Cuando visité Madrid en noviembre del año pasado, una de mis visitas obligadas era la Cava Magallanes, ubicada en la calle del mismo nombre, No. 16; la verdad no conocía nada sobre ella, pero varias personas me habían recomendado visitarla por su gran tamaño y variedad. Apenas entré me di cuenta de la diferencia entre las dimensiones de USA vs. las europeas, pues aunque a muchos españoles les impresiona el tamaño de esta tienda, realmente es mediana comparada con las americanas. No obstante, su disponibilidad de habanos es bastante mayor a la de las típicas tiendas españolas que he visitado y una buena variedad de tabacos centroamericanos.

Pero este Darío es un cigarro fabricado por Joya de Nicaragua exclusivamente para el mercado español, con una buena liga que está especificada en la misma anilla y una presencia de cigarro bien hecho, bien armado y llamativo. La verdad es que su competencia en precios dentro de España es grande, pero me gustaría pensar que se los lleva en calidad, pues a simple vista parece un cigarro de $7 o más y en verdad cuesta menos de $5, o 3 euros. En la capa tiene aromas terrosos, a pimienta y un poco de madera. En el pie se aprecian más o menos los mismos aromas, en menor escala y, finalmente, en la calada en frío se sienten aromas de tierra mojada, toque de pimienta y otros más “golosos” como vainilla y nuez moscada.

El cigarro enciende rápidamente y de manera bastante uniforme que no requiere un retoque más allá de uno al inicio pero porque no lo encendí bien. Como buen cigarro para el mercado europeo, no tiene ese golpe de pimienta tan típico de los cigarros nicaragüenses, y eso es algo, aunque raro, apreciable porque te permite detectar sabores desde le inicio sin que te invada esa pimienta. El sabor de tierra mojada es el principal, acompañado de madera vieja, cuero y un cierto toque de vainilla, que bien puede ser otro sabor que no se ha desarrollado del todo. La intensidad es media-baja, pero tengo la impresión que no se mantendrá ahí.

Precisamente por toda la información incluida en la anilla, no la quiero romper, pero pareciera tener como 6 kilos de pega, pues es imposible quitarla sin rasgarla. Tomo la muy mala decisión de deslizarla hacia arriba y me llevo un trozo de capa, que no afectó la fumada pero se nota en la parte superior del cigarro, justo antes de la perilla. No obstante, el cigarro mantiene sus sabores interesantes a tierra mojada, ya más baja y al nivel de la madera, cuero y toques más de especias dulces como nuez moscada y algo como cardamomo, pero de corta duración. No hay un gran cambio hacia la mitad del cigarro, por lo que esa imagen me la salté.

Para el último tercio los sabores en realidad no cambian mucho, quizá mayor intensidad del sabor de madera que se coloca al mismo nivel del sabor de tierra mojada del inicio. También aparecen sabores dulces, que le dan un toque más interesante al cigarro, pues ya no son esas especias con tendencia dulce, sino una sensación dulce en sí, con toques de la misma vainilla e incluso la sensación de nueces tostadas hacia el final del cigarro. Pero lo más destacado sin duda es la construcción, pues ya los sabores son algo más subjetivo. Pero el cigarro mantiene un anillo de combustión recto prácticamente toda la fumada, en ningún momento se desvía, el humo es denso y abundante y la ceniza se sostiene durante buena parte de la fumada. En total me duró una hora y 15 minutos.

Precisamente no era nada de lo que esperaba con este cigarro vs. su precio. Por costumbre y experiencia, un cigarro de menos de $4 es una lotería, pero viendo su origen y su fabricante, pensé que a lo sumo su mayor problema sería ausencia de sabores. Claro, no es un cigarro con múltiples matices y un abanico de sabores y aromas, pero por su precio es una verdadera ganga, especialmente para el mercado español en el que suelen ser tan fieles a los habanos. El cigarro carece de esa intensidad de pimienta que puede ser uno de los factores por los que los fieles al tabaco cubano rechacen el nicaragüense, y por tanto es un paso en la dirección correcta para ganar adeptos, tanto en sabor como en precio. Sin duda es una excelente opción en ese mercado. Lo único que pediría es un poco más de información en internet, pues lo único que conseguí al respecto es una reseña sobre su lanzamiento, pero no sobre el cigarro en sí. Como no los mido antes de fumarlos, todo es un estimado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s