Sí, sí, ya sé que tengo no una sino dos publicaciones sobre dónde comprar cigarros en República Dominicana. Pero en verdad mis visitas a esta gran isla han sido principalmente a Punta Cana, y también a La Romana y el aeropuerto de Santo Domingo.

Pero el mes pasado tuve la oportunidad de visitar Santo Domingo únicamente y, guiado por mi amigo Gumercindo de Buffalo Cigars, pude visitar varias tiendas y lugares de fumadores que me sirven para crear este nuevo “Comprando Puros” dedicado a Santo Domingo únicamente.

La visita estuvo bastante divertida, pues además de ir a las tiendas pude vivir de primera mano lo sabroso que puede ser estar en un país donde puedes fumar libremente en cualquier esquina, plaza o café al aire libre sin que eso sea penado por la ley ni rechazado por los transeúntes. Era casi un Shangri-la del tabaco.

Pero sí quiero dejar claro que yo no entro en las tiendas diciendo “Hola soy @humoytabaco y vengo a que me regalen unos cigarros”, básicamente porque me parecería una estupidez hacerlo. A todas las tiendas entro como un cliente más y si converso con alguien le cuento sobre el blog, pero nunca pido nada regalado. Si me quieren regalar algo no me opongo, claro, pero siempre dejo claro que soy un cliente y que no porque me regalen un cigarro le voy a dar buena reseña.

Mi visita fue de unos 5 días, por lo que visité varias tiendas y comento en el orden visitado.

La Leyenda del Cigarro

A este local fui el primer día, básicamente porque quedaba al frente de mi hotel y no me había llevado encendedor ni guillotina al viaje para que no me lo quitaran en el aeropuerto. Así que entré buscando una guillotina (que me vendieron en $5) y uno fósforos, pues viendo lo que me cobraron por la guillotina, me dio miedo comprar un encendedor.

El local es atendido por 3 o 4 señoritas que no parecen muy enteradas de lo que están vendiendo ni de la diferencia entre los cigarros pero, estando en una zona turística y siendo una zona tan diversa, no me extraña que les hayan tratado de robar antes, por lo que no pude revisar los cigarros sin una de estas señoritas viendo detenidamente lo que hacía. Los precios eran bastante altos, y la mayoría de los cigarros bastante “normales”.

Recuerdo que quise pagar con tarjeta por la guillotina y me dijeron que solo podían aceptar la tarjeta por montos mayores a 500 pesos (unos $10), así que me dispuse a buscar un cigarro cuyo precio me aproximara a ese mínimo y casi ninguno estaba por debajo de los $10, así que terminé pagando en efectivo.

Luego pregunté si podía fumar en la tienda y me dijeron que sí, pero los sofás están prácticamente atravesados en la tienda y no era cómodo… y bueno, ya que de puede fumar en cualquier lugar y en cafés, pues decidí irme a la calle a fumar.

Cabinet

Aunque esta tienda tiene varias sucursales por todo el país, incluyendo dos tiendas en el aeropuerto de Santo Domingo, que ya he visitado, la tienda de la ciudad está ubicada en Av. Abraham Lincoln 1054 y es un lugar de visita obligatoria para la mayoría de los fumadores locales. Está ubicada en una de las grandes avenidas principales de la ciudad, en lo que podría llamarse un “distrito financiero” o al menos una zona de oficinas principalmente.

IMG_20190422_150430

Cabinet tiene dos locales; el primero es una tienda bastante bien surtida y grande, como con cuatro o cinco pasillos de muchísimas marcas tanto dominicanas como centroamericanas y cubanas. También venden accesorios, humidores y demás. La atención es muy buena, incluso pueden llamar a otras tiendas para ver si tienen un cigarro en específico. En mi caso sucedió que no iba a comprar nada en ese momento porque sabía que tienen la tienda en el aeropuerto, así que quería comprobar que algunos de los cigarros estaban disponibles allá.

Luego visitamos el local de al lado, que es el smoking lounge de la tienda y que también tiene un walk-in humidor pequeño, por lo que no estás obligado a visitar la tienda grande si te quieres comprar un cigarro para fumarlo en el sitio. En este lugar pude probar el ron Dubar Imperial, del que pronto publicaré una reseña. Nos atendieron muy bien y estuvimos aproximadamente una hora y media fumando y conversando. Dado que era lunes al mediodía, no estaba realmente concurrido el local.

Cigar Market

En la tienda de Cigar Market no tomé fotos, solo videos que coloqué en Instagram, así que no nos acompaña una imagen aquí. La tienda es más pequeña y más modesta que Cabinet, ubicada a unos 4 minutos en carro o 15 minutos caminando, en Federico Geraldino, 50. Si Cabinet está en una avenida principal, Cigar Market está en una calle lateral, pero bastante concurrida y con muchos carros estacionados afuera.

Sin embargo, Cigar Market es primero tienda y luego área de fumadores, a diferencia de la mayoría de los locales a los que fui que parecían más un salón de fumadores con una pequeña área de tienda. Esta es una tienda de tamaño respetable con un par de pasillos y un área de fumadores que, si bien es pequeña, no es necesariamente pública sino que ingresan las personas que tienen confianza con la gente de la tienda. Por cierto, la tienda es atendida por el dueño y también había una dependiente. Fue el dueño quien me recomendó varios cigarros basado en lo que estaba fumando en la sala y fue fácilmente la tienda donde más cigarros compré.

También me gustó que yo no estaba fumando el cigarro más conocido del mundo ni con la anilla más vistosa (un Guaimaro), pero el dueño lo reconoció al instante y me recomendó varios cigarros en ese orden de intensidad y no necesariamente dominicanos ni tampoco los más caros. Hablando de ello, creo que Cigar Market tenía los precios más bajos, o quizá es porque soy un tacaño y por mi rango de precios compré bastante.

En Cigar Market realmente no estuvimos tanto tiempo; me dio tiempo de fumar el cigarro que llevé, hice la compra, conversamos un rato y nos fuimos, directo a:

Cigar World

Ubicado en Plaza Asturiana, Av. Lope de Vega, Cigar World posiblemente tenga la “tienda” más pequeña de todas. En realidad es un local para fumadores con una gran terraza en donde vi más gente reunida, aunque también quizá se deba a que ya era de tarde-noche cuando llegamos. Aquí vi gente de todos los ramos de la vida sentados juntos, conversando y divirtiéndose. En su interior tienen áreas privadas con televisores, perfectas para quienes quieran ver un juego deportivo o una película sin que los interrumpan, pero también tiene áreas comunes muy bien ventiladas y, el día que fui, sus dueños me recibieron en la puerta. No porque yo sea muy importante, sino porque se sientan a fumar en una mesa que está en la puerta.

Aquí me conecté a WiFi y estuve un rato revisando correos y fumando un buen cigarro, pero no compré ninguno. Quizá una de las cosas que más me impresionó del local, aunque quizá es porque nunca había visitado uno con esta particularidad es que mi amigo Gumercindo me pregunta en un momento dado que si quiero comer algo. Yo le digo que sí, pues en verdad llevaba 3 cigarros en el día y solo había almorzado ligero, así que comienzo a recoger mis cosas, pero me dice “no te preocupes, ya llamamos al mesonero”. No es el mesonero del local, sino el mesonero de un restaurante que está al lado de Cigar World, donde la gente pide y traen la comida a la mesa del área de fumadores.

Me pareció una iniciativa espectacular, quizá porque nunca la había visto. Pero finalmente, a golpe de 9 de la noche dimos por terminada la salida y me fui al hotel, contento de haber conocido estos locales y saber mejor dónde comprar en Santo Domingo.

Pero el viaje seguía y al día siguiente tuve la oportunidad de visitar un pequeño local en la zona colonial de Santo Domingo, cerca de donde quedaba mi hotel. Este lugar se llama:

Tabaco & Ron

MVIMG_20190424_155918Ubicado en  Calle Mercedes 212, en la zona colonial, Tabaco & Ron es prácticamente un club de fumadores con un mínimo espacio de tienda, pero un gran espacio de sofás y bar. Está ubicado en una casa colonial, por lo que tiene un gran jardín interno y un ambiente que realmente invita a sentarse.

Sin embargo, el día que fui no sé qué pasaba, pero no había nadie más que un señor que, asumo era el dueño o encargado y dos dependientas que no parecían saber mucho de tabaco. Eran las 5 de la tarde de un miércoles, así que tampoco era un momento muerto. También me pasó que fui solo, pero no me provocó comprar nada ni me sentí cómodo como para sentarme a fumar, así que estuve en el local menos de 10 minutos.

Sin embargo he visto fotos del local (en Instagram) y parece ser parte clave de cualquier tour de fumadores. Quizá también pasa que la zona colonial es un poco rara y de repente tienes unas calles muy pintorescas y bonitas y, una cuadra después, te encuentras con  casas que se están cayendo y gente muy rara. Sin duda la zona colonial es muy variada y hay que conocerla antes de aventurarse.

Cameroon Cigar Bar

Ubicado en la Av. Washington #25, también en la zona colonial y como a 10 minutos caminando de mi hotel. El local no es muy grande, consta de unos 5 o 6 sofás, una barra y un humidor pequeño donde habrán unos 30 cigarros distintos en cajas. Sin embargo, me atendieron muy bien, respondieron a mis preguntas e incluso conversamos un rato.

Antes de ello me reuní en el mismo local con Martin Cornelio de Cornelio Cigars, quien me obsequió varios cigarros, entre los que están los Flor de Bayahíbe y Estrella de Punta Cana y reanudamos nuestras eternas conversaciones sobre calidad, variedad y futuro del tabaco.

Luego de la compra me encontré ahí mismo con Cándido Rosario y su socio, Zohar Riezman, con quienes conversé unas horas sobre una nueva marca que están lanzando llamada ZR y me obsequiaron algunos de sus productos a fin de reseñarlos, lo cual pronto tocará.

Entre una cosa y otra, creo que esta fue la tienda donde pasé más tiempo, siendo mi visita de casi 6 horas. En ese tiempo constaté que Cameroon también es un lugar donde suelen reunirse varias personalidades.

Aunque esto puede también definir a la mayoría de los locales que conocí, lo cual también define a mucha de la gente que he conocido en República Dominicana. Es un caso que me impresiona siempre porque puedes estar sentado al lado de personas famosas de la sociedad dominicana e, incluso del mundo del tabaco, pero es como estar con cualquier persona. El grado de humildad y sencillez de muchos dominicanos hace que aproximarse a cualquiera y conversar con ellos sea tan sencillo como hacerlo.

Me faltó visitar un par de locales en Santo Domingo, pero también quedé seguro que pronto los visitaré de nuevo, y así concluye este artículo, del que seguramente habrá una segunda parte y quizá hasta tercera.

 

 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s