Para hablar de Crowned Heads hay que comenzar hablando de CAO. En el año 2010 CAO estaba en serios problemas, con una buena cantidad de productos mediocres y una fuga de cerebros vertiginosa, era solo cuestión de poco tiempo antes que la empresa se fuese en picada. Ese mismo año, CAO fue adquirida por General Cigar, y como suele suceder en muchas de estas adquisiciones, una buena parte de la gente que dirigía la empresa terminó saliendo por una u otra vía. La mayoría terminó en Toraño, compañía que eventualmente también fue adquirida por General Cigar, pero 4 de estas personas decidieron crear su propia empresa: Crowned Heads. Comenzaron con 4 productos y eventualmente fueron creciendo hasta ser una empresa respetable hoy en día.

Crowned Heads - Four Kicks Maduro 01

 

Uno de esos 4 productos iniciales se llamaba Four Kicks, un cigarro básico con buenos sabores pero al que le costó mucho diferenciarse de las múltiples ofertas del mercado. Pero en 2017 decidieron darle un nuevo giro al Four Kicks con la edición Maduro. Por medio de distintos samplers o Cigar of the Month me han llegado un total de 3 de estos y este es el último que me quedaba, así que decidí hacerle reseña, aunque los otros dos los he fumado en ocasiones de cierta importancia y siempre me han gustado, por lo que esta reseña va más pensada y experimentada de lo normal. La capa del cigarro se trata de un Connecticut Habano madurado por E.P. Carrillo y, aunque en efecto es un cigarro sabroso, es muy difícil apreciar aromas de la capa, al punto que a veces logro apreciar un aroma que me recuerda al jabón y eso me hace dudar un poco. Pero también siento un poco de chocolate y nueces en el pie, mientras que en la calada en frío siento muchos más, incluyendo cotufas (palomitas de maíz), nueces y un aroma de cereal que no puedo identificar.

Crowned Heads - Four Kicks Maduro 02

 

Confieso que nunca he probado el Four Kicks original, quizá porque me ha evadido mucho en compras, no porque no me llame la atención. Pero el Four Kicks Maduro comienza muy bien, con toques tostados, de tierra y un aroma semi perfumado que deja una buena impresión desde el principio. El tiro no es tan suave como en los otros dos cigarros, pero eso solo me hace quererlo fumar más. Alrededor de cuando tomo la foto se aprecian sabores de nueces, cáscara de naranja y tierra con un trasfondo cremoso, mientras que el retrogusto es muy interesante, mostrando algo de café y pimienta.

Crowned Heads - Four Kicks Maduro 03

 

La fusión de los sabores del primer tercio le da un aspecto semidulce al cigarro, pero en el segundo tercio es incluso más dulce, gracias a la adición de un sabor afrutado, e incluso con madera y semillas de girasol (pipas, para nuestros amigos españoles). Este último sabor lo identifico porque hay un sabor salado en el cigarro que no es puramente sal, sino que se siente una nuez que se parece a esa semilla. El Four Kicks Maduro definitivamente es un muy buen cigarro.

Crowned Heads - Four Kicks Maduro 04

 

Afortunadamente la imagen recoge el brillo de la capa, aunque también recoge lo malo de mi pulso, pero los aceites que suelta el cigarro durante la fumada le dan esa ‘melosidad’ a los sabores que se adhieren del paladar y permiten seguir probando después de soltar el humo. La intensidad del cigarro se mantiene en media y hacia la mitad del mismo se siente la madera como sabor predominante.

Crowned Heads - Four Kicks Maduro 05

 

Adentrándome al último tercio, el Four Kicks Maduro, como buen cigarro dominicano, presenta sabores nuevos y cambios significativos, en donde la crema y las nueces se vuelven protagonistas, pero estas nueces me recuerdan a la macadamia más que a otro fruto seco, aunque también ayuda que la intensidad del cigarro baja de media a media-suave y permite apreciar mejor los sabores más sutiles.

Crowned Heads - Four Kicks Maduro 06

 

Como mencioné antes, nunca he probado el Four Kicks tradicional, pero este maduro me gustó bastante, aunque últimamente no soy gran fanático de las capas maduro. Creo que nunca había visto la inclusión de una capa Connecticut Habano en un cigarro, pero yo tampoco soy experto y seguramente la habré probado antes sin saberlo, pero en este cigarro se sintió muy diferente y positivo. El tiro medianamente apretado se mantuvo durante toda la fumada, pero eso no me hizo dejar de disfrutarlo. Tiene algunos temas de quemado que se tienden a corregir solos, por lo que no requirió retoques. En términos de sabores es muy bueno y la velocidad de fumada muy aceptable, con un tiempo total que apenas superó los 85 minutos.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s