Son muchísimas las marcas de cigarros que crearon productos para el nuevo milenio, en donde prácticamente todos se trataron de ediciones limitadas que ya, 21 años después de su inicio, no existen. Davidoff, por su parte, creó la serie Millennium Blend, que se trataba de cuatro cigarros con capas híbridas cultivadas exclusivamente para la marca a las faldas del los Andes suramericanos. El blend de este robusto 5×50 es único en la línea y muchos dicen que el mejor de la serie, al punto que se colocó en el puesto número 9 en el Top 25 de Cigar Aficionado para 2004. Se trata de un cigarro con capa ecuatoriana que no especifica si es Connecticut, pero su condición de híbrido me hace pensar que una parte sí lo es, sobre capote y tripa dominicanos. Su costo original era de $13,50 aunque hoy en día son vendidos por la marca en $99 el 4-pack.

Precisamente el carácter seguramente Connecticut de origen de la capa le da una tonalidad bastante clara, pero la irregularidad que presenta, con distintos valles y estrías denota que obviamente no es Connecticut únicamente, y los aromas a tierra, chocolate, cuero y vino tinto sin duda que lo refuerzan. En el pie los aromas son herbáceos como diferente, pero marcando tierra y chocolate como similares a los de la capa y un toque suave de nueces que también difiere de la capa. Lo pico con la guillotina en V, básicamente porque era la única que tenía, pero también porque suele darme un tiro mejor y la calada en frío me demuestra que necesito un buen tiro pues es ligeramente apretado y los aromas son a tierra, pasas y nueces.

El Millennium Blend comienza completamente distinto a lo que esperaría de un cigarro así de claro y de un Davidoff de anilla blanca: es picante, buena fortaleza y sabores abundantes a pino, nueces, canela y madera, mientras que el tiro obviamente solo necesitaba entrar en calor para mejorar. A lo largo del primer tercio aparecen notas más fuertes a tierra mojada y madera en general, por lo que ese aroma a pino desaparece rápidamente. El anillo de combustión no impresiona tanto como lo hace en otros cigarros de la marca, pero se va consumiendo muy bien, abundante de sabores y con humo denso. Tenía más de 6 meses que no fumaba un Davidoff y de verdad que son cigarros excepcionales, además de caros.

El Millennium Blend se comporta muy al estilo de los cigarros old school de Davidoff, demostrando mayor intensidad de sabores y casi que desarrollándose más en el segundo tercio, que es en donde aparecen sabores a chocolate y un dulce como de marshmallow, pero también reaparece ese sabor a pino que podría ser eucalipto también, mientras que los sabores de tierra mojada se sienten más en el retrogusto que en cualquier otra parte, pero a la mitad del cigarro tanto el en retrogusto como en el paladar se comienzan a sentir también notas muy llamativas de azúcar morena que le dan una dimensión enteramente más dulce pero mucho más agradable al cigarro. En términos técnicos, una buena quemada, buen tiro y buena cantidad de humo, pero la salvedad que me lo estoy fumando más rápido de lo que quisiera, así que para disfrutarlo más me veo obligado a disfrutarlo menos… filosófico el cigarro.

Para el último tercio quizá lo peor del cigarro era la inevitabilidad que se iba a acabar, aunque logré que me durara más de lo que esperaba, pero demuestra nuevos sabores, esta vez a vainilla y con ellos una sensación más cremosa en el humo y los sabores. El retrogusto sigue siendo dominado por la tierra mojada, mientras que en el paladar siguen apareciendo chocolate, marshmallow, pino, nueces, canela y madera de roble. Así llegué a una hora y 20 minutos con el cigarro, cuando lo dejé sin calentar y sin aflojar.

El Millennium Blend es todo un Davidoff, con la densidad y riqueza de sabores que han hecho a la marca famosa, pero la fortaleza que ha marcado ciertos productos excepcionales de ella. El cigarro está bien hecho, es consistente en sus sabores, tiene las dimensiones ideales y es caro, porque es un Davidoff. Que si me gustó? Sí, me gustó bastante. Que si vale su precio? Eso es relativo, pues depende de cuánto estás dispuesto a pagar por un cigarro y si eres una persona a quien $10 por un cigarro le parece caro, el Millennium Blend no va a ser mejor que 4 cigarros de $5, pero es una experiencia diferente y una que creo que hay que tener. Ya si quieres hacer del cigarro o de la marca algo habitual, dependerá de cada uno.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s