H. Upmann – No. 2

Esta es una de esas instancias en que estoy seguro de haber reseñado un cigarro porque lo he probado varias veces, lo he disfrutado e incluso me han regalado algunos y luego me doy cuenta que no lo tengo publicado. Este H. Upmann No. 2 fue el cigarro elegido por Cigar Aficionado como el #1 del año 2022, pero también fue elegido por mis amigos de Kukenan Tobacco para acompañar una cata que hicimos en Rumbullion Club. También fue el elegido por Kukenan para servir de introducción a los habanos en el curso de Habanos Sr. Así que ha sido un habano muy utilizado en catas y para reuniones con amigos, precisamente por lo bueno que ha demostrado ser y lo consistente.

Pero dado que prácticamente todo el tabaco cubano tiene el mismo origen y es tratado igualmente, la diferencia entre los sabores, intensidades y fortalezas no es muy grande dentro de marcas, sino más bien entre ellas. Bolivar es más fuerte que Partagas, que es más fuerte que Hoyo de Monterrey, etc. H. Upmann tiende a ser una marca de fortaleza e intensidad media, pero muchas personas que fuman centroamericanos también tienden a decir que se trata de un cigarro muy suave, especialmente si lo comparas con tabacos nicaragüenses más picantes. Pero una de las cosas que más me llamó la atención de este No. 2 es la consistencia entre un producto y el siguiente, precisamente porque he fumado varios de distintas cajas y lo que más ruido me causó junto con la gente de Kukenan es que sea un tabaco tan consistente y bueno con menos de un año de guarda, pues casi todas las cajas marcan estar hechas en mayo de 2022. La capa es bastante seca, al punto que parece cuero seco y tiene aromas a establo que se repiten en el pie junto con una nota de canela. Lo pico con la guillotina en V y la calada en frío se siente ligeramente apretada, con aromas a establo, madera, cuero y almendras.

El No. 2 comienza como han comenzado los demás, rico y tostado y con notas dulces muy agradables, porque son acarameladas pero no es una dulzura que domina la fumada, sino más bien un toque consistente, pero también con un tiro apretado que no ha sido algo que he encontrado con los otros habanos de este que he fumado. Pero ese tiro va mejorando con la fumada y hacia el final del primer tercio se comporta mucho mejor, pero dentro de este hay notas de tierra que son un tanto amargas y ese sería el aspecto negativo que le he encontrado, además de un anillo de combustión variable que no parece ser fácil de controlar o al menos no con los toques técnicos que le he dado hasta el momento. La fortaleza es media-baja y la intensidad es media en este primer tercio.

En el segundo tercio la quemada se hace más uniforme y no sé si tiene que ver que le haya dejado caer la ceniza o si ha sido por los retoques, o simplemente una combinación de los dos. El tiro no ha mejorado muchísimo pero el humo es más abundante y los sabores son más ricos, muy al estilo de los buenos habanos que van evolucionando y mejorando durante la fumada. Aparecen nuevos sabores en este tercio, que incluyen nuez moscada y maní, pero con esa nota de caramelo se hace muy agradable. En el retrogusto esas notas dulces tienen un matiz más parecido a un croissant o uno de esos panecillos franceses que ni siquiera voy a tratar de definir. La intensidad se mantiene en media, mientras que la fortaleza llega a media una vez superada la mitad del cigarro.

El último tercio es todo lo que quisiera de un habano, especialmente uno que logró tan alta puntuación en Cigar Aficionado, sobre todo porque cada año quedo más desilusionado con su ranking y porque cada año pruebo más y más productos que me impresionan y que no terminan en ese ranking. Pero el último tercio de este No. 2 es rico, es abundante y mantiene más o menos los mismos sabores pero con una fortaleza mayor y un toque más picante. Tenemos nuez moscada, canela, caramelo, madera tostada, cuero y vainilla, con un retrogusto de maní y madera vieja. Me dura una hora y 45 minutos, principalmente porque el tiro nunca dejó de ser algo apretado y eso ralentizó la fumada pero nunca se apagó, con un buen anillo de combustión y humo no abundante pero tampoco escaso.

En septiembre de 2022 hice los cursos de Habanos Jr. y Habanos Sr. gracias a los amigos de Kukenan. Durante el curso, dictado por Javier Velasco, hablamos de muchas cosas pero una que me chocó fue el hecho que según él, los habanos para el consumo (no para la guarda a largo plazo) se pueden mantener a 55% de humedad. Por supuesto que el número me hizo muchísimo ruido porque siempre hemos hablado de un mínimo de 64% y un máximo de 72%, que se ha extrapolado a la regla del 65-75%, pero ciertamente nunca por debajo de 60%. Pero viendo un poco mi experiencia especialmente con este H. Upmann No. 2, todos los que he fumado hasta el momento me los ha dado Kukenan de una caja almacenada y abierta por ellos, y han fumado perfecto. Este tenía unos 3 meses en mi humidor que mantengo a 67% y el tiro fue apretado durante toda la fumada. Si bien hay mucho que hablar sobre consistencia en los habanos, creo que con menos humedad este habano habría estado mucho mejor y en este momento casi que certifico lo que dijo Javier. En efecto, menor humedad para los habanos y ciertamente tienen razón quienes los mantienen separados de los centroamericanos. Pero ya cuando tenga más habanos puedo hacer esa distinción. Por el momento tengo unos 10 que no justifican un nuevo humidor. En cuanto a esta experiencia, no me cabe duda que ha sido de las mejores que he tenido con un habano, especialmente por la consistencia entre casi todos los ejemplares que he fumado y eso es un punto a favor de Habanos SA como marca.

Publicado por diego440

Publicista, redactor y hasta director de arte. Siempre escritor, por eso ahora generando contenidos en digital.

2 comentarios sobre “H. Upmann – No. 2

  1. Hola Diego,
    Muy feliz de que hayas realizado una reseña de este cigarro. Yo tengo una caja que encontré con fecha de 2017 y fumo uno cada cierto tiempo ( intento estirar el tiempo porque no se encuentra en los estancos con facilidad). No te sabría hablar de sabores y matices. Sólo puedo decirte que parece un gran cigarro y el tipo de habano bien construido. He sido muy crítico con habanos s.a. últimamente por su subida de precios, la cuál, muchas veces no va acorde con su calidad y el tiempo de maduración que llega al mercado. Sin embargo, en este caso me tengo que quitar el sombrero.
    Saludos

    Me gusta

    1. Hola Lorenzo, totalmente de acuerdo contigo. Desde siempre he sido muy crítico de Habanos porque sus precios no siempre están a la par de su calidad, y este nuevo aumento me dejó muy impresionado, especialmente cuando su competencia más directa aumenta precios un 5-10% anual. Pero los habanos que he fumado en el último año me han sorprendido por su construcción y este No. 2 es un claro ejemplo. Es increíble lo que se puede lograr cuando la construcción es buena.

      Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: