Uno de los ‘perks’ de ser parte del paquete mensual de Cigar Hustler ha sido que los dueños de la tienda tienen bastantes lazos con Nica Sueño, que son los fabricantes de RomaCraft y es con esa fábrica que están haciendo sus cigarros propios: Powstanie, lanzada en 2016 por los hermanos Szczepankewicz y desde que soy parte de ese paquete mensual, todos los meses hay alguno de la fábrica. Precisamente en 2016 crearon una liga de producción muy limitada (solo 250 cajas) llamada SBC 16, en donde las siglas quieren decir Rodeados de Campeones (Surrounded By Champions en inglés), en honor a todos los que les ayudaron a crear la marca Powstanie. Siendo un cigarro creado en 2016, me impresiona aún más que lo hayan incluido en un paquete de 2021, pero sin duda lo agradezco bastante, pues es uno de los cigarros que más me llamó la atención cuando empecé a fumar y se ha convertido en un unicornio para mí.

El SBC 16 es un cigarro muy diferente a los que hace Powstanie, comenzando con que es un barber pole pero no en el sentido tradicional de los barber pole donde las dos hojas utilizadas ocupan el mismo espacio, sino un estilo que luego adaptaron al Wojtek, creado unos 3 años después que este. Siendo un barber pole, el cigarro tiene dos capas: una es Pennsylvania Broadleaf y la más clara es Connecticut ecuatoriano, para ayudarle a mantener una intensidad más suave que la ofrecida por el Broadleaf. El cigarro estaba disponible únicamente en una vitola corona de 5,5 x 46 y a un precio de $16 por unidad y un total de 5000 cigarros. Algo interesante con el torcido del cigarro es que la perilla es de Connecticut ecuatoriano, que es algo que mucha gente no verá, pero en los barber pole la capa más oscura suele ser la que se coloca en la perilla. Por ser un cigarro con unos 5 años de guarda, no emana muchos aromas de la capa, pero en el pie se sienten notas de frutos rojos y pimienta, mientras que la calada en frío presenta una mezcla de tierra, galletas de avena y chocolate.

El SBC 16 comienza con una notable intensidad de madera, pero también incluye maní, pimienta y galletas de avena, que van dominando y cubriendo el paladar con una especie de película cremosa muy agradable que me invita a fumar con lentitud. A mediados del primer tercio sigue desarrollando sabores pero también pareciera que los del inicio fueron una introducción y son los de ahora los fijos, que incluyen semillas de girasol, madera, cítrico, frutos rojos y pan. El tiro es ligeramente apretado, o al menos más apretado que lo que disfruto, pero al menos es algo que me hace fumar más lento y no insistir demasiado en soltarlo. La intensidad es media alta.

En el segundo tercio el SBC 16 el sabor a tierra se hace más intenso y domina al resto de los sabores, mientras que la pimienta se siente mucho menos agresiva, incluso permitiendo la prueba constante por el retrogusto. También hay sabores a cereales, madera y un dulce como de salsa barbecue bastante esporádico. Incluye sabores a madera seca y vainilla a partir de la mitad, mientras que en términos técnicos el cigarro quema de maravilla, el tiro se abrió un poquito más, haciendo que sea casi exactamente como me gusta, especialmente en estos cepos más pequeños y la ceniza es muy blanca y bien colocada sobre el cigarro, lo que hace que cada calada sea consistente y los sabores e intensidad se desarrollen bien. Esta última se mantiene en media alta.

Incluso en el último tercio el SBC 16 sigue produciendo sabores muy agradables que me hacen no querer terminarlo, incluyendo notas de bourbon, café cremoso, chocolate, tierra e incluso una nota herbácea, aunque ligeramente más seco en su perfil, lo que hace que tome agua con cierta constancia y sean las notas cremosas las que me den un equilibrio. Al cabo de una hora y 40 minutos este pequeño cigarro llega a su fin, y cuando me pregunto qué tanto me gustó, espero que la siguiente imagen lo ilustre.

Esta reseña tenía un cierto apoyo mental en el hecho que hay varios factores que hacen del Powstanie un cigarro que me llamara la atención, no solo porque es hecho en la fábrica donde hacen unos de mis cigarros preferidos, sino porque también los hermanos Szczepankiewicz tienen unas redes sociales medio confusas en donde publican sus cigarros y sus productos y luego publican también fotos familiares, lo cual yo consideraría un error pero también promueve una cercanía que no es común en redes sociales de marcas. También tienen un podcast que me parece muy divertido y, si fuese una persona de escuchar más podcasts, estoy seguro que ese sería uno de mis preferidos. Sin embargo, muchas veces tengo altas expectativas por un cigarro y estas no se cumplen, por lo que termino siendo más lapidario en la reseña, pero con este el caso sería exactamente al contrario. Sin embargo, porque es un cigarro que tiene más de cinco años descontinuado, sería irresponsable recomendarlo, pues es prácticamente imposible de conseguir. Aunque le daré puntuación, no formará parte de mis Top para recomendar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s