Placeres Reserva es un cigarro del que no había oído hablar en lo absoluto, pero es una de varias líneas de cigarros fabricados por Compañía Hondureña de Tabacos (CHT) en Honduras, claro. También hacen unos cigarros llamados Miró y otros llamados Tabacalera Zapata, y Kuuts los cuales conozco tanto como este. Placeres es distribuido en Estados Unidos, que es donde lo compré, por Kuuts, que es el primer nombre medianamente conocido con el que pude relacionarlo, aunque de esa empresa tampoco he probado nada. Sin embargo, la mayoría de estos productos fueron creados para el mercado europeo pero luego del aparentemente exitoso lanzamiento de Kuuts en Estados Unidos, decidieron lanzar el resto de los productos ahí y así tener distribución en ambos lados del Atlántico.

Este cigarro fue un obsequio en una tienda de Miami que no quisiera mencionar en este momento principalmente para que nadie vaya a llegar a la tienda a pedirlo como obsequio también, principalmente por el hecho que se trata de un cigarro de $6 y fácilmente puede ser un obsequio por ese tamaño. Pero también entiendo que comprar un un cigarro del que no sabes nada y cuyo nombre te dice mucho menos nunca es fácil. Sin embargo, más allá de no saber nada del cigarro, la verdad es que sí es atractivo, por genérica que sea la anilla. La capa es habano nicaragüense, sobre un capote de Costa Rica y tripa de Nicaragua y Honduras. En la capa se aprecian aromas de tierra y no mucho más, mientras que la calada en frío presenta madera, pimienta, cuero y un toque de chocolate, con un tiro bastante fluido.

El Placeres Reserva comienza con algo de pimienta, notas dulces de madera y algo de chocolate en el fondo. Todos los sabores los termino describiendo como “algo de” o “toques” porque es el detalle con estos cepos tan grandes, y es que los sabores tienden a ser más diluidos, menos directos. En retrogusto se siente pimienta principalmente, pero al igual que en el paladar, son sabores bastante sutiles, al menos por el momento. Ya después de la mitad de este primer tercio las notas de chocolate son posiblemente las principales, aunque en realidad sí ha desarrollado una mayor intensidad, liderada por ese sabor. La pimienta le sigue de cerca y el sabor dulce de madera viene en tercer lugar, aunque no muy alejado. El primer tercio me toma alrededor de 45 minutos para superarlo.

Tenía una ceniza bastante bien formada para retratar el principio del segundo tercio, pero esta se cayó como un segundo antes de hacer la foto, así que aquí estamos. El tiro ha estado perfecto y el humo denso y abundante, pero con estos cepos trato de no darle caladas muy fuertes, a fin de no quedar aturdido después de la calada, que si bien los sabores son más diluidos en este cepo 60, tanto aire pasando por el cigarro lo calienta fácilmente y el humo que pega en la lengua viene ardiendo. Para el comienzo de este tercio el sabor de chocolate sigue siendo el principal, pero esta vez la pimienta y la madera están a la par de intensidad y ocupando el segundo lugar. El retrogusto es de pimienta y más nada.

Justo estaba viendo otra reseña de este cigarro en una página española que no mencionaré y dicen que en 45 llegaron al último tercio, por lo que les impresionaba que un 6 x 60 durara tan poco, pero me pregunto si lo estaban fumando con una aspiradora, pues me ha tomado una hora y 20 minutos llegar tan solo a la mitad. Sin embargo, para un cigarro de 6 x 60 y con quemada tan lenta, me siento un poco defraudado que tenga tan pocos sabores y que haya tan corta evolución en el cigarro. Al final, cuando un cigarro tiene estas dimensiones una fumada de sabores escasos se siente eterna.

Efectivamente, el resto de la fumada del Placeres Reserva lo que ve es la misma rotación de los sabores de chocolate, pimienta y madera, en donde ya esos tres sabores tienen la misma intensidad, pero nunca es algo que termina de ser fuerte, porque con estas dimensiones nunca lo sería. Pero el hecho es que el cigarro es constante, con una construcción casi perfecta hasta el final, sin deformarse y sin darme problemas más allá del aburrimiento que pueda causar, que siempre es un tema subjetivo. Pero la verdad es que dos horas y media con los mismos sabores no me terminó de convencer. Quizá podría considerar este cigarro en una vitola menor, pues ciertamente he fumado otros cigarros 6 x 60 que no me han aburrido al punto de este, así que creo que es un tema de liga.

La liga del Placeres Reserva en papel es muy interesante y hace un cigarro de apariencia muy atractiva. Pero cuando se trata de la experiencia de la fumada, llega a ser bastante aburrida por el mismo tema de las dimensiones, duración y poca variación de los sabores, pero también puedo decir que la fumada fue consistente, la construcción casi perfecta y el humo abundante y constante. Solamente tuve que hacerle un retoque al inicio, para asegurar una quemada uniforme. Sin embargo, por ese precio de $6 por cigarro, la verdad es que vale perfectamente la pena siempre que lo tengas en una vitola menor y está disponible en vitola 5 x 42, 5 x 50 y 5,5 x 52, para disfrutarlo mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s