L’Atelier – Surrogates Bone Crusher

Un cigarro que tengo desde mayo y que no había fumado aún, más que nada porque ciertamente llama poco la atención, al menos visualmente. En su pedigree tiene que es fabricado por la familia Garcia (léase Don Pepin Garcia) y la liga fue creada por Pete Johnson (creador de los Tatuaje), en 2011. Cuando L’Atelier fue creado en 2012, el Surrogates se convirtió en el cigarro emblema de la marca. Quizá lo más importante del tema es que Surrogates está construido sobre cimientos de mucha tradición y excelencia, pero a un precio muy accesible, que lo hacen una de esas joyas por descubrir.

L'Atelier - Surrogates Bone Crusher 01

La construcción se ve algo rústica e imperfecta, oleoso, con muchas venas y muy irregular. Se siente muy duro, como si no hubiese sido bien conservado (que sí lo ha sido), aunque hacia el pie tiende a tener una esponjosidad, pero hacia la cabeza y la perilla se siente extremadamente rígido y sin aromas. Mi sesión de olido tanto antes como después de picarlo me da varios aromas, pero ninguno extremadamente fuerte: pimienta, cacao, cuero, tierra, café.

L'Atelier - Surrogates Bone Crusher 02

Desde las primeras caladas me doy cuenta que se trata de un cigarro diferente, especialmente considerando que es fabricado en Nicaragua por la familia Garcia, pues carece de ese golpe de pimienta tan típico. Los sabores más prominentes son crema, chocolate, un toque de pimienta (que no es un golpe), café, melaza y cuero. El tiro podría ser mejor, pues se siente torcido muy apretado. Aparece un toque dulce en el cigarro que de una vez produce matices y distintas riquezas que lo hacen muy complejo desde el inicio.

L'Atelier - Surrogates Bone Crusher 03

Ese sabor dulce tiene distintos matices, como mencionaba, permitiéndome apreciar melaza, azúcar morena y un sabor que solamente he sentido cuando tomo jugo de zanahoria, que es el dulce que lo acompaña, pero no voy a salir a decir que es zanahoria. También hay un sabor de fondo de café muy cremoso y la pimienta se va haciendo más fuerte. La profundidad y riqueza de estos matices hace al cigarro muy interesante, y si tan solo el tiro pudiera mejorar, estaría prendado con él. La ceniza también es bastante compacta, al menos hasta el momento.

 

L'Atelier - Surrogates Bone Crusher 05

Debo confesar que sabía muy poco de esta colaboración entre Pete Johnson y Don Pepin Garcia, aunque siempre he sabido que han trabajado juntos, especialmente con los Tatuaje, pero nunca pensé que hubiesen hecho otro cigarro por separado. La intensidad se mantiene en media y sin duda por el precio, se trata de un gran cigarro (alrededor de $8), dando sabores y riquezas típicas de cigarros de $12, por lo menos, aunque L’Atelier tampoco es una marca que se caracterice por precios muy altos, siendo que el La Mission que probé hace como 18 meses estaba en el mismo rango de precio. Los sabores mientras me aproximo a la mitad del cigarro son estos: café, crema, chocolate, cuero, dulce, melaza, azúcar moreno, madera y tierra.

L'Atelier - Surrogates Bone Crusher 06

Una maravilla esta ceniza, aunque a los 15 segundos de la foto se cayó. A partir de la mitad los sabores se hacen más intensos, aunque vienen apoyados de una buena dosis de nicotina. El tiro continúa bastante apretado, pero la complejidad de los sabores hace que pase quizá demasiado tiempo pendiente del cigarro y no de tomarle fotos. La lista de los sabores no ha cambiado, pero la intensidad sí, aunque la zona alrededor de la perilla continúa muy dura y creo que eso es lo que está haciendo que el tiro sea tan apretado… y al parecer será así hasta el final.

L'Atelier - Surrogates Bone Crusher 07

Luego de la belleza que fue la foto anterior, esta me da un poco de pena, pero la verdad es que no hubo fotos entre esos dos, así que no podría sustituirla. En el último tercio la mayoría de la nicotina desaparece, pero aproximadamente al punto de donde está la anilla el cigarro se apagó y se rehusó a encenderse de nuevo, lo cual me hace pensar que ese punto rígido era algo más complicado que simple tabaco acumulado. Sin embargo, el resto del tabaco estuvo maravilloso y aunque la puntuación no va a ser la mejor, sí quisiera la oportunidad de probarlo de nuevo, bajo mejores condiciones del cigarro. Combinaciones como la liga de este tabaco y el trabajo de Pete Johnson y Don Pepin ciertamente dan buenos resultados, y el Surrogates Bone Crusher de L’Atelier lo confirma.

 

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s