Como he mencionado antes, en junio del año pasado tuve la oportunidad de visitar Puerto Rico como parada de un crucero, por lo que pasé apenas 5 horas visitan el viejo San Juan. Durante esa visita fui a algunas tiendas de tabaco y me sorprendí de ver los precios caza turistas que tenían, tanto que salí espantado de la mayoría de los locales. No hace tanto también hice un artículo mencionando esa aventura. Sin embargo, hubo un local de precios decentes, variedad impresionante y donde me trataron bastante bien e incluso me hicieron un par de regalos luego de conversar un rato con la dueña. Ese lugar se llama Cigar House y este cigarro lo compré ahí.

DSCN2865

Para quienes se confunden fácilmente o quieren una explicación para todo, la marca de este cigarro es L’Atelier, que es una submarca de My Father Cigars. El ‘modelo’ del cigarro es Surrogates Animal Cracker y la vitola se llama Gordo y es una liga distinta al Surrogates Bone Crusher. Este es el 6×60. Aunque estas dimensiones no son las que más me gustan, especialmente para una reseña, sí debo notar que es un cigarro bonito, aunque su mínima anilla no denote mucho. Es el tipo de cigarro que quisiera picar con un punch, pero en la perilla se nota una pequeña protuberancia justo donde debería poner el punch, como si se tratara de un mini rabo de cochino, por lo que termino picándolo con la guillotina doble y queda un agujero que se asemeja mucho al que dejaría un punch. En la capa se aprecian toques suaves de cuero y un sabor más abundante de chocolate, mientras que la calada en frío muestra paja, pimienta y algo de caramelo.

DSCN2874

El Animal Cracker comienza con una dosis fuerte de humo que acompaña sabores dulces de madera, pimienta y sabores de cáscara de naranja, que se siente más en el final de la fumada. En el retrogusto se siente intenso de pimienta y ese tiro es espectacular, soltando grandes cantidades de humo y con una línea de quemado perfecta.

DSCN2881

Con este tamaño y estas dimensiones, el Animal Cracker en realidad está quemando relativamente rápido, permitiéndome cubrir el primer tercio en apenas 20 minutos. Los sabores también cambian mientras estoy en esta transición hacia el segundo tercio, incluyendo madera, cuero, tierra, pimienta y un sabor que me recuerda a cuando dejas carne en la parrillera y comienza a quemarse la piel… no es el sabor de carne como tal sino el sabor de esa corteza tostada. De estos la pimienta ya no se siente como un sabor predominante, sino más como secundario pero en el retrogusto sí se siente como el único sabor.

DSCN2882

En el segundo tercio y aproximándome a la mitad del cigarro el sabor de carne a la parrilla desapareció, pero siguen presentes la madera, el cuero, la tierra y la pimenta, que aunque se había suavizado bastante, no demuestra signos de querer irse a ningún lugar y ya regresó como un sabor predominante, y en el fondo se siente un sabor a chocolate suave, como chocolate con leche. En el retrogusto se siente pimienta, pero ya se siente como una combinación de distintas pimientas, negras, verdes, rojas y blancas.

DSCN2892

Superando la mitad del cigarro y la ceniza sigue siendo muy bonita y bien construida, con una solidez respetable y el cigarro comienza a quemar mucho más lento superado el ecuador. Así como el retrogusto permitió apreciar matices de pimienta, el sabor de madera también permite apreciar matices de él, que aunque no puedo definir qué tipos de madera hay, sí se sienten distintos sabores dentro de la misma definición de madera, también hay cuero, tierra y chocolate.

DSCN2893

Al cabo de 95 minutos finalmente llego al (casi) final del cigarro, la quemada, tiro e intensidad siguen siendo bastante buenos, mientras que los sabores siguen siendo una mezcla abundante de madera, cuero, tierra, chocolate, café y un toque variado de pimienta que le va dando toques más y menos fuertes durante la fumada. Termina de aparecer un golpe relativamente fuerte de nicotina que no me gusta nada y me hace caminar dando tumbos cuando finalmente me levanto a tomar agua después de fumarlo. Pero al final creo que el Animal Cracker no tiene un gran elemento diferenciador con respecto al resto del mercado. Si bien su anilla es diferente y es un cigarro llamativo, en términos de sabor se queda bastante atrás aunque estos sabores sean variados.

Dossier-2.indd

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s