Aprovechando el vacío del mercado, en el que nadie había traído este cigarro galardonado con el puesto #1 de Cigar Aficionado en 2019, los panas de Gentleman Brothers trajeron una caja de este cigarro en diciembre de 2020 y yo aproveché para comprar. Este cigarro es una colaboración entre Rafael Nodal de Aging Room y AJ Fernandez, quien no necesita introducción, realmente. Se trata de un puro nicaragüense fabricado por AJF. Nodal y Fernandez han sido dos personas que han sido centrales en la producción de los mejores tabacos que se han hecho en los últimos 10 años, aunque en posiciones muy diferentes dentro de la industria, por lo que esta colaboración es emblemática.

El cigarro se trata de un torpedo box press y básicamente lo compré así porque era la única opción que había, pero por lo general no soy una persona que le gustan los torpedos; porque se me tapan muy fácilmente… le puedo hacer el corte recto, el corte diagonal, el corte CigarVoss, el corte con punch, como sea y se me va a trancar así que me veo obligado a hacer más de un corte a lo largo de la fumada y ese tiro irregular me molesta bastante. Dame un toro, lancero, incluso un perfecto o un belicoso y me va bien, pero con los torpedos siempre voy asustado. El cigarro se siente pesado y eso es bueno, sobre todo porque no se siente tan grande y a 6 x 52 debería verse más grande. La capa tiene aromas a chocolate negro, caramelo, madera, pimienta y un toque muy leve de clavo, más hacia el pie. Lo pico con la doble hojilla diagonal y el tiro lo siento apretado, así que le hago un segundo corte diagonal contrario (corte CigarVoss) y el resultado es casi el mismo, así que le hago un tercer corte diagonal más arriba y el tiro se abre un poquito, pero en general el tiro está apretado. La calada en frío me da pimienta, chocolate, café, madera, caramelo y clavo, muy parecido a los aromas de la capa.

¿Ya les dije que el tiro está apretado? Una vez encendido esto no cambia mucho y se traduce en un humo no muy denso y escaso, pero igualmente siento esa bienvenida de pimienta, aunque es bastante leve. Le sigue una nota más fuerte de chocolate negro, caramelo y nueces, que hacen del cigarro una experiencia de complejidad que me gustaría fuese más intensa pero que el tiro no me lo permite. Sí logro masajear un poco el cigarro y eso mejora el tiro por momentos, pero rápidamente vuelve a su estilo de apretado, así que el disfrute siempre es corto. Sin embargo, al menos aseguro una fumada lenta.

El Quattro Nicaragua va evolucionando bien, pero hasta el momento no he llegado a un punto que me haga darme cuenta porqué fue el #1 de Cigar Aficionado. No quiero decir que no sea bueno, porque sí lo es, pero el tema del tiro realmente afectará la puntuación final y viniendo de AJF, eso no es común. Igualmente los sabores se sienten algo enmudecidos, apareciendo una cantidad mayor de pimienta en el segundo tercio y posiblemente eso es lo que haga que algunos sabores se repotencien ligeramente y aprecio las mismas notas de chocolate, caramelo y nueces, junto con algunas nuevas como crema y realmente no mucho más.

Los sabores son los mismos en el último tercio y llego a la conclusión que he llegado en otras ocasiones, y es que cada vez confío menos en las puntuaciones de Cigar Aficionado. Es un buen cigarro, pero no es una joya majestuosa, y la verdad es que con la puntuación que recibió se convirtió en un cigarro muy difícil de conseguir en su momento, pero desde hace unos meses lo he visto en muchas páginas, con muchas ofertas y eso simplemente no ocurre con cigarros de esta categoría. Quizá lo que me gusta menos del cigarro es la ausencia de matices y notas menores, pues lo que tiene son cuatro sabores que se sienten a lo largo de toda la fumada y no mucho más. En el último tercio el chocolate desaparece y la pimienta se potencia aún más, por lo que si no fuera por el tiro medio apretado (porque se ha soltado un poco), igual debería fumarlo lento. Pero al cabo de una hora y media, el cigarro llega a su fin.

El Quattro Nicaragua es un buen cigarro de AJ Fernandez y también es un buen cigarro de Aging Room, pero ambas marcas tienen cigarros mejores y por su precio hay cientos de cigarros mejores en el mercado. Para la posición que este logró esperaba algo más y este carece de complejidad, transiciones, matices y equilibrio. Ciertamente toda la fama que ganó este cigarro con su nombramiento creo que le hizo más daño que bien, pues se debe haber vendido bastante, pero si mi experiencia fue la misma con otras personas, pues no será un cigarro que sobreviva en el orden de los mejores que se han hecho. Es como cuando te pones el objetivo de ver las películas que han ganado el Oscar a mejor película año a año y vas muy bien con algunas, pero luego ves Titanic y te preguntas ¿por qué? Pues eso.

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s