Como tantas empresas en USA que hacen bourbon, muchas se atreven también a hacer el rye, o whiskey de centeno. Esta tendencia es seguida normalmente por las marcas más grandes, y en realidad es algo apreciado por gente como yo, pues muchas veces significa que puedes tener un producto bueno a un precio bastante accesible.

Además, como ya el bourbon de Knob Creek me gusta bastante, no faltaría más para probar la versión rye de la marca. La marca es parte del consorcio de Beam Suntory, hecho a partir de un mosto que es 55% centeno, 35% maíz y 10% malta. El blend se hace a partir de un destilado que ha sido madurado en barricas nuevas de roble americano durante 5 a 9 años y embotellado al 50% de alcohol.

La botella es prácticamente igual a la del bourbon, con la excepción de la etiqueta que dice Rye y tiene un lado verde.

brbon_kno4

En copa se trata de un líquido de color cobrizo brillante, que deja lágrimas abundantes de bajada bastante lenta.

Los aromas iniciales son de madera, maple, toffee, frutas variadas sin descripción inicial y le siguen notas de vainilla, canela, clavo, nuez moscada y guayabita (allspice en inglés).

Pero como buen rye whiskey, los aromas no se detienen ahí, pues luego de unos minutos en copa se comienzan a sentir aromas adicionales y más llamativos, que incluyen una sensación a chocolate, ralladura cítrica y herbáceos.

En boca el Knob Creek Rye comienza con una combinación potente de madera y toffee, potenciados por la intensidad alcohólica de 50%. También se siente una nota ácida y suave llena de taninos que hacen que se me seque un poco la boca, pero también me llevan a tomar un segundo trago, en donde destacan los sabores de caramelo y maple, aunque esa dulzura desaparece rápidamente porque nuevamente los taninos me secan la boca. Con cada trago se revela más del sabor y llego a sentir vainilla, roles de canela (tipo cinnamon rolls), toques de ralladura y mermelada de naranja y al final un toque de tabaco mojado y menta.

Incluso con el contenido alcohólico tan alto, pude disfrutar bastante de este whiskey, aunque quizá su sabor esté más dominado por la madera que otros Rye. La permanencia es media, pues esa sensación seca hace que desaparezcan el resto de los sabores con relativa rapidez, pero esas notas de tabaco y menta al final equilibran las diferentes notas.

La experiencia con el Knob Creek Rye ha sido bastante positiva, cosa que me agrada porque se llega a equiparar con el bourbon de la misma marca. Es un whiskey de centeno con una fuerte nota de madera, pero una presencia destacada del caramelo también. Es un whiskey para tomar lentamente, y con un tabaco debe ser perfecto.

Ficha Técnica:
Empresa madre: Beam Suntory
Fabricante: Jim Beam
Nombre del Whisky: Straight Rye Whiskey
Marca: Knob Creek
Origen: USA
Edad: 4 a 9 años
Precio: $40
Densidad alcohólica: 50%
Puntuación: 88

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s