Habiendo ya sobrepasado la risa de un cigarro llamado El Borracho, la gente de Dapper decidió crear una liga con capa madura para que el cigarro tenga un nombre aún más problemático. Pero esta liga también promete ser más intensa, con la inclusión de más tabacos ligeros en la tripa proveniente de Oliva Tobacco Co. (que no son los mismos de la marca Oliva). Igualmente, utiliza un capote habano rosado proveniente de Oliva Tobacco, y existe en tres formatos: robusto, Edmundo y toro.

Dapper - El Borracho Maduro 01

La verdad es que teniendo este cigarro en las manos no hubiese pensado que es un robusto, aunque marque las dimensiones correctas, pero se siente más como un corona dado que el cepo se siente más pequeño, aunque también tiene que ver el hecho que tiene un ligero box press. La capa es bastante áspera e irregular, con una gran variedad de venas pequeñas y un marmoleado singular. Pero no obstante, la capa se ve bien y no pareciera tener problemas más allá de una ligera sensación esponjosa en el cigarro en general. Pero tampoco imparte muchos aromas, aunque en el pie sí se siente más como chocolate con cerezas y algo de café “compuesto”, como el aroma de ciertos cafés en las tiendas tipo Starbucks. La calada en frío no ofrece mayor resistencia, mientras que los aromas se sienten ligeramente dulces pero no muy cargados, incluyendo jarabe de chocolate y nuevamente cerezas.

Dapper - El Borracho Maduro 02

El Borracho Maduro enciende rápidamente gracias a ese tiro relativamente suelto pero completamente diferentes a lo que esperaba luego de la calada en frío, pues en vez de sabores dulces se siente un sabor mineral como de tiza y tierra mojada, pero es un tipo de sabor que te obliga a limpiar el paladar regularmente para poder discernir bien los sabores. Con casi 10 meses de guarda, el cigarro sin duda debe estar en su punto, así que continúo fumando tranquilo.

Dapper - El Borracho Maduro 03

Pero durante el resto del primer tercio afortunadamente desaparece ese sabor de tiza y el cigarro se concentra más en los sabores de tierra, los cuales se sienten bastante prometedores, y que eventualmente incluye también madera y chocolate con galletas, como esa sensación cuando abres una bolsa de galletas de chocolate chip. El tiro se comporta bastante bien, aunque el cigarro se fuma relativamente rápido, habiendo superado el primer tercio en cuestión de 12 minutos.

Dapper - El Borracho Maduro 04

Aunque en frío el cigarro destacaba bastantes sabores dulces, no parece explorarlos mucho encendido, aunque en el segundo tercio muestra un poco de ella de la mano del chocolate, pero nunca se siente como un aspecto del todo dulce. Pero la verdad es que en cuestiones técnicas de tiro, anillo de combustión, quemada y cantidad de humo se comporta casi como un toro, con una abundancia de todos ellos.

Dapper - El Borracho Maduro 05

A un poco más de la mitad el cigarro se siente un poco más seco, lo cual requiere que tome más agua para aplacar esta sensación y esto permite que los sabores dulces se aprecien mejor. También hay un cambio, y es que la pimienta se siente más en esta sección, habiendo sido únicamente presencial en el retrogusto y a muy baja escala, aumenta bastante aquí e incluye notas de café y más tierra mojada. El chocolate, todavía presente, se coloca en segundo plano.

Dapper - El Borracho Maduro 06

En el último tercio El Borracho Maduro es aún más seco, pero incluye sabores secos también como pimienta y madera; esta última es la primera vez que la siento desde que lo encendí. Aunque las capas maduras tienden a tener sabores más dulces en el cigarro, con este cigarro esa expectativa a sido satisfecha solo ligeramente y el chocolate regresa en forma de brownie al final del cigarro. La nicotina también aparece al final y le da un golpe más agresivo al cigarro, algo que era completamente innecesario para uno de estas dimensiones, pero ella junto con la sequedad no ayudan a mejorar el perfil. Sin embargo lo fumé hasta quemarme los dedos gracias a que no se calentó en lo absoluto y el tiro y las ganas de seguir fumando se mantuvieron muy bien hasta los 75 minutos de fumada.

Siempre hay un aspecto emocionante de una liga existente a la que se le añade una nueva capa, pues la curiosidad de descubrir sabores nuevos y ver cuánto aporta la capa están presentes. Aunque no he probado El Borracho en su versión natural, pensaría que se parece en algo, gracias a que no hay tanta dulzura en esta liga. Pero realmente siento curiosidad de probarlo en su versión original, pues he visto buenas reseñas y este, aunque no está mal, tampoco está extraordinario. Pero estoy seguro que esa sequedad lo hace ideal para acompañar con un buen ron.

Dossier-2.indd

 

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s