Dunbarton – Stillwell Star (Bayou No. 32)

Dunbarton Tobacco & Trust es la marca liderada por Steve Saka, otro más que se «retiraba» de la industria luego de salir de Drew Estate y que unos meses después anunció el lanzamiento de esta marca, que desde entonces se ha convertido en un referente de calidad y sabor. En 2021 anunció el lanzamiento de este cigarro llamado Stillwell Star. Saka ha sido fumador de pipas y tabacos desde hace más de 30 años y cuando hace pruebas de sus blends, al parecer suele combinarlo con tabaco de pipa solo para experimentar. Junto con Jeremy Reeves, de la marca de tabaco de pipa Cornell & Diehl, quien también es fumador de tabaco, decidieron colaborar y Stillwell Star es el resultado de esa colaboración. Aunque no es la primera vez que una marca decide unir tabaco de pipa con el de cigarros, esta promete no tener una prominencia invasiva del tabaco de pipa, que suele ser un problema. Mi único problema es que los nombres de las vitolas de esta línea son de tipos de tabacos de pipa, y aunque algunas suenan atractivas como English y Bayou, hay otras que si no conociera la historia de la línea, me causarían repulsión, pues son Oriental y Aromatic. Suenan a tabaco aromatizado.

Soy un gran ignorante del tabaco de pipa, pero por lo que he podido leer, el StillWell tiene en su blend tabaco Virginia Bright y Red, junto con una selección especial de St. James Parish Perique, así como tabaco de Nicaragua en la tripa, envuelto por un capote San Andrés mexicano y una capa Habano ecuatoriana. Cabe destacar que cada vitola tiene tabacos de pipa distintos, prometiendo una experiencia de acuerdo a la vitola, pero difícil de identificar si no estás al tanto de los distintos blends y crees que si fumaste uno, los demás serán parecidos. La capa es ligeramente oleosa y brillante, con aromas a tierra, paja y un toque de cuero. En el pie se aprecian tierra y una nota cítrica. Finalmente lo pico y la calada en frío presenta cáscara de naranja, tierra y madera. Cabe destacar que todo lo que leí sobre el cigarro lo hice después de fumarlo y fueron esos aromas de cáscara de naranja los que me hicieron pensar que había algo distinto en este cigarro, pero no le di mayor importancia al momento.

El Bayou No. 32 comienza mucho más herbáceo de lo que su color y apariencia me haría pensar. Tiene notas de grama recién cortada y cítricas que son abundantes, y que cada calada me cunden de pimienta blanca en el retrogusto. A lo largo del tercio también hay notas marcadas de madera y nueces tostadas, pero esa nota herbácea se siente como que «enfría» la fumada y la hace más suave y eso me agradó bastante. La quemada es ridículamente perfecta, como que te hace pensar cómo es posible que esta gente logre tan fácilmente una quemada tan perfecta y hay otras marcas que no lo logran. El humo es abundante, la ceniza muy bien puesta y un tiro fenomenal.

Los sabores herbáceos de grama recién cortada son los principales en el segundo tercio, casi al punto de ser fastidiosos. Aunque esa sea una palabra fuerte, en realidad se sienten más invasivos que otra cosa, pues participan también en el retrogusto y mientras que ese tipo de aromas y sabores me parecen agradables en un cigarro de intensidad baja, en este de intensidad media-alta, siento que son demasiado. Afortunadamente hay otros sabores que lo equiparan y el Stillwell Star no se siente como un cigarro especialmente herbáceo y las notas cítricas también se presentan en el retrogusto luego de la mitad de la fumada. En términos técnicos sigue siendo una excelente fumada, manteniendo buena ceniza incluso después de dejarla caer la primera vez y con un anillo de combustión muy decente. Intensidad está en media-alta y fortaleza en media, como me gusta.

El último tercio continúa con las evoluciones del cigarro, y afortunadamente ya no hay tanta intensidad en el herbáceo, sino más viene en la pimienta, en donde ya no es solo blanca y sino también negra y esto se presta a mayor complejidad en cada calada. Incluso, hay una nota picante que no necesariamente es de pimienta, sino que se siente como de canela y paprika, mucha madera, poca tierra y poco cítrico, aunque estos últimos dos, aunque descritos como «poco», están muy presentes. Pero lo que más me impresiona es que la nota herbácea prácticamente desapareció y no sé si se debe a que, por el simple hecho de ser una nota suave, haya sido superada por el aumento de intensidad de las demás, o si es porque simplemente desapareció. Luego de una hora y 55 minutos, el Stillwell Star finalmente llega a su conclusión, quemando muy bien y sin dar problema alguno.

Hay muy poco en el Stillwell Star que me haga no querer volverlo a fumar. Es un cigarro muy bueno con un costo que se equipara a esa calidad y de eso estoy muy al tanto. Pero, al igual que me ha pasado en algunas ocasiones con cigarros que tienen un adicional, si no supiera que tenía tabaco de pipa, posiblemente no lo hubiese identificado, que fue lo que me pasó en esta ocasión. Hubo notas distintas a las habituales y ya sabiendo su origen puedo decir que fue por la inclusión de tabaco de pipa, pero de por sí fueron adiciones agradables que le aportaron a la fumada. Si te gusta fumar pipa, recomiendo ampliamente que pruebes este cigarro, pero si no te gusta o no te llama la atención la pipa, también recomiendo ampliamente que lo pruebes. Es un cigarro agradable, sin importar tu preferencia por la pipa.

Publicado por diego440

Publicista, redactor y hasta director de arte. Siempre escritor, por eso ahora generando contenidos en digital.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: