Aunque suelo tener una lista de cigarros creada en el orden que van llegando, a fin de garantizar una guarda adecuada para cada uno y que ello me garantice que el cigarro siempre está bien “aclimatado” antes de encenderlo, el hecho es que este Probable Cause tenía unos 3 meses menos de los 10 meses que suelo guardar mis cigarros, pero le adelanté la posición porque desde la primera vez que lo tuve en mis manos noté un pequeño problema en la capa, cuyo movimiento regular ha hecho que se despegue cada vez más, así que para evitar problemas a futuro, fuego ahora.

Cubariqueño - Protocol Probable Cause 01

Pero el hecho es que es mi segunda prueba con este Probable Cause, aunque la primera fue en otra vitola y con lo que podría decir que es una liga prácticamente diferente, pues era un lancero. Pero al igual que el otro, este cigarro es fabricado por La Zona, de Erik Espinosa en Nicaragua, utilizando la misma liga de capa San Andrés mexicana sobre tabacos nicaragüenses. La capa tiene algunas partes más brillantes que otras, no necesariamente por el roto que tiene, que es más como un despegado en una punta, pero tiene aromas de chocolate y establo, mientras que en esta vitola se pueden apreciar mejor los aromas del pie, que incluyen más chocolate, madera, café y notas más suaves de establo. La calada en frío presenta chocolate dulce, mantequilla de maní y frutas.

Cubariqueño - Protocol Probable Cause 02

El cigarro enciende fácilmente y sin mayor problemas, dejándome ver bien que ese problema de la capa no se ha derivado en temas con la combustión. Mientras el humo llega a mi paladar aprecio una cantidad de sabores agradables con una intensidad media. Estos incluyen pan, ligero de pimienta, chocolate y un toque de notas florales, principalmente en el retrogusto. Por un momento el cigarro parece que será el propio de capa San Andrés, con sus sabores terrosos y toques más suaves de chocolate, pero trato de prestarle más atención pues, en un cierto modo, es una segunda prueba de esta liga.

Cubariqueño - Protocol Probable Cause 03

En el primer tercio efectivamente se hace presente y casi dominante una buena cantidad de sabores de tierra, pero también se sienten algunos sabores indirectamente relacionados con la tierra, como madera de pino y cacao, no chocolate, sino cacao de semilla. También se sienten sabores ligeramente herbáceos, sobre todo en el retrogusto, pero ligeramente en la lengua también. La construcción se mantiene en buena forma, aunque todavía no he comenzado a quemar la parte problemática y la razón por la que tuve que encenderlo hoy.

Cubariqueño - Protocol Probable Cause 04

El humo es abundante, pero cuando llego a esa parte con problemas, el humo comienza a reducirse un poco y el cigarro se siente más seco, menos rico, pero con otros sabores interesantes. Estos incluyen maní, madera y una mayor intensidad de la tierra. En el retrogusto se mantiene la nota herbácea y ligeramente picante, pero también es acompañada por otros sabores como mango y vainilla. También noto que no era solo donde yo creía que la capa estaba sufriendo, pues hacia la anilla hay pequeñas fracturas.

Cubariqueño - Protocol Probable Cause 05

Para la mitad del cigarro es obvio que hay fracturas en varios lugares de la capa, pero esto no está significando que el humo se disipe, aunque al cigarro sí le cuesta un poco más mantenerse encendido y hay un par de ocasiones a partir de este momento que tengo que encenderlo de nuevo. El anillo de combustión es uno de los elementos que sufre por esto, pero también pareciera haber una aceleración general de la quemada.

Cubariqueño - Protocol Probable Cause 06

Hacia el último tercio el cigarro se siente aún más seco, pero sigo pudiendo apreciar sabores, algunos nuevos, como frutos rojos y algo salado, aunque la mayoría de los sabores que he percibido hasta el momento son retronasales. La pimienta también se ha reducido notablemente, pero no me cabe duda que la quemada y la construcción del tabaco se han visto afectados por los problemas que tuve con la capa, razón por la cual voy a optar por no puntuar este cigarro, pues sería injusto quitarle puntos pro negligencia mía, al igual que no sería objetivo atribuirle propiedades y disculparle posibles errores por omisión de cuidado.

Aunque el Probable Cause se venda como un cigarro de intensidad media, tanto en el lancero como en este corona, sentí que esa intensidad era media-alta, lo cual es algo comprensible y hasta esperado en un lancero, pero en un corona no necesariamente. En mi prueba anterior me pareció una excelente demostración de los niveles y calidad a los que puede llegar la capa San Andrés y en esta ocasión no es diferente. En ocasiones algunos fabricantes optan por poner una buena capa sobre tripa y capote muy regulares, pero con el Probable Cause esto es otra cosa, pues se siente que todas las hojas del cigarro aportan el sabor en la fumada y esta vez no me importa en lo más mínimo fumarlo de nuevo, para poder tomar una decisión sincera.

 

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s