Romeo y Julieta – Romeo

Un poco de cómo llegué a este tabaco. Hace unos meses tuve la oportunidad de ir a Miami y compré varios tabacos que había anotado en mi lista de “debo probar”. Otra de las razones por las que fui a Miami fue a una fiesta en donde sabía que no habrían muchos fumadores de tabaco, así que además de las compras obligadas, di un corto vistazo por lo demás que ofrecía la tienda y me compré este tabaco. La fiesta estuvo de lo mejor y en ella un familiar me regaló un Montecristo (cubano) #2, así que este Romeo terminó regresando conmigo y hace unos días decidí ponerle candela.

Lo primero que me llamó la atención fue el cepo, que es de 60. Es un poco incómodo al principio, pero a medida que el tabaco se va haciendo más esponjoso, es más cómodo fumarlo. Lo otro que me llamó la atención fue estudiar un poco sobre el tema, pues siempre había pensado que Romeo y Julieta era una marca cubana y que no existían otros.

El hecho es que Romeo y Julieta es una marca cubana, sí; pero en 1954 la marca mudó parte de sus operaciones a República Dominicana, manteniendo operaciones en Cuba. Con la llegada del castrismo y la dictadura, la marca fue expropiada en Cuba, para ser relanzada a principios de los años 60. Por su parte, los fundadores originales mantuvieron el centro de operaciones en República Dominicana, y producto de ello es este tabaco, entre muchos otros dominicanos de la casa Romeo y Julieta.

Suficiente de historia. Aquí a lo que vinimos.

uyhvwyb

Los Romeo y Julieta dominicanos siempre han sido más suaves y ligeros que su contraparte cubana. Con la edición de Romeo, están apuntando a un tabaco más fuerte y robusto, gracias a su capa ecuatoriana bastante oscura, pero con un capote y tripa dominicanos, es un tabaco firme y muy aromático.

piqz0um

Tiene una textura rugosa, que me hizo pensar que era un tabaco muy moderno, como con anti-resbalante, venas mínimas y costuras casi invisibles. Un aroma de madera rica y dulce es lo que mejor se siente en frío. Recién encendido pude notar un abundante humo denso con un sabor medio de pimienta, madera y tierra, con un perdurable sabor. A partir de aquí me di cuenta que fue una buena decisión esta compra, ya estaba gratamente sorprendido.

ocno1yb

Su ceniza es gris clara, pero muy densa, con múltiples capas y texturas, haciendo que fumarlo se sienta muy bien y dejarlo descansar, aún mejor. Cada calada me llenaba de esos sabores suaves, que me hacían apreciar el tiempo que le estaba dedicando.

klm1jqc

A los 30 minutos de encenderlo, los sabores cambian un poco, dejando de lado el dulce de la madera y reemplazándolo por un toque de nueces y aún manteniendo el tono leve de la pimienta hacia el final.

wucqyxn

Una hora después de encenderlo y ya estoy en el último tercio, donde los sabores cambian de nuevo hacia un tono más cremoso, pero manteniendo las nueces, la pimienta y el sabor terroso. La construcción sigue perfecta y la quemada uniforme. En total la fumada fue de una hora y media, lo cual me sorprendió con un tabaco tan pequeño, pero en realidad no era tan pequeño, su anilla gruesa engaña.

cdrnfid

Oigo mucho de personas que son escépticas hacia los tabacos dominicanos, pero cada vez que pruebo alguno me convenzo más que sin duda están entre los mejores. Este Romeo me sorprendió porque pensaba que iba a ser “cualquier cosa”, y fue algo mucho más. Es un tabaco suave, no aturde y varios minutos después de fumarlo todavía sentía sabores y aromas increíbles. Sin duda lo volveré a comprar cuando pueda.

Dossier-2.indd

 

Un comentario sobre “Romeo y Julieta – Romeo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s