Si todavía no la conocen, Southern Draw es una marca americana relativamente joven, creada por veteranos del ejército, por lo que han tenido muy buena cabida en su mercado. Inicialmente comenzó con tres productos: Kudzu, Firethorn y Quickdraw, y luego lanzaron el Rose of Sharon, que hace casi un año reseñé y se ha convertido en mi cigarro preferido de capa Connecticut. Una de las razones por las que más éxito han tenido, además de sus sabores y ligas es que son fabricados por AJ Fernandez, así que la calidad de la construcción no puede ser mejor.

Southern Draw - Kudzu 01

 

En abril de 2018 estuve hablando con un amigo sobre estos cigarros, habiendo recién probado el Rose of Sharon y hablábamos de que siendo un cigarro tan bueno, no habíamos oído mucho de ellos. Un par de semanas después este mismo amigo estaba en Miami y me dijo que consiguió un sampler de la marca, y que había comprado dos. Desde entonces están en mi humidor. En primera instancia el cigarro se ve imponente con su color oscuro de la capa ecuatoriana habano, pero al apreciar los aromas no se sienten tantos, aunque si tiene un aroma rico de tabaco que me recordó a los primeros cigarros que fumaba cuando aún no sabía de esto de las reseñas. Apenas se sienten aromas de madera y un toque suave de chocolate en el pie, aunque este es cubierto. Luego de picarlo aprecio chocolate, canela, nuez moscada y paja.

Southern Draw - Kudzu 02

 

Comienza muy bien al encenderlo, con aromas ricos de tierra, chocolate, café, pasas y madera. Siendo los aromas preencendido tan sutiles, el cigarro sorprende bastante y no necesariamente apoyado en un golpe de pimienta como esperaría por su origen, sino por una amalgama de sabores muy típicos. En el final del sabor, luego de soltar el humo y dejando los sabores en el paladar se llega a apreciar un sabor de madera similar al de un lápiz.

Southern Draw - Kudzu 03

 

Aunque el cigarro parece quemar bien, hay partes de la capa a las que le cuesta mantener la combustión, aunque aún no pienso sacar el encendedor para arreglarlas, a ver si funciona. Los sabores son complejos desde el inicio y eso no es más que bueno, dejándome apreciar un toque más fuerte de pimienta hacia el final del primer tercio y un perfil más cremoso del resto de los sabores, que incluyen caramelo, naranja y regaliz, mientras que la madera comienza a diluirse un poco.

Southern Draw - Kudzu 04

 

En el segundo tercio la madera ya parece haber desaparecido, pasando a un segundo plano bastante lejano pero su intensidad inicial es sustituida por sabores densos de tierra, café y un segundo plano (superior a la madera) de esa típica cáscara de naranja con chocolate. Luego de un tiempo tuve que darle un toque técnico con el encendedor, pues la línea de quemado estaba por todos lados y amenazando con deformarse aún más. Siendo mi segunda exposición a Southern Draw creo que voy por muy buen camino, aunque también me contenta que tengo varios más entre los de próxima fumada, así que podré tener margen de comparación pronto.

Southern Draw - Kudzu 05

 

Por motivos de trabajo tuve que alejarme del cigarro por un tiempo y este se apagó, pues durante toda la fumada le costó un poco mantenerse en la quemada óptima y pareciera que es por la capa, pero le quité la ceniza y le volví a dar fuego, lo que afortunadamente no afectó los sabores. Hacia el último tercio el Kudzu se vuelve más complejo e incluso diferente, siendo menos agresivo en su intensidad, aunque a la mitad del cigarro la pimienta volvió a aparecer, pero ya está desapareciendo de nuevo. Los sabores restantes se vuelven ricos, siendo café y chocolate los centrales con una intensidad general que se ha mantenido en media desde el principio pero que en este punto amenaza con hacerse un poco más fuerte gracias a un golpe de nicotina que voy apreciando ya.

Southern Draw - Kudzu 06

 

Sin duda en Southern Draw están haciendo un par de cigarros bien y espero poder decir lo mismo cuando pruebe otros, y el hecho de ser fabricados por uno de los mejores ciertamente ayuda. El Kudzu terminó con una intensidad superior de media, pero sin llegar a ser demasiado fuerte, sin duda gracias a la nicotina pero con una fumada constante se mantuvo encendido y quemando perfecto. El tiro siempre fue bueno, excepto cuando tocaba darle varias caladas para mantenerlo encendido y eso siempre afecta. El Kudzu viene existe en al menos 4 vitolas, pero como buen producto destinado principalmente al mercado americano, tienden a ser de cepo grande. Sin embargo, felizmente fumaría otro.

Dossier-2.indd

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s