercio los sabores son extremos de los que fueron en el tercio anterior, con una clara tendencia de fortaleza en el sabor del café, pero igualmente una tendencia muy, muy suave en el sabor del caramelo. Por su parte la madera y la pimienta se ubican en el centro de esos extremos, sin mayor intensidad hacia lado alguno. La intensidad del cigarro estuvo en media casi toda la fumada, inmóvil y sin extremismos, pero en el último tercio va hacia media-suave, incluso con ese sabor más fuerte de café. Finalmente, al cabo de una hora y 35 minutos, el Morales 803 Maduro llega a su fin.

Por pura tendencia visual es común asumir que un cigarro de capa oscura siempre será fuerte, al igual que es fácil asumir que uno de capa clara será suave. Pero no es el caso y el Morales 803 Maduro es una prueba más. Aunque su capa es bastante oscura, se trata de un cigarro de intensidad media durante casi toda la fumada y media-suave al final. No por eso quiere decir que sea un cigarro débil y falto de sabores, es solo que sus sabores son más lineales durante la primera mitad y en la segunda son menos variados, aunque con algunos matices interesantes. Pero lo que más destaca de este cigarro es esa asombrosa construcción, la calidad y color de la ceniza y el tiro que estuvo perfecto durante toda la fumada. Solo por eso lo disfruté bastante, aunque me hubiese gustado que tuviera mayor intensidad, pero eso soy yo.

Dossier-2.indd

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s