FQ Cigars – Proper

FQ - Proper 00

Aparte de mi otra reseña del FQ Cigars – Phenom, la marca originalmente cubana de las familias Fernandez y Quevedo, que luego fue revivida por Matt Hunt y distribuida por Cigar Hustler, no ha tenido mucha cobertura ni conocimiento tanto en mi círculo como en términos más generales. En realidad se trata de un proyecto bastante modesto y relativamente pequeño, limitado inicialmente a unos mil cigarros por cada vitola, pero que desde entonces ha crecido, aunque con el mismo conocimiento, aparentemente. El Proper existe en tres vitolas: Corona Gorda, Robusto y Toro Gordo.

FQ - Proper 01

El Proper está envuelto en una capa habano oscuro proveniente de Ecuador, con un capote hondureño y tripa Connecticut Broadleaf y de Honduras, pero lo que más llama la atención en principio es lo oscuro de esa capa, con una textura medio corrugada y cierto brillo que invita bastante a probarlo. Se siente bastante rígido y hasta tieso en su superficie y la capa sobresale un poco en el pie, cubriendo la tripa. Pero también llama la atención los aromas de la capa, que incluyen mantequilla y un aroma a dulce de ron. Una vez picado, el tiro se siente bastante suelto (en el buen sentido) y un aroma a chocolate muy suave.

FQ - Proper 02

Las primeras caladas del Proper tienen un sabor rico y denso, que a diferencia de muchos cigarros nicaragüenses, no te recibe con un golpe de pimienta sino que esta se comienza a sentir luego de las primeras 5 o 6 caladas. El humo se siente untuoso, como si le costara despegarse de la boca cuando sueltas el humo, lo que también hace que se sienta más denso cuando lo paso por la nariz en el retrogusto y quedo soltando humo durante un buen rato después. El aroma del ron que describía en frío también se siente en el retrogusto, pero no es algo que pareciera ser bañado en ron, sino más bien como si tuviese un trago de ron cerca, por lo que es bastante agradable.

FQ - Proper 03

A lo largo del primer tercio también aprecio un sabor a tierra mojada que no llega a ser demasiado intenso, sino más como un trasfondo en los sabores. Pero en general el primer tercio ha sido sutil, con sabores sedosos que se quedan pegados en la lengua pero muy agradables. Hacia el final de este tercio se siente un sabor a madera y una intensidad entre media y fuerte. La línea de quemado es un poco errante, pero nada preocupante, en realidad.

FQ - Proper 04

Muchas veces cuando estoy fumando un cigarro para reseña tiendo a tratar de dar caladas cortas para poder apreciar mejor algunos sabores, sobre todo si se trata de un cigarro con pocos sabores y quiero poder diseccionarlos e identificarlos mejor, y en este caso la pimienta parece ser un poco mas agresiva en el segundo tercio casi dominando los sabores en estas pequeñas caladas.

FQ - Proper 05

Hacia la mitad del cigarro esa agrasividad de la pimienta se vuelve más amistosa y ello permite apreciar otros sabores más dulces que sin duda le dan un aire mucho más sutil al cigarro, volviendo a lo que era en el primer tercio, incluyendo un sabor a caramelo que invade y se hace sabroso. También se mantienen los sabores de tierra y pimienta, y en menor medida los de madera, en general con la misma intensidad pero el cigarro en general ha bajado un poco su fuerza sin llegar a ser uno de intensidad media per se. Mientras se acerca al último tercio, los toques dulces son lo que realmente realza al cigarro y lo hace más agradable de lo que los sabores sencillos hasta el momento denotan.

FQ - Proper 06

Como era de esperarse, en el último tercio el Proper se vuelve completamente más robusto (y no es la vitola), aunque no llega a exagerarlo tampoco, siendo el cambio más grande la intensidad que ha adquirido el sabor a tierra y que le acompaña la pimienta. Pero afortunadamente nunca pierde el equilibrio aunque en momentos pareciera titubear y manda uno que otro golpe amargo en el sabor. Pero en términos generales el Proper sí impresiona, aunque no tanto (o tan agradable) como en el Phenom. El Proper se mantiene interesante durante toda la fumada, combinando buenas transiciones tanto en intensidad como en sabores, aunque hacia el final tiende a engañar un poco y a dejar de tener esos aspectos tan positivos que lo caracterizan hasta el momento, aunque tampoco tiene el golpe de nicotina que hubiese esperado con esos cambios bruscos. Quizá el aspecto más negativo del cigarro sea lo limitado de su producción, pero si lo consigues sin duda te digo que deberías considerar tenerlo en el humidor, pues su imagen y sus sabores realmente merecen una oportunidad.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s