Con un poco más de 4 meses en el humidor, el Ohana Pulse llegó como parte del CotM de Cigar Federation y es hecho en la misma fábrica en Nicaragua que el Project 7 de Noel Rojas, con una producción limitada a 2500 unidades de cada vitola (lonsdale, robusto y toro, en capa maduro y habano) en su producción inicial, que puede extenderse dependiendo de las ventas de sus ejemplares, lo cual creo que fue logrado ya que esa primera producción se vendió en muy corto tiempo y desde entonces han producido nuevas ligas.

Ohana - Pulse 02

El Pulse no es realmente un cigarro barato, pero a $9 cada uno tampoco es algo impagable por muchos. El cigarro tiene muy poca oleosidad en la capa aunque eso no evita que tenga aromas muy agradables y que su vitola lonsdale parezca más lancero que otra cosa, lo que lo hace un formato que tengo un buen tiempo sin probar y dada mi experiencia reciente con el cigarro mexicano, ansío probar algo con sabores más variados y densos. El hecho que tenga un rabo de cochino en la perilla y que el pie sea cerrado evita que le sienta muchos aromas en la tripa, pero la capa sí tiene varios interesantes como caramelo, chocolate, café, madera y un toque de pimienta. Al picarlo, la calada en frío presenta chocolate, pimienta, almendras, cítrico, café y madera.

Ohana - Pulse 03

Siendo un producto de Nicaragua y con una buena cantidad de hojas de ese país, no impresiona mucho que comience con una buena descarga de pimienta, que viene perfectamente ‘empacada’ gracias que el cigarro está muy bien torcido y tiene un tiro perfecto. Este tipo de vitolas son muy delicadas, por lo que se aprecia que venga tan bien y tenga un humo denso y rico. Tanto el humo como los sabores son densos, como esperaba que lo fueran, con una intensidad que se coloca entre media y fuerte desde este punto. Quema bastante lento, permitiéndome saborear bien el chocolate y el café, que son los sabores más básicos del tabaco nicaragüense (junto con la madera, el cuero y la pimienta), así que el cigarro no está impresionando mucho desde el principio, pero a veces vale más lo que necesitas probar que lo que te pueden sorprender.

Ohana - Pulse 04

Como mencioné, tengo un Pulse Maduro en el humidor y uno llamado Rahr-Gar, que es una colaboración con Rahr & Sons que es madurado en barricas de bourbon y luego en barricas de cerveza, lo que hace que el Pulse sea bastante básico entre los estándares de la marca, pero aquí lo estoy disfrutando sin mayor problema. En el segundo tercio el cigarro está delicioso, su vitola hace que sea intenso y ya en este punto está bastante fuerte sin nicotina y desarrollando muchos más sabores que los del primer tercio, incluyendo crema, pimienta, chocolate, naranja, almendras y madera.

Ohana - Pulse 05

También esta vitola evita que la ceniza logre mucho tamaño, por lo que ni siquiera trato de extenderla más allá de lo que pueda aparecer en las imágenes, pero la línea de quemado se mantiene bastante uniforme. Investigo un poco por qué si el cigarro es marca Ohana y tiene una relación con Noel Rojas, dice Rodriguez de un lado, pero es porque la fábrica es de una familia Rodriguez, así que no más misterio. A partir de la mitad los sabores se convierten en una ruleta de intensidad, sorprendiendo en cada calada con uno más fuerte que el anterior.

Ohana - Pulse 06

También se siente como varios sabores se funden y se hacen más complejos, incluyendo un aspecto ahumado en las almendras, un toque picante en la naranja y la cremosidad de todo para darle mayor vuelo al cigarro. Con solo 4 meses de humidor el cigarro ya tiene estos sabores, pero el maduro que tengo guardado ya cumplió los 6 meses, así que creo que estará mucho mejor cuando me toque. También me gusta lo lento que quema, pues me ha tomado 45 minutos llegar a la mitad del cigarro, lo cual no espero en una vitola que se asemeja tanto a un lancero. Se siente un toque amargo entrando hacia el último tercio, pero afortunadamente no dura mucho.

Ohana - Pulse 07

El Pulse es un buen cigarro para paladares experimentados y novatos, con una buena cantidad de sabores variados y muchos por descubrir en momentos de mayor concentración, siendo abundantes y consistentes siempre. Hacia el final del último tercio volvió a aparecer ese toque amargo, pero ya quedaba muy poco del cigarro como para ponerme picky con el tema. Vuelvo con el tema de lo mucho que me gusta probar marcas nuevas y este año he probado varias marcas que posiblemente no habría probado por decisión propia. Ohana es una marca que entra en ese renglón y cuyo cigarro disfruté bastante, sobre todo porque lo encendí sin la mayor expectativa más allá del hecho que llegó por Cigar Federation, pero si el resto de sus productos son como este, creo que es una marca que logrará bastante.

Dossier-2.indd

 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s