Así como sucede con la mayoría de las cosas relacionadas al tabaco, si tienes un método preferido y que funciona, no hay mucha razón para dejar de hacerlo. Si quieres encender un puro con una vela con aroma de coco, dale. Pero este artículo, entonces, no es para ti. Si quieres aprender como encender un tabaco correctamente, así como qué tipo de implementos existen y que puedas usar, entonces continúa leyendo.

Usa el fuego correcto

Existen cuatro herramientas aceptables para encender tabacos: fósforos de madera sin sulfuro, micro-sopletes de butano, encendedores de llama fría de butano, y listones de cedro. Los encendedores habituales de gas o tipo Zippo, velas, fósforos de papel y cualquier otro implemento es factible que te deje un mal sabor en la boca, pues contienen químicos que le cambian el sabor al cigarro cuando lo enciendes.

Tuesta el pie

Sin importar el implemento que utilices, la palabra funcional a la hora de encender es ‘sutileza’. No querrás carbonizar el cigarro ni encenderlo demasiado rápido, así que comienza tostando sutilmente el pie mientras lo rotas para garantizar un tostado uniforme. Esta será la base del encendido, haciendo que la capa, el capote y la tripa se vayan encendiendo al mismo tiempo. Si usas un yesquero tipo soplete, separa el cigarro al menos 2 centímetros de la llama. Pero los fósforos de madera o los listones de cedro tienen la llama un poco más fría, así que los puedes colocar más cerca, pero asegúrate que no estén en contacto directo con la llama durante mucho tiempo.

Con qué encenderlo

  • Fósforos de madera: Muchas tiendas de tabaco te los regalan con cada compra. Asegúrate que los fósforos estén libres de sulfuro, pues no todos los fósforos de madera son ideales para encender puros. La llama de estos es más fría que la de los mini-sopletes, así que ajusta el método de encenderlo. Por otro lado, si puedes escoger los fósforos más largos, mejor.
  • Listones de cedro: estos se encuentran muchas veces dentro de las cajas de tabaco, aunque algunas empresas los venden por separados, de tamaños específicos. Muchas personas prefieren este método no solo porque se ve muy elegante, sino también porque se piensa que las llamas más frías son mejores para los cigarros. Los listones de cedro tienen el beneficio adicional de que queman por más tiempo que los fósforos de madera y son más fáciles de sostener.
  • Mini-sopletes: En este ámbito hay muchísimas opciones que incluyen sopletes con una, dos o tres turbinas, pero en realidad hay muchas configuraciones más. Las marcas más comunes son Xikar, Colibrí y Vertigo.  Sobre estos encendedores, hay un par de detalles a tener en cuenta:
    • No puedes llevarlos en un avión, ni siquiera en la maleta
    • Usa siempre butano de alta calidad y pureza para rellenar el encendedor. El butano de mala calidad puede fácilmente dañarlo.
    • La mayoría de estos encendedores vienen con una garantía y pueden ser reparados o reemplazados sin mayor complicación, así que guarda bien el recibo.
  • Llamas frías o suaves: Hay quienes prefieren los encendedores de llama fría o suave, se diferencian del típico encendedor tipo Zippo en el hecho que usan butano más limpio, sin salir de una turbina. La razón principal de su preferencia es que es más limpio y seguro que fósforos o listones y mucho más suave que los mini-sopletes.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s