A menudo hablo en las catas que dicto o entre amigos conocedores del bourbon y es fácil enfrascarse en la normativa del bourbon y ver un poco el grueso de los whiskies americanos y ver que casi todo es bourbon. Te encuentras de repente con cosas que no son bourbon, como el rye whiskey o el Tennessee whiskey y en mucha menor escala con el corn whiskey y el American Single Malt, una nueva expresión.

Leyendo un poco he aprendido que el bourbon puede ser hecho en cualquier parte de Estados Unidos y que debe llevar una base mínima de 51% maíz en la base de mosto a ser destilada. El Tennessee whiskey tiene cantidades similares mínimas a ser destilado. El corn whiskey tiene un mínimo de 80% maíz en ese mosto y el single malt tiene una nomenclatura distinta y muchas veces la base es de cebada. Finalmente, el rye whiskey debe llevar una base de mínimo 51% centeno.

Pero, qué pasa si la base no es 51% maíz. Qué pasa si haces un destilado que tiene maíz, centeno, trigo y cebada, pero menos del 51% de esa base es de maíz o es de centeno o de otra cosa… es decir, no hay más del 51% de nada, sino que todo tiene cantidad más o menos equiparada. En ese caso tenemos el American Whiskey, que es un término bastante general, pero simplemente no cumple con ninguna de las regulaciones anteriores.

Yellow Rose es una pequeña destilería que existe desde 2014 en Houston y es la primera destilería legal de esa ciudad desde la Prohibición. La marca produce tres whiskies distintos, de los cuales este que voy a probar es el más básico. Precisamente, se trata de un whiskey que no cumple con las capacidades mínimas de los whiskeys que tienen nombre propio y se puede caracterizar mejor como un whiskey canadiense, si es que necesitas clasificarlo todo. Sin embargo, en su mezcla tiene un alto contenido de bourbon, aunque no especifican cuánto. Es embotellado a 40% de alcohol.

Fue el primer whiskey que probamos en una cata reciente en Rumbullion Club y quizá lo más sorprendente antes de probarlo es que es amarillo intenso, casi parece jugo de manzana cuando lo sirven.

En nariz se siente suave, con poca o ninguna sensación alcohólica, y comparado con muchos whiskeys americanos, es suave de alcohol, pero 40% sigue siendo 40 por ciento. Los aromas son agradables y variados, muy frutales e incluyen el típico apple pie de McDonald’s, canela, azúcar morena, maíz y guayabita.

En boca sorprende la entrada dulce, muy distinta a muchos whiskeys americanos, con notas a destacar de cereza y banana, muy suave y una nota sutil de madera. Hay algunas notas cítricas de corta duración y en general el líquido tiene una permanencia reducida en el paladar. No obstante, no deja de ser agradable.

Hay muchas cosas que el Yellow Rose no es. No es un bourbon y no es un whiskey de gran añejamiento ni algo que valga la pena destacar y realzar mucho. Pero sí es un whiskey agradable, algo que con gusto tomaría solo y acompañaría de un cigarro. Muchos bourbon y whiskeys se caracterizan por ser fuertes, agresivos y de mucho cuidado, pero este Yellow Rose es muy agradable y amigable; algo que tomaría regularmente y sin miedo.

Ficha Técnica:
Fabricante: Yellow Rose Distilling
Nombre del Whiskey: Blended American Whiskey
Marca: Yellow Rose
Origen: USA
Edad: NAS
Precio: $35
Densidad alcohólica: 40%
Puntuación: 86

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s