Illusione – Gigantes G

El hecho de vivir en Venezuela y ganar en bolívares se traduce en el rechazo (o preferencia) por no comprar tabacos importados en Venezuela, siendo las razones principales que, a) los precios son prohibitivos, o b) suelen ser de dudosa preferencia. Siempre se dan una de las dos, o en algunos casos, ambas. Es por eso que, con excepción de los tabacos nacionales que compro, todo lo demás lo compro cuando viajo o se lo encargo a alguien cuando viaja. El resultado de esto es que ya casi nadie me avisa cuando va a viajar, a menos que sean fumadores que están en la misma situación y me hacen lo mismo cuando me toca a mí. Tal fue el caso de este Illusione, que adquirí como parte de un ‘bundle’ de alguien que los estaba vendiendo por internet, que incluía un par de EP Carrillo, un par de Cain F55, unos JD Howard, entre otros. Este Illusione me parecía uno de los ‘baratos’ de la colección.

xdes48c

Como casi siempre hago antes de fumarme un puro desconocido (e incluso con los conocidos) es estudiar un poco sobre él, qué sabores han encontrado los demás y compararlos con los sabores que yo le encuentro, comprobar intensidades, etc. Cuál sería mi sorpresa al descubrir que el precio de este puro no baja de $7,50, colocándolo en un precio ligeramente superior a la media. Adicionalmente, un estudio de sus componentes me hace llevarme otra sorpresa, su capa y capotes son bastante buenos, muy lejos de ser un tabaco ‘barato’. Independiente de eso, solo por la apariencia de la anilla sí pareciera un tabaco de poca monta.

ggyv1pv

En frío y luego del corte los aromas que más resaltan son el café y el chocolate, pero unidos, como de un café mocha, junto a un aroma de tierra bastante sutil. Luego del encendido y las primeras caladas, estos aromas se funden con un toque fuerte de pimienta que hace crecer todos los demás y se unen con una sutileza de nueces que me tomó completamente por sorpresa.

lh9moyf

En Venezuela tenemos un tipo de nuez llamado ‘merey’, que según la RAE en España se le conoce como anacardo… es el sabor de nuez que mencionaba en el aroma en frío y que tiene este primer tercio del tabaco. También aparece un sabor ligero de frutas, que junto con el chocolate del aroma en frío me recuerda a las frutas esas que uno compra cubiertas de chocolate. Sin duda este tabaco me está sorprendiendo.

qjvb86g

Hacia la mitad del tabaco los sabores de fruta son más obvios, aunque durante un par de ocasiones pensé que el ‘barato’ del tabaco salía a relucir (de verdad que esa anilla no me gusta nada) y me parecía que el sabor de frutas era más como un ácido de alguna impureza del mismo cigarro. También se atenúa un poco el toque de merey (anacardo) y el mocha regresa con un toque más de espresso que de chocolate. La línea de quemado es casi perfecta y el tiro es fenomenal. De verdad que no hay nada que me moleste de este tabaco, con excepción de lo que ya mencioné.

yra1qve

Hacia el final del tabaco se diluyen los sabores y comienza un toque intenso de tabaco puro y por primera vez se evidencia la capa San Andrés en su sabor, siendo intenso a tierra mojada. El Gigante podría ser un cigarro de consumo casi diario, sobre todo por el hecho que se vende en cajas de 50 unidades, pero también porque su variedad de sabores es suficiente para cautivar a cualquiera e incentivar a descubrir nuevos matices en cada fumada. Aunque por el precio de la caja (alrededor de $400) muchos se lo pensarían mejor, incluso recordando que son 50 tabacos y no los típicos 20-25.

Dossier-2.indd

Un comentario sobre “Illusione – Gigantes G

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s