CAO – Colombia

Otra de las aventuras globales de CAO, añadiendo otro país a su línea de cigarros mundiales, esta vez se atreven a ser diferentes utilizando tabacos difícilmente vistos en cigarros de esta categoría. Existen plantas de tabaco de semilla cubana en la costa colombiana desde el siglo 19, pero durante los últimos 15 años se han cultivado y perfeccionado meticulosamente un tabaco conocido como Ica Mazinga, que crece en las zonas montañosas cerca de la costa del Caribe.

4gw7xuj

Este puro tiene conmigo desde marzo de 2016, por lo que casi cumplió el año de humidor. La verdad es que desde que lo compré, como parte de un paquete que incluía el Italia, America y Brazilia, todos de CAO, este siempre me pareció que sería el más suave del grupo y, por ende, el que menos quería fumarme. Sin embargo, aunque el tabaco colombiano tiende a ser más suave que el de otros países de América, en ningún momento podría decir que este es un tabaco necesariamente suave. En frío el tabaco tiene aromas considerables de madera, tabaco natural, una dulzura que pareciera venir de azúcar de caña y un ligerísimo toque de pimienta.

9kb5jzy

Las cuentas claras y el chocolate espeso, este CAO es cremoso desde el principio de la fumada, el humo parece casi palpable como corre por el paladar, en las primeras caladas pude probar la diferencia entre pimienta negra y pimienta blanca; llevo un par de meses tratando de descifrar esa diferencia en los puros, pero casi todos los que he fumado tienen el componente de pimienta negra, mientras que este claramente no tiene el mismo matiz, así que debe ser blanca. No llega a ser un golpe de pimienta, sino más bien una tonalidad que caracteriza estas primeras caladas.

zsavunt

La intensidad de la pimienta blanca varía un par de veces durante este primer tercio, mientras que en el fondo se siente un sabor muy particular de limón. Estos dos sabores me parecen más típicos de las capas Connecticut, pero por la intensidad de este CAO, en realidad no es un CT, es mucho más fuerte que uno. La línea de quemado es prácticamente perfecta y esa misma intensidad con la que quema ciertamente tampoco representa a un Connecticut, pero mejor sigo disfrutándolo y vemos.

3wcovwn

Sí podría decir que los sabores en este puro no están perfectamente balanceados, al menos no tan bien como esperaría de un CAO, que en todas sus presentaciones me han mostrado un tabaco casi perfecto. Además de la pimienta y el limón, los otros sabores que se perciben son el de nueces, café, miel, y un sabor que se asemeja al del maní garrapiñado. Ese aroma de madera que existía en la calada en frío se siente pero muy lejano, quizá será uno de los sabores que harán acto de presencia más adelante.

pxqcocm

Habiendo superado la mitad del puro, ciertamente la madera se convierte en uno de los sabores predominante, acompañado por el cuero, pero con muy poca transición entre ellos. El sabor de limón ya no es tan lejano, pero no llega a ser protagonista tampoco, mientras que la línea de quemado comienza a variar un poco, pero no llega a ser algo que necesite retoque. La ceniza como tal continúa su apariencia compacta y con pocas ganas de soltarse, no sé si mi pulso ha mejorado últimamente pero ya no es tan común que me caiga la ceniza encima. Los sabores no han cambiado mucho y las transiciones son prácticamente inexistentes, aunque se presenta un sabor tipo cereal, como lo que el interior de un silo debe oler, pero muy reducido. Llegando al final del segundo tercio la madera deriva en un aroma de miel.

ure7xsp

Comienzo el último tercio y me llama la atención como el puro comenzó con una textura opaca y ha cambiado a algo mucho más aceitoso y brillante. El tiro se vuelve un poco irregular y a veces me parece que está a punto de apagarse, incluso el humo se torna menos blanco y más gris. Esta tendencia dura unos 5-10 minutos, y luego regresa a la normalidad, envuelto con ese primer aroma de maní garrapiñado que mencionaba mientras el puro se va calentando, sin duda porque está en sus últimos momentos, pero realmente queda mucho por fumar y no quisiera comenzar a quemarme tan rápido.

ilp0v8o

La anilla sale sin mayor problema y afortunadamente no está pegada al puro. La línea de quemado continúa bastante recta y sin mayor problema, aunque el humo se vuelve muy caliente en ocasiones, mientras que el puro no retiene la firmeza del principio. Se vuelve también un puro bastante aceitoso, lo cual me encanta porque hace que el humo y el sabor en sí se haga mucho más denso. En ningún momento se sintió como un tabaco de intensidad fuerte, pero tampoco estuvo al nivel de suavidad de un Connecticut, afortunadamente. Este ha sido un puro de intensidad media de principio a fin, con muy pocas transiciones. Hubo un sabor salado durante casi toda la fumada que nunca pude identificar, pero no tenía la suficiente riqueza como para merecer demasiadas menciones. No recuerdo cuánto pagué por el paquete de 4, pero una búsqueda en internet coloca este puro en un precio de $5, lo cual es perfecto para un puro de sabor medio y con un tiempo de fumada que apenas superó los 70 minutos.

Dossier-2.indd

 

 

3 comentarios sobre “CAO – Colombia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s