En un visita hace un tiempo Puerto Rico, en la tienda Cigar House les pedí muestras de tabaco local. En ella me dieron de su cigarro particular, llamado Cigar House y también me ofrecieron este Hoja Boricua. En ambos casos no son cigarros 100% puertorriqueños, sino más bien cigarros centroamericanos con participación de tabaco de Puerto Rico, lo cual al final funciona mejor sobre todo si el producto local no es tan bueno y se puede complementar con otros tabacos mejores. En este caso, toda la tripa del cigarro es de esta isla, mientras que el capote es dominicano y la capa es de Indonesia.

IMG_20190604_184540

El Hoja Boricua lleva el símbolo taíno del sol, a quien estos indios veneraban pues era quien les ayudaba a cultivar la yuca con la que creaban su casabe, un producto que de una u otra manera es común para casi todos los indios que han habitado el Caribe. Tiene casi un año en mi humidor, aunque compré dos de ellos y el primero lo fumé hace cosa de 8 meses. En verdad me pareció mejor de lo que esperaba, aunque confieso que no esperaba gran cosa de él, por lo que terminé satisfecho. En la capa se sienten aromas de establo y paja, mientras que en la tripa no se aprecia mucho salvo un aroma que me recuerda a sabores dulces. Cuando lo pico el tiro se siente un poco apretado, pero nada preocupante, e incluye aromas herbáceos y de miel.

IMG_20190604_185737

El Hoja Boricua comienza bien, con una buena cantidad de humo denso y un tiro decente. Los sabores no son sorprendentes, pero sí son decentes, combinando paja y tierra con un final bastante cremoso en el paladar y un agradable sabor a miel en el retrogusto. La capa se nota bastante variada en colores y texturas, pero nada que llegue a ser preocupante, y tiene un cierto brillo que no se nota mucho, pero sin duda le da un mejor carácter.

IMG_20190604_190502

Hacia el segundo tercio se aprecia madera al mismo tiempo que el cigarro se siente más suave, como si comenzara con una intensidad media y ahora se coloque en intensidad entre baja y media, aunque también se sienten sabores nuevos que incluyen cuero y un retrogusto con algo de pimienta.

IMG_20190604_190933

A la mitad el Hoja Boricua demuestra que es un cigarro impredecible, pues con esa reducción de su intensidad esperaba algo completamente distinto y más plano, pero pese a ello ha demostrado una variedad interesante de sus sabores. La verdad es que el otro cigarro de Puerto Rico que probé no me cautivó del todo, quizá porque presentó sabores muy predecibles y “normales”, que aunque los sabores de este no han sido algo del otro mundo, su variación sí me ha llamado la atención.

IMG_20190604_193605

Hacia el último tercio la línea de quemado, tiro y ceniza se han comportado de maravilla, aunque quitar la anilla fue un poco fastidioso porque no la quería romper y parecía pegada con una goma ultra fuerte que el calor del cigarro no podía soltar. Al final pude quitarla con ayuda de un cuchillo, pero fue un sufrimiento durante un rato. Al final el Hoja Boricua es un tabaco bastante básico, con sabores de cuero y toques dulces y no mucho más. En términos generales realmente no tuve problema con el cigarro precisamente porque no esperaba mucho de él para empezar; si eres un fumador experimentado que busca sabores, el Hoja Boricua te parecerá aburrido, pero si no tienes tanta experiencia… pues posiblemente también te aburra debido a su gran tamaño y pocas variaciones, así que en robusto (por ejemplo) seguramente funcionaría mejor.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s