Posiblemente el whiskey más conocido en el mundo y el producto en que la gente suele pensar de primero cuando le mencionan bourbon o whiskey americano. Pero la realidad es que Jack Daniel’s no es bourbon. Es Tennessee whiskey.

Aunque su nombre real es Jack Daniel’s Old No. 7, es el producto más emblemático de la marca. Es producido en Lynchburg, Tennessee por la destilería Jack Daniel. Un dato interesante es que la destilería está ubicada en un condado llamado Moore, que ha sido un condado seco desde la instauración de la Prohibición de 1920. Aunque la Prohibición finalizó formalmente en 1933, las leyes de Prohibición del estado de Tennessee quedaron en efecto, y por lo tanto todos los condados del estado se mantienen secos, incluso cuando el país acabó con la Prohibición. Algunos condados pueden rechazar individualmente la ley estatal creando un referendo de “opción local”, pero el condado de Moore no lo ha hecho. Esto ha creado una situación atípica en donde el condado que produce el whiskey americano más vendido en el mundo no permite que este whiskey sea vendido o servido dentro de sus fronteras.

Jack Daniel’s Old No. 7 es producido casi igual que el bourbon, a partir de un mosto de mayoría de maíz y añejado en barricas de roble blanco virgen. Sin embargo, la destilería de Jack Daniel’s siempre se ha resistido a ser clasificada como bourbon, y prefiere llamarse Tennessee Whiskey. La diferencia de la que alardean y anuncian cada vez que pueden es que este whiskey pasas por un proceso de filtrado no utilizado típicamente por los productores de bourbon, conocido como el proceso Lincoln County. El proceso consiste en filtrar el whiskey por una columna de carbón (o introducir trozos de carbón en una barrica) para eliminar sabores no deseados y cualquier sustancia contaminante antes del añejado. La destilería produce su propio carbón para este proceso a partir de madera de maple.

La botella rectangular de Jack Daniel’s Old No. 7 tiene las esquinas anguladas para darle a la botella una apariencia más robusta. También las letras blancas sobre fondo negro destacan completamente y le dan un aspecto más básico y crudo a la presentación.

99733_Jack-Daniels-Old-No-7-Tennessee-Whiskey-10L-40-Vol_4

En copa el whiskey tiene un color ámbar profundo muy llamativo. Cuando inclino la copa noto una capa bastante gruesa del líquido sobre ella. Esta se mantiene durante unos cinco segundos antes de soltar una gran multitud de lágrimas delgadas y larga que regresan al whiskey.

En nariz se aprecia principalmente jarabe de maíz, con un fuerte componente de madera, seguido de notas mucho más suaves de vainilla. Al cabo de un rato también se aprecian aromas de minerales como de arcilla y humo de cigarrillo. Sin embargo, después de dejarlo respirar un rato en la copa pruebo de nuevo los aromas y tristemente no siento mucho más. Aunque al principio desprendía notas de whiskey medianamente complejo, no demostró ningún aroma adicional como esperaba.

Cuando tomo el primer trago del whiskey me encuentro con dos impresiones contrastantes. La primera es que el sabor a jarabe de maíz es bastante fuerte, lo que hace que el whiskey sea algo más dulce de lo que esperaba. Pero también hay una sensación ácida en el propio sabor del whiskey que no parece ser afectada por el sabor dulce. Estos dos polos casi opuestos hicieron que tomarlo solo no fuese una experiencia que disfrutara tanto.

A pesar de la falta de fusión entre estos dos sabores, también hay otros para apreciar, como vainilla, madera y un toque de tabaco también. Pero esos sabores ácidos me hicieron justificar el hecho de que la mezcla con refresco de cola sea una de las maneras predilectas de tomar este whiskey en USA. Pero me pareció que la cola hacía que la parte dulce fuese mucho más empalagosa y me resulta difícil acostumbrarme al sabor. No sé si con otro refresco combinaría mejor, pero no quiero seguir probando opciones.

El whiskey perdura poco tiempo en boca y el retrogusto tiene sabores a carbón, ceniza de cigarrillo y más jarabe de maíz. También hay un toque picante que se aprecia luego de pasar el whiskey por la garganta, y afortunadamente la acidez no participa en esta parte, pero es poco lo que se puede disfrutar gracias a esa corta perdurabilidad.

El whiskey Jack Daniel’s es uno que ha sido parte de la tradición americana desde hace muchos años y, por ello, una reseña negativa puede ser vista desde el ángulo que no sé de qué estoy hablando o como que estos sesgado contra un producto tan famoso. Pero es quizá mi impresión que esa combinación entre el dulce jarabe de maíz y el aspecto ácido de la madera no combinan bien y hacen que el whiskey carezca de riqueza o equilibrio.

Sin embargo, como la mayoría de su público tiende a combinarlo con sabores invasivos como el refresco de cola, creo que demuestra que el whiskey solamente es bueno cuando lo combinas. Pero eso no denota un buen whiskey, en mi opinión.

Ficha Técnica:
Fabricante: Jack Daniel Distillery
Nombre del Whiskey: Old No. 7
Marca: Jack Daniel’s
Origen: USA
Edad: 4 años
Precio: $22
Densidad alcohólica: 40%
Puntuación: 75

 

5 Comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s