¡Mira! ¡Una marca conocida!

Dado que tengo mis tabacos para fumar más o menos en el orden que van llegando, a menudo llegan cigarros relativamente desconocidos pero siempre se combinan con otros de mayor exposición como este. En cualquier caso, siempre se aprecia cuando las marcas conocidas crean productos nuevos que llegan a ser muy buenos. También sucede y no es sorpresa, que muchas de las marcas desconocidas fabrican sus cigarros con los mejores, así que al final todo calza. AJ Fernandez quizá sea una de las marcas más influyentes de los últimos años, principalmente por la gran calidad de sus productos pero también por la facilidad que tiene Abdel Fernandez para ayudar a las marcas más pequeñas y ofrecerles una fantástica mano de obra para que sus productos tengan mejor aceptación y es así como tantas marcas de diversa inversión y producción tienen una fabricación casi perfecta. Sin embargo, AJF no se limita a hacer productos para otros, sino que su propia marca también es muy buena, con productos como el New World, San Lotano, Bellas Artes, sus recientes tributos a las grandes marcas cubanas como H Upmann, Ramon Allones, Montecristo, y por supuesto con el Enclave, cuya versión original siempre ha sido uno de mis cigarros preferidos.

aj fernandez - enclave broadleaf 01

El Enclave Broadleaf es un cigarro que siempre me llamó la atención y lo adquirí en Cuenca Cigars de Hollywood, FL en mayo del año pasado gracias a la recomendación adicional de dos amigos fumadores. Aunque el Enclave original tiene una capa habano ecuatoriana (quizá una de mis capas preferidas), este está cubierto de una capa Connecticut Broadleaf madura. Pero también la tripa y el capote del cigarro difieren del original. Sin embargo, esta capa tiene aromas a establo, café y chocolate. En el pie se llegan a apreciar galletas, pimienta y frutos secos, y finalmente en la calada en seco se siente chocolate, tierra mojada y un dulzor de tabaco muy llamativo.

aj fernandez - enclave broadleaf 02

Al principio el Enclave Broadleaf se siente bastante suave; como me sucede con otros Broadleaf, llego a pensar que se trata de uno de esos cigarros de apariencia madura pero fumada delicada, y se aprecian toques suaves de café y chocolate. Continúo fumando dentro de este tercio y eventualmente aparece la pimienta y un poco de complejidad. Habiendo fumado un Enclave original hace poco, es sorprendente lo poco que este cigarro me recuerda a él. A lo largo del primer tercio se aprecian también frutos deshidratados, tipo orejones de durazno y un aspecto cremoso generalizado. La ceniza se termina cayendo sola llegando al final del primer tercio, mientras que el tiro es una micra más apretado de lo que me suele gustar, pero la línea de quemado y velocidad de la fumada están muy acorde con lo que esperaría de ellos.

aj fernandez - enclave broadleaf 03

En el segundo tercio el cigarro se sigue comportando muy al estilo de un Broadleaf, pero ahora incluye sabores de cuero y un toque dulce que se asemeja a la miel, pero aparte de eso es muy similar al primero, en donde el chocolate y los frutos deshidratados se mantienen, pero el toque de tierra mojada que originalmente apreciaba en la calada en frío ya es un sabor a la par del chocolate. El cigarro quema muy bien y se mantiene sin dar mayor sorpresa, aunque sigo insistiendo que no es la impresión que presenta el Enclave original.

aj fernandez - enclave broadleaf 04

Sin embargo, aunque comienza como el típico cigarro de capa Broadleaf, no se mantiene como tal y superando la mitad el cigarro carece de la combinación de sabores a madera, tierra, chocolate y cuero esperada, optando en vez por presentar algunos de estos sabores por separado. Incluso, esos sabores afrutados son un poco distintos del típico Broadleaf y se siente un toque muy agradable pero muy diluido de café. También superando la mitad se siente un sabor a pimienta que me recuerda que hasta el momento no la había sentido casi.

aj fernandez - enclave broadleaf 05

La pimienta se mantiene presente hasta el último tercio en donde pierde otros sabores como el chocolate, dejándome solo con cuero y café y ese recuerdo de la pimienta. La tierra mojada se diluyó, como si tuviera mucha más agua y se fuese con ella. Si bien soy un gran fanático de la capa habano, la verdad es que la capa Broadleaf muchas veces me impresiona, por lo que tenía altas expectativas del Enclave Broadleaf. Por mucho que disfrute constantemente los AJ Fernandez y muchos de los cigarros fabricados por ellos, el Enclave Broadleaf simplemente no estuvo a la altura de esas expectativa, especialmente cuando su precio es superior al de un Enclave original. Lo podría volver a fumar, pero habrán otros cigarros que seguro prefiero antes, quizá porque la marca hace cigarros de menor costo con mayor complejidad e intensidad, que al final son dos temas por los que me iría hacia esas otras opciones.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s