Linga – Most Wanted

Para mi última prueba de un Linga Cigars, decidí irme por el más recomendado. No solo por quienes me lo vendieron, sino incluso amigos que han visitado República Dominicana y lo han probado, así como amigos que viven en ese país y están expuestos a una gran cantidad de marcas emergentes dominicanas y han encontrado en el Most Wanted de Linga una propuesta atractiva. Buscando eso mismo, me dispuse a probar este cigarro de capa San Andrés mexicana sobre capote Habano ecuatoriano y tripa dominicana, hecho en República Dominicana. El Most Wanted está disponible en cuatro vitolas distintas, pero todas tienen el mismo precio de $8, aunque puede variar de un mercado a otro. Aunque dos de los productos son de tamaños «normales» como este toro 6×52 que voy a probar y un robusto 5×50, también hay un gordo 6×60 y un 7×70 llamado grande. El Most Wanted es a propuesta más apuntada hacia el mercado americano y por eso esas dimensiones.

Pero también es verdad que hasta el momento no he tenido una experiencia del todo positiva con Linga, por lo que este cigarro puede ser el del cambio para bien o el de no querer probarlos más. Aunque la capa del Most Wanted se ve sorprendentemente rústica, el cigarro se nota bien construido, con una gran variedad de colores sobre la capa pero estos hacen una muy efectiva armonía con la anilla, mostrando tonalidades similares un cierto brillo a todo lo largo. Sin embargo, me sorprenden los aromas que no son los típicos de una capa San Andrés, destacando más notas a piña fermentada, notas perfumadas que me recuerdan a las típicas colonias de abuelo como Roger G. Gallet, también hay aromas ácidos o que me recuerdan a sabores ácidos y paja. En la tripa se aprecian esas mismas notas de fruta fermentada, pero a la hora de picarlo y apreciar la calada en frío, estas notas de frutas desaparecen y lo que se sienten son notas de madera y aserrín.

Pero el Most Wanted comienza exactamente como estaba rezando que no se comportara, al menos en parte. A ver, la construcción es fenomenal, con una ceniza blanca y muy firme, que se rehúsa a soltarse del cigarro, también un anillo de combustión muy recto y humo abundante en cada calada. En la imagen se ve increíble y si esta reseña fuese solo de imágenes, el Most Wanted sería un ganador, incluso sin hacerle fotos al primer tercio y la verdad es que quería darle la oportunidad de que mejorara en el segundo tercio y no fue así, razón por la cual no hay fotos del primer segmento. Pero el Most Wanted tiene una infinidad de sabores que parecen infusionados, como frutas fermentadas, notas ácidas que llegan a ser desagradables, anís, lychee e incluso una nota que solo puedo clasificar como umami. Pero ninguna de estas notas son agradables y aunque en el momento que suelto el humo se sienten notas de tabaco rico y abundante, al momento en que dejo de fumarlo y en el ambiente se sienten las notas de la capa quemando, hay una abundancia de incienso y aromas que me recuerdan a estar sentado cerca de jóvenes que apestan a vape.

El segundo y último tercio no mejoran, destacando muchísimas notas de frutas maceradas, notas ácidas, fermento, perfume y una nota dulce y suave como de melaza. El tema es que por un lado no lo quiero dejar, porque me rehúso a dejar un cigarro, pero por el otro no quiero dejar de darle caladas porque cada vez que lo hago me veo obligado a oler el incienso que suelta la capa y ese es peor, por lo que el Most Wanted también desarrolla notas amargas, sobre todo en el último tercio. No obstante, comenzando ese último tercio y ver que las cosas no solo no mejoraban, sino que además parecían empeorar, decidí dejarlo a un lado. La intensidad de los sabores va de media a media-baja a lo largo de la fumada, con una fortaleza que se queda en media desde el inicio. Me tomó una hora y 15 minutos fumarlo hasta donde lo dejé.

Para esta reseña en realidad fumé dos cigarros, pero luego del primero hablé con quien me lo vendió y le conté mi experiencia y me sugirió fumarlo de nuevo para confirmar. Solo me hizo falta encender ese segundo cigarro y darme cuenta en las primeras caladas que sería la misma experiencia. Una experiencia que confieso ha sido una de las peores que he tenido este año, incluso si estamos dentro del primer mes, pero también diría que es de las peores del año pasado. También hablé con algunos amigos que me lo recomendaron y me dijeron que la liga no es la misma y que la que ellos fumaron no era saborizada como esta parece ser. Pero está bien si la marca decidió cambiar la liga y hacer un cigarro infusionado, pero que lo digan al menos.

Publicado por diego440

Publicista, redactor y hasta director de arte. Siempre escritor, por eso ahora generando contenidos en digital.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: