No es común recibir un cigarro especialmente “selecto” en el paquete mensual de Cigar Federation. Vamos, que todos los que recibo siempre tienen un cierto grado de calidad, a veces mucha más de la que aparentan. Pero recibir uno con el nombre Genève en él, como lo llevan los Davidoff es algo muy raro. Precisamente por eso mi sorpresa cuando lo incluyeron en el paquete de agosto de 2019, aunque confieso que lo quería probar desde hacía mucho antes. La marca es de un suizo llamado Sebastien Decoppet, quien se alejó del mundo corporativo para convertirse en creador de una marca de baja producción pero alta calidad. Luego de vender sus propiedades, voló a Honduras y se reunión con la familia Plasencia. Hoy en día la marca lleva el logo que un amigo le creó y llevan el símbolo de un diamante (o un rombo) dorado, hecho con oro de verdad.

Cavalier - White Label 01

El White Series de Cavalier tiene una capa habano sobre un capote Connecticut y tripa de Nicaragua, República Dominicana y Paraguay… sí, Paraguay. Además, el cigarro se siente especialmente pesado, no solo por ser un Salomón, sino que se siente muy bien empacado. Las venas en la capa apenas se notan y tampoco se sienten secciones esponjosas, y se aprecian aromas de establo y madera. En el minúsculo pie se aprecia paja, pimienta y madera. Lo pico con la doble hojilla y siento que el tiro es bastante apretado, así que lo pico de nuevo y el tiro sigue apretado. Esto no es algo raro con los salomones, pues tienden a abrirse más cuando se va ampliando la quemada, pero por un momento me preocupo porque el paso de aire es mínimo. Después de varias caladas en frío logro apreciar cartón y un toque de pimienta.

Cavalier - White Label 02

Efectivamente, en las primeras caladas encendido el tiro es increíblemente apretado, al punto que fumarlo es un reto. Me cuestan unas 3-4 caladas sacarle humo decente y, con él, sabores relevantes. Los sabores iniciales son de pan y turrón, y ese sabor de pan pareciera untado con mantequilla, seguido por una nota de paja. Aunque en verdad casi todos los sabores diría que son “notas”, pues el tiro no mejora cuando la quemada está en su parte más amplia. El cigarro también carece de pimienta, haciendo que sentir la intensidad de la fumada sea un poco más difícil. En el retrogusto hay leña y una sensación cremosa y dulce. La intensidad, contando todo lo antes descrito es media-baja, pero mantengo la fumada esperando que mejore el tiro.

Cavalier - White Label 03

En el segundo tercio se siguen sintiendo sabores de pan con mantequilla, pero esta vez es como si el sabor dulce se combinara con ellos y se convirtiera en un pan dulce con mantequilla… y creo que hasta ahí me atrevo a describir ese sabor. También hay sabores de paja y madera, pero con una quemada bastante lenta gracias a este tiro, pero el anillo de combustión se comporta de maravilla. La verdad es que le doy algunos masajes al cigarro y puedo sentir dónde está la parte más dura, y es muy cercana a la perilla, así que me mantengo fumando, con un cierto recelo de saber que este tiro apretado va a estar durante casi toda la fumada.

Cavalier - White Label 04

A partir de la mitad los sabores dan un giro interesante, incluyendo sabores de frutas como ciruelas, pero también café, crema y menta, mientras que ese sabor de pan dulce se siente más en el retrogusto, con un trasfondo de pimienta. La intensidad del cigarro se mantiene en media-baja y el tiro no ha cambiado en lo absoluto. Por un lado estoy encantado con estos sabores diferentes y muy cremosos, pero la dificultad de fumarlo bien me molesta bastante.

Cavalier - White Label 05

En el último tercio sacio mi curiosidad de ver qué pasaría cuando se comenzara a quemar la parte de oro, y el resultado es mucho menos sorpresivo de lo que esperaba. Simplemente se quema, pero sí se sintió un toque metálico en la fumada, que no sé si era por esto directamente, aunque en este punto el tiro me ha defraudado tanto que cualquier cambio sería positivo. Tristemente, aunque los sabores siguen aportando toques agradables, la fuerza de las caladas no han hecho nada por mejorar el tiro. Los sabores en este tercio siguen siendo de pan dulce, paja y madera, con un retrogusto metálico y de pimienta suave.

Cavalier - White Label 06

Más allá del tiro del cigarro, que fue terrible, los sabores del mismo me hicieron pensar en que este sería un cigarro ideal para compartir con un postre. No es raro que el cigarro haya sido creado originalmente para el mercado europeo, aunque revisando un poco otras reseñas vi que es un cigarro bastante suave. Lo que pude probar de él ciertamente carecía de intensidad pero no podía estar seguro si era por el tiro. Pero en su versión de buen tiro debe ser bastante bueno, especialmente con la ola de cigarros de capa Connecticut que han aparecido últimamente. Tengo un lancero de estos mismos por el que tenía altas expectativas pero después de esta experiencia, no tengo tanto apuro en probarlo.

Dossier-2.indd

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s