Hace poco me tocó probar el tercer Opus X que me he fumado. Nunca me ha dejado de llamar la atención toda la parafernalia que envuelve a este cigarro y la cantidad de mitos que están relacionados con él. Sea malo o sea bueno, la verdad es que el Opus X es un cigarro que ha marcado su ingreso en la industria y siempre ha sido difícil de conseguir, al punto que ha sido de las primeras marcas no cubanas en ser falsificadas. También tengo entendido que es el primer puro dominicano en ser vendido con una capa de semilla cubana, algo que no se creía posible. Hoy en día es relativamente común ver un puro dominicano, pero en 1995 era prácticamente un mito.

Arturo Fuente - Opus X Doble Corona 01

Cuenta la leyenda que en la fábrica del Opus X solamente hacen 75 cigarros al día y que también son cigarros que se deben añejar, al más puro estilo de un habano. El cigarro tiene casi un año en mi humidor (una semana menos de un año) y en apariencia es un poco irregular. Se siente relativamente liviano y esponjoso, al menos en la parte más cercana al pie, pero carece de cualquier oleosidad. La verdad es que suelo ser bastante escéptico con la mayoría de los cigarros caros, y hasta el momento no le he conseguido grandes puntos a su favor, cosa que cambia drásticamente cuando aprecio los aromas de la capa, que incluyen establo, vainilla, nueces y cuero, mientras que la calada en frío y en el pie se aprecian canela, cuero, madera, maní y café.

Arturo Fuente - Opus X Doble Corona 02

El Opus X comienza con un tiro bastante suelto y una línea de quemado muy variable, que afortunadamente se corrige sola, y un primer tercio mucho más suave de lo que esperaría, con sabores a notas florales en el retrogusto. También hay una ausencia notable de pimienta en el primer tercio, y es al cabo de unas 10 o 15 caladas que comienzo a apreciar sabores que incluyen nueces, chocolate oscuro y madera. La calidad del tiro también varía y la cantidad de humo es decente, pero con poca densidad. El cigarro quema muy rápidamente y esa “esponjosidad” que notaba en el cigarro en frío realmente se siente que le afecta.

Arturo Fuente - Opus X Doble Corona 03

En el segundo tercio el Opus X muestra varios cambios, algunos para mejor y otros no tanto. Las mismas notas florales se aprecian en el retrogusto, pero mucho más suaves que en el primer tercio y en el paladar se aprecian sabores de corteza de carne, café, madera y nueces, mientras que el humo finalmente se va haciendo más denso y esto lo tomo como un buen cambio.

Arturo Fuente - Opus X Doble Corona 04

A la mitad del cigarro se llega a apreciar un toque de pimienta en el retrogusto, pero esto no es nada comparado con lo que llamaría un sabor de pimienta y es la parte no tan buena que mencionaba antes con respecto al segundo tercio. La línea de quemado sigue manteniendo sus variaciones extrañas y la intensidad general del cigarro está en la parte inferior de media.

Arturo Fuente - Opus X Doble Corona 05

El último tercio mantiene la tendencia de los primeros dos, con una nota floral dominante en el retrogusto y sabores a madera, establo, cuero y nueces en el paladar. La pimienta del retrogusto ha aumentado un poco, pero todavía está bastante ligera y el cigarro no muestra mayores matices ni toques que lo lleven hacia el dulce, lo cual potenciaría un poco esos sabores. La línea de quemado sí se ha hecho más recta y se siente que el tiro y la densidad del humo han mejorado, pero la intensidad del cigarro no sube de media sino quizá a mitad del último tercio.

Arturo Fuente - Opus X Doble Corona 06

Durante la fumada el cigarro mostró uno que otro matiz, especialmente en el retrogusto, pero nunca duró lo suficiente como para llamarlo parte del abanico de sabores, y el tiempo total de fumada fue mucho menos del esperado, alcanzando apenas los 85 minutos. Como mencioné al principio, esta es mi tercera fumada de un Opus X, siendo la primera un lancero y la segunda un robusto 5×50, y en las dos veces anteriores me pareció un cigarro bueno, pero no excepcional. Y por $20 espero un cigarro excepcional, cosa que este tampoco fue. En términos de sabores, matices, intensidades y novedad, quizá fue un cigarro muy impresionante cuando salió a mediados de los 90, pero desde entonces el mercado y los productos han mejorado muchísimo y han alcanzado la calidad de este cigarro con una mayor disponibilidad y un precio mucho menor, por lo que simplemente no se justifica lo que cuesta.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s