Si algo ha sabido hacer la marca Room 101 es crear productos de bajo costo, a veces demasiado bien, con una calidad en la anilla y el producto que dificultan la identificación de lo que es un producto de bajo presupuesto vs. lo que constituye su alta gama. Su predilección de nombres y motivos japoneses en sus líneas también lo dificultan, e incluso el hecho que en algunas de sus líneas existen versiones con mayor y menor costo. Por ejemplo, hace unos años crearon una línea llamada The Big Payback, cuyo nombre se traduce en algo como ‘la gran recompensa’ y en esa línea habían productos de todos los precios, e incluso algunos llegaron a estar entre los mejores cigarros del año de algunas revistas. Otra línea llamada Serie y que lleva luego las siglas de una capa, como SA o NH también debía ser una línea de bajo costo. Pero luego tienen productos como el Doomsayer o el Farce, con anillas muy similares y precios más altos. Lo mismo ocurre esta vez con el Teufel Hund, una línea de (muy) bajo costo que no es sino hasta que ves sus precios que te das cuenta de su categoría; alrededor de $16 por un 5-pack.

Hace unos meses adquirí un «mystery box» de una tienda y en ella venían algunos cigarros de esta línea, en capa Connecticut, Habano y Maduro. El cigarro tiene todas las dotes de un cigarro barato y realmente se siente como tal, al menos en este de capa Habano. La capa se siente extremadamente elástica, casi como si fuera plástica o de goma, muy brillante y con un box press notable. Tiene aromas que realmente son agradables y no son nada ‘plásticos’, como cuero y notas ligeramente perfumadas, e incluso una nota como de guardado que no me agrada y me agarro de ello como preámbulo de lo que estoy seguro que no será una gran fumada. El pie tiene toques muy suaves a notas perfumadas y madera, mientras que la calada en frío presenta apenas madera y algo de paja seca.

Para todo lo plano y sin sorpresas que fue en frío, el Teufel Hund Habano comienza muy decente, con notas de madera, vainilla dulce y un ligero picor que no es agresivo, pero sí está presente. No hay mucho más que contar y la evolución apenas si se siente, lo que me hace pensar que el cigarro no es de tripa larga, pero solo me quedará seguir fumándolo y evaluar eso y la progresión durante la fumada. El cigarro quema muy decente, no hace mucha ceniza pero tampoco esperaba que la hiciera. La intensidad de los sabores es media y la fortaleza es ligeramente por encima de media.

El segundo tercio del Teufel Hund Habano es prácticamente igual al primero. Por negativo que eso suene, en verdad está muy bien pues son sabores agradables a vainilla, madera y algo de pimienta, más como una sensación picante que te obliga a dosificar la fumada que la especia, pero quizá lo que más me ha agradado del cigarro es que independientemente de la velocidad a la que lo fume, sus sabores no parecen cambiar del todo. Es notablemente dulce hasta la mitad y a partir de ahí la sensación es algo más seca, pero no llamaría a eso una evolución, sino simplemente un cambio mínimo, que bien puede ser consecuencia de la fumada y el hecho que le he invertido casi 40 minutos al cigarro. Intensidad y fortaleza se mantienen iguales, en media y media, con un toquecito por encima en fortaleza. Quema bien y se corrige cuando parece propenso a desviarse.

En el último tercio no hay cambios, salvo que el cigarro es mucho más esponjoso. Vainilla, madera, pimienta y paja son los sabores, no hay cambios en intensidad ni en la sensación de picor en boca, al igual que la intensidad de los sabores y la fortaleza del cigarro se mantienen en el mismo punto desde el inicio de la fumada. En total, una hora y 25 minutos me duró el Teufel Hund Habano, que en realidad fueron mucho más agradables de lo que mi descripción monótona podría hacer creer.

Sin lugar a dudas, el Teufel Hund Habano es la versión más barata de Room 101, y asumo que los de otras capas también son baratos. The Big Payback y los Serie podrán ser cigarros de bajo costo, pero los Teufel Hund son baratos. Mucha gente confunde barato con malo y el Teufel Hund realmente no es malo. Siempre que no esperes una variedad de sabores ni transiciones y matices interesantes, el Teufel Hund cumplirá con una fumada agradable, similar pero muy bien comportada. Desde el momento que fumé este cigarro hasta el momento que escribo esta reseña me he fumado dos más en distintas vitolas, incluso un 6×60 con el que me ocurrió algo bastante grave: me quedé sin gas a media encendida y aunque estaba seguro que quemaría horrible y lo tendría que desechar, logró corregirse solo. Por un precio unitario que ronda los $4, es difícil lograr eso… con el 6×60 fueron casi dos horas de fumada en donde, para suerte mía, no requirió ningún retoque. El Teufel Hund es un cigarro que algunas tiendas obsequian por la compra de otros productos, y en muchos casos me han tocado Gurkha o Puros Indios u otros cigarros con los que he quedado desilusionado, pero este Teufel Hund sería una buena adición. La descripción del cigarro no destaca qué es la tripa, por lo que puedo pensar más que es tripa corta, pero realmente hubo muy poco en la fumada que me hiciera confirmarlo, salvo el sabor similar en toda la fumada… pero he fumado algunos tripa larga que son así.

1 Comment

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s