Me impresiona un poco que este cigarro lo he visto en muchos sitios, en internet, en ofertas, en Instagram, e incluso en humidores de amigos míos, pero la compañía que lo hace, llamada Miami Cigar, es prácticamente desconocida. Incluso el hecho que la línea Nestor Miranda fue lanzada por la empresa para celebrar sus 25 años es algo que me llama más la atención. Bueno, en verdad la línea Nestor Miranda siempre había existido, pero para marcar el cuarto de siglo hicieron una sub-línea llamada Nestor Miranda Special Selection, en donde hay un Habano (este), un Connecticut y un Maduro, aunque las líneas Rosado y Oscuro de la marca fueron retiradas.

Miami Cigar - Nestor Miranda Habano 01

Pero el Nestor Miranda Habano tiene un diseño bastante atractivo en su anilla y un apariencia de calidad que me hace pensar que se trata de un producto ya conocido. Esto se debe a que hes fabricado por My Father Cigars, así que no estaba tan lejos en mi apreciación. Aunque en la imagen se ven bastantes detalles en la capa, estos son acentuados por la cámara y el filtro, pues a simple vista se ve más regular; en esta capa se sienten aromas de tierra y cuero, mientras que en el pie se siente chocolate y más tierra. Lo pico con la guillotina en V y en la calada en frío aprecio tierra, café, chocolate y cuero. El tiro es un poco más apretado de lo que quisiera, lo que me hace pensar si acaso estoy pasando por una racha de cigarros apretados o si es simple coincidencia.

Miami Cigar - Nestor Miranda Habano 02

Afortunadamente el tema del tiro apretado desaparece en lo que el cigarro entra en calor, aunque no fue en las primeras caladas sino más hacia el comienzo del segundo tercio. Sin embargo, los sabores comienzan a compensar inmediatamente por ese tema del tiro, con un intenso y rico sabor a chocolate desde el inicio, seguido de madera y algo de pimienta, sin llegar a exagerar y completamente alejado de ese estilo tan familia García que he venido a esperar y hasta temer, en ocasiones; aunque al cabo de unas 4 caladas se hace presente con la intensidad que ya temía y continúa durante el primer tercio.

Miami Cigar - Nestor Miranda Habano 03

A lo largo del primer tercio el sabor de pimienta se va disminuyendo, siendo el de madera el que mayor relevancia tiene tanto en riqueza como en intensidad y también muestra algo de frutas en su sabor. Por su parte, el retrogusto mantiene la intensidad de la pimienta del principio, que eso era bastante esperado, pero también incluye la madera. Entre los sabores secundarios el de tierra se siente en ocasiones en este primer segmento.

Miami Cigar - Nestor Miranda Habano 04

El segundo tercio tiene al cigarro en una intensidad media que rara vez salta a media-fuerte y una línea de quemado que no se mantiene recta e, incluso, requiere un par de retoques también. Aparecen sabores de nueces que le dan un nuevo perfil al cigarro pero no lo alejan del todo de lo que uno espera de un cigarro nicaragüense, especialmente uno fabricado por My Father.

Miami Cigar - Nestor Miranda Habano 05

A la mitad del cigarro el sabor de chocolate hace su reaparición, mientras que ese sabor de frutas que describía en el primer tercio sigue presente en este punto, pero sigue sin definirse del todo y apareciendo solo por momentos. Incluso, podría decir que los sabores dominantes del segundo tercio son madera y nueces, este último también presente en el retrogusto, luego de la desaparición de la madera, aunque manteniendo la pimienta en menor escala.

Miami Cigar - Nestor Miranda Habano 06

En el último tercio el sabor dominante es definitivamente el de nueces, pero la pimienta sigue presente, al igual que las frutas y la madera… quizá estos tres están empatados en una sensación de sabores secundarios que no siempre se sienten los tres, pero no dejan nunca de estar ahí. El sabor a tierra también se hace presente durante el último tercio, pero es de una intensidad más variable, a veces siendo tan obvio como las nueces y otras apenas sintiéndose. El chocolate también se mantuvo, pero muy por debajo del resto de los sabores. El Nestor Miranda Habano es un gran cigarro y una excelente adición a una marca de la que muy pocos conocemos, y no dudo que el hecho que sea fabricado por My Father es un gran plus para la liga y el cigarro. Pero en términos de sabor, realmente no tiene un gran elemento diferenciador con respecto a otros cigarros del mercado y mucho menos de MF. Sería interesante mantener al cigarro en observación pues aunque ya tiene un buen precio, si baja más podría ser una ganga por lo que básicamente sabe a un My Father.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s