Cain – Daytona

Yo sigo con los productos del sampler que compré. No me cansaré de decir que adquirir samplers de marcas es una gran oportunidad para probar distintas opciones dentro de un segmento, aunque sí hace falta que conozcas al menos un producto de ellos y que te haya gustado. Obviamente, nunca compraría un sampler de Te-Amo, puesto que he tenido experiencias bastante malas con ellos en general, pero en cuanto a Oliva creo que no me ha ido mal con ninguno. Específicamente de Cain probé el Straight Ligero, que me pareció (casi) excesivamente fuerte, pero sí estuvo bueno de sabores, por lo que sí tenía ciertas ansias de probar este que se menciona como una versión más suave del Straight, pero también incluye ligeros en su liga.

Cain - Daytona 01

Como otros Cain, tiene la anilla en el pie, pero probé quitarla y ponerla desde arriba y funcionó. Hace un par de semanas se me ocurrió la genial idea de tratar de deslizar la anilla hacia arriba en un cigarro de etiqueta similar a este y lo que hice fue quebrar la capa como en 3 lugares, seguido de sentirme como el mayor idiota del mundo. El cigarro se ve bastante bien, con algunas irregularidades en el color de la capa, pero es algo esperado y no me preocupa mucho. También tiene algunas venas grandes y pronunciadas que simplemente me hacen ver que no se trata de un Connecticut, así que mis miedos de que este fuese la versión más suave del Straigth Ligero no llegan a ser tantos como para pensar que es simplemente un cigarro suave. Tiene aromas fuertes, pero son pocos, e incluyen algo de paja y caramelo, pero no mucho más. Cuando lo piqué lo hice con la guillotina en V y un solo corte no fue suficiente, así que le hice la famosa X para asegurarme que el tiro estuviese bien. A partir de la calada en frío se le siente un solo aroma de tierra, que no es de los otros apreciados en la capa, pero sí siento una sensación de pimienta en los labios y la garganta.

Cain - Daytona 02

El cigarro comienza quemando un poco raro, pero nada que me llegue a preocupar en este punto. El tiro es muy bueno y la cantidad y densidad del humo muy respetables; no siento una inmensa cantidad de sabores, pero ese toque de pimienta es bastante obvio y protagonista, sobre todo en el retrogusto. Más allá de eso, no hay mucho más, salvo unos toques lejanos de mantequilla y almendras. Pero sí demuestra en el inicio que no se va a tratar de un cigarro aburrido, sino uno con una buena densidad y riqueza de sabores, si bien es sencillo.

Cain - Daytona 03

La línea de quemado se corrigió sola y mientras llego al final del primer tercio los sabores parecen haber cambiado el orden de su intensidad, siendo el de almendras el que tiene el protagonismo ahora, más como de almendras tostadas. La pimienta parece haberse colocado de última en el orden de los sabores, aunque entre estos dos no se siente una gran variedad, sino ese toque de mantequilla que mencionaba al inicio, pero sin relacionarse con ninguno de los otros sabores. Me pasa que creo que me va a dar gripe, o al menos tengo la garganta bastante seca, por lo que no me atrevo a inspeccionar mucho el retrogusto del cigarro. Si bien no hay sabores adicionales, los mismos sabores del inicio siguen jugando con sus intensidades.

Cain - Daytona 04

Aproximándome a la mitad del cigarro, la ceniza se me cayó encima justo antes de levantarme a hacer la foto, así que el cigarro pareciera que lo acabara de encender, aunque también eso pasa porque la línea de quemado está prácticamente perfecta, habiéndose corregido sola. Desde el punto anterior, los sabores han cambiado un poco, con la pimienta manteniéndose en el fondo, pero la desaparición del sabor de mantequilla y una posición media para los sabores de almendras. El aroma que le sentí en frío de tierra es el protagonista en este momento, sumado con un toque de chocolate. También se le siente un toque cítrico, pero más en el retrogusto y más hacia finales del segundo tercio.

Cain - Daytona 05

El último tercio del cigarro llega a los 40 minutos de fumada y los sabores ahora son de tierra, chocolate y las nueces del inicio parecen haber recobrado su fuerza, pero suficiente como para ponerse a la par del chocolate, lo que le da un aspecto incluso bastante agradable al cigarro. Sí aprecié una derivación de ese sabor cítrico en el retrogusto, pero no quise esforzarlo mucho porque de verdad siento que la garganta se me va a salir y no quiero pasarme. En términos generales debo decir que el Cain Daytona estaba mucho más intenso de lo que pensaba, pero más que nada porque me hice la idea que era un casi Connecticut, cuando en realidad se mantuvo en intensidad media a media-fuerte durante la fumada, gracias sin duda a esa tripa de ligeros. Buen cigarro par fumar durante una hora, con una cantidad mínima de sabores pero suficientes para no tenerte mucho tiempo entre caladas tratando de determinarlos, sino que están bastante bien balanceados.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s