Esta marca es todo un misterio de idiomas. Principalmente porque es muy común que cigarros lleven nombres en inglés o en español, y a veces en francés. Pero rara vez se ven nombres en otros idiomas, y mucho menos en polaco. Al menos hasta que llegó Powstanie. Pero lo cierto es que Powstanie significa ‘levantamiento’ en polaco (del tipo político, principalmente) y Wojtek es el nombre de un oso que entrenó el ejército polaco en la Segunda Guerra Mundial que transportaba municiones en el campo de batalla. Sí, un oso. El oso sobrevivió la guerra y al finalizarla fue donado al zoológico de Edinburgo en Escocia, donde vivió hasta su muerte en 1963. Si todavía necesitas nombres complicados, uno de los socios de la marca se llama Mike Szczepankewicz.

Powstanie - Wojtek 01

En cuanto al cigarro el mismo está disponible únicamente en formato perfecto 5 x 50 y en realidad es una versión afinada del Powstanie Habano que hace un tiempo reseñé y lleva una capa habano ecuatoriana sobre capote de Indonesia y tripa nicaragüense. Esta nueva versión incluye una línea de capa San Andrés mexicana. La producción del cigarro es regular, pero está limitada a 10.500 unidades anuales y son torcidos en la fábrica Nica Sueño, donde también hacen los Roma Craft, en Nicaragua. El cigarro se siente sólido aunque bastante pequeño y, aunque tiene dos hojas distintas en la capa, bastante liso también. Los aromas de la capa incluyen establo, bosta, cuero, maní y vainilla, mientras que la calada en frío presenta madera, cuero, chocolate, nueces y tierra.

Powstanie - Wojtek 02

Por lo reducido del cigarro y lo pequeño del pie intenté encenderlo con un fósforo de madera, pero como suele suceder, justo en ese momento sopló una brisa y solo pude encender una parte, así que rápidamente opté por un encendedor de soplete pero de una sola turbina. El cigarro comienza con una dosis poderosa de madera y tierra seca, entrelazada con sabores más suaves de anís, cuero, canela y maní, no constantes pero sí aportando sabores diferentes a cada calada. En el retrogusto tiene un toque suave de turrón con un golpe fuerte de pura pimienta, a un nivel que hizo que las caladas fuesen lentas y cortas. También había una sensación de pimienta en la lengua, pero más en forma de picor que de sabores. La construcción es perfecta, aunque cuando lo piqué tuve que hacerle un par de cortes hasta estar satisfecho con un buen tiro en frío, que se tradujo bien cuando lo encendí. El humo es denso y abundante, mientras que el cigarro está por debajo del umbral de intensidad media, pero no muy por debajo; se mantiene en este punto hasta el final del primer tercio.

Powstanie - Wojtek 03

Los sabores se mantienen bastante cremosos en el segundo tercio, aunque los sabores dominantes cambian un poco, en donde la madera y la tierra seca son reemplazados por una nota cremosa de maní seguida de notas más suaves de tierra, madera, café y cuero. La pimienta del retrogusto es más fuerte, pero el toque de turrón también ha aumentado, así que en general hay un aumento de la intensidad de los sabores, pero no necesariamente de la intensidad general del cigarro. La sensación picante en la lengua es lo que sí desapareció del todo y creo que es lo que me lleva a pensar que la intensidad general no ha aumentado.

Powstanie - Wojtek 04

A la mitad del Wojtek el anillo de combustión es ligeramente diagonal pero recto, sin imperfecciones aparentes. El tiro también es bastante bueno, aunque comienza a apretarse un poco, cosa que me pasa mucho con cigarros de punta como este, quizá porque lo mojo de más. En intensidad sigue aumentando, pero apenas situándose en media, contando con 25 minutos de fumada.

Powstanie - Wojtek 05

En el último tercio los sabores son muy similares a los del anterior, con una nota dominante de maní cremoso, aunque el sabor de turrón del retrogusto se siente más achocolatado, y ese es quizá el cambio más relevante. También han aparecido algunos sabores distintos en el paladar, de esos que sirven de apoyo pero no son el principal, que incluyen el regreso del anís y una sensación diferente de madera. También hay una sensación diferente en el sabor del chocolate, como si pasara de un sabor genérico al de nibs de cacao. Tanto el tiro como el resto de los temas técnicos han estado a la altura y los sabores del cigarro le han llevado el ritmo. Al final termino con una ligera sensación seca en la garganta, por lo que con mucho gusto dejo el cigarro cuando cumplo 50 minutos de fumada.

Algo que me llamó mucho la atención de la marca en general es que siempre traté de leerla en inglés, por lo que se pronunciaba algo como pau-sta-ni, pero viendo una entrevista que le hicieron al dueño, menciona que se pronuncia completamente distinto; más como po-shan-ya. No mencionan como se pronuncia Wojtek, así que no me voy a arriesgar. Pero el cigarro es sabroso, complejo y está muy bien construido, con una fuerza suficiente como para poder ser un único cigarro del día, aunque dure menos de una hora. Sin embargo, en lo personal me gustaría más grande, porque estoy acostumbrado a fumar un rato más, pero eso es algo personal. Al final se calentó un poco, pero gracias a que quema lento no tenía el miedo que se fuese a consumir solo. Pero sin duda es un cigarro que bien vale la pena buscar y disfrutar.

Dossier-2.indd

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s