Buffalo – Habano

7daxnek

Pues la verdad es que esta reseña no la había hecho básicamente porque no tenía ni un ápice de información acerca de estos puros, más allá de su procedencia, y eso es porque lo dice en la anilla. Pero para todo lo que es contenido, precio y demás temas de la ficha técnica, no tengo ni la más mínima idea. Llegó a mí gracias a un amigo que viajó a República Dominicana y me trajo este junto con un Trinidad y un Oliva Serie V Melanio. Una búsqueda exhaustiva en internet me dio como resultado muchas entradas de una tienda que queda en la ciudad donde estudié la universidad: Buffalo, en el estado americano de NuevaYork, y solo una referencia me llevó a estos cigarros, y realmente no hay nada de texto en ella, solo una foto de un stand de Buffalo Cigars. Así que en este caso me enfrento a un gran reto, pues no tengo referencia de este puro, así que tampoco sé si es caro o barato. Pero no importa, vamos a ello.

x3yi2k2

En primer lugar, se trata de un cigarro bastante bonito, una construcción perfecta, muy pocas venas, apariencia oleosa y muy oscuro. El cigarro tiene unos 4 meses en mi humidor, así que ya era hora de fumarlo. Los aromas que tiene hacen que me impresione más ante la ausencia de conocimiento sobre el puro, pues huele muy bien y muy variado, con elementos de café, aromas frutales, canela y un toque más lejano de chocolate y paja. Casi no parece un puro dominicano.

t7dphzp

Afortunadamente el cigarro y la ciudad americana tienen muy poco en común. Recuerdo cuando estudiaba allá, me gradué hace 16 años, y menos mal que no fumaba puros en ese momento, pues el déficit financiero era constante. Recuerdo que en esa época fumaba cigarrillos Camel y en la época apareció una variedad llamada los Wide, que eran más gruesos y costaban lo mismo que los otros. Instantáneamente se volvieron mis preferidos. Pero este puro sabe a cualquier cosa menos que a un cigarrillo; los sabores son densos, ricos y profundos desde la primera calada, con sabores fuertes de tabaco (por supuesto), dulce, melaza, miel y café. El tiro es perfecto y la cantidad de humo es constante, la quemada es perfecta también.

t2srnmx

Durante el primer tercio aparecen varios sabores adicionales a los mencionados, incluyendo ese toque afrutado del principio, casi como de frutos rojos, pero la variedad que está en almíbar. Es un cigarro extremadamente denso, aunque el humo en sí no lo es tanto, pero es muy perfumado, dejando como un aura de sabores. También incluye paja, canela, clavo y comienza a desarrollarse un sabor de chocolate que no sentí al principio, pero que todavía no me atrevo a definir, pues se siente muy cargado. La línea de quemado es de diccionario.

eii5qar

Realmente una gran parte de los sabores se desvaneció en lo que comencé el segundo tercio, quedando solamente el chocolate, la canela, la paja y un sabor a almendras que apareció a finales del primer tercio. Sin embargo, siendo el chocolate el más prominente de todos, se ha desarrollado más e incluso se siente un aroma como de un café mocha, mezclando el café con el chocolate en una combinación fuerte y apetitosa. El cigarro lo estoy maridando con una coca cola, así que el sabor de ambos explota en cada sorbo.

7zlxo7b

Con timidez, y hasta cierto punto orgullo, me siento como si fuera la primera persona que fuma este puro, o al menos la primera que lo reseña, pues nada en Google me llevó a esta maravilla. Por esa misma razón no puedo tener una opinión negativa de este puro, pues comence a fumarlo con cero expectativas y sin esperar mucho de él. A partir de la mitad el cigarro se vuelve extremadamente cremoso, y es raro porque desde el principio no se le sentía cremoso (a lo mejor sí, yo estaba un poco distraído). Los aromas afrutados ya no están, pero esa combinación de café, chocolate y crema lo hacen delicioso, aunque también muy anti dominicano, pareciendo mucho más un puro nicaragüense. Sin embargo, el sabor de café esconde tras de sí algunos sabores que no he alcanzado a determinar.

wprzgcw

Pero así mismo desaparecen casi todos. El café, aunque presente durante los aromas en frío y en la mitad, desapareció a partir del inicio del último tercio, mientras que la crema, ausente en casi todas sus expresiones, se hizo presente a la mitad y también desapareció. No obstante, ese sabor de melaza se combinó en el último tercio con un sabor de frutas rojas, pero más como de ciruelas, que lo hizo muy sabroso y muy rico en sabores, al punto que no quería dejarlo, no tanto porque mejorara, porque no lo hacía, sino más para descubrirle nuevos sabores. La nicotina es inexistente en el puro, mientras que la intensidad nunca pasó de media. El Buffalo es un cigarro poco conocido, pero realmente me gustaría tener más de ellos para poderlo apreciar con más detenimiento. Me dejó con muy buenas impresiones que espero poder repetir en algún momento, siempre que me los consiga la misma persona, siempre que no sea demasiado caro.

 

Dossier-2.indd

Un comentario sobre “Buffalo – Habano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s